Actualizado: 03/06/2020 20:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

oswaldo paya, represión en cuba

Payá denuncia la situación de los presos políticos y el incremento de la represión contra sus familiares

En un acto celebrado en Madrid, Carlos Alberto Montaner alertó de la relación directa entre el aumento de la represión y la sensación de que el castrismo 'se acaba'.

Enviar Imprimir

Oswaldo Payá Sardinas, coordinador del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), denunció este martes los "graves problemas de salud" a los que se enfrenta la mayoría de los presos políticos en las cárceles cubanas, así como el "notable incremento" de la represión contra sus familiares, sobre todo en las provincias del interior del país.

Payá intervino telefónicamente desde La Habana para presentar un informe sobre la situación de los derechos humanos en la Isla, en un acto organizado en Madrid por la Asociación Española Cuba en Transición y la Asociación Iberoamericana por la Libertad, informó Europa Press.

Tras recordar que los presos políticos son personas que están condenadas por defender los derechos humanos, subrayó que cada día que pasa "es un día de injusticia y sufrimiento injustificado", tanto para los presos como para sus familiares. Además, denunció que miles de personas que firmaron el Proyecto Varela han sido "visitados" por "comisiones del terror", formadas por la Seguridad del Estado y el Partido Comunista, quienes les han amenazado de muerte varias veces.

Además, Payá aseguró que los dirigentes de los grupos de oposición a favor de la democracia y de los necesarios cambios dentro de la Isla se sienten "aislados", por lo que pidió al mundo que dé a conocer lo que está pasando en Cuba. "Somos movimientos pacíficos y reprimidos, pero que estamos despiertos", añadió el líder disidente, quien llamó a la solidaridad internacional.

El coordinador del MCL agregó que el régimen de Fidel Castro, fortalecido por la ayuda económica de Venezuela, propició en el pasado año un "ambiente de regresión al estilo estalinista" en el respeto a los derechos humanos, según un reporte de EFE.

Durante el acto intervino el escritor y periodista Carlos Alberto Montaner, presidente de la Unión Liberal Cubana (ULC), quien denunció el notable incremento de la represión registrado en los últimos meses en Cuba, un fenómeno que atribuyó a la relación directa que existe con el resurgimiento de nuevos grupos de oposición dentro de la Isla y a la sensación de que el régimen de Fidel Castro "se está acabando".

"Hay una relación directa entre el incremento de la represión y la sensación de que el régimen se está acabando. De hecho, en los discursos del propio Castro y del ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque, hay una referencia constante al temor de que a la muerte de Castro se produzca un cambio en el sistema político del país como consecuencia de la inconformidad de la gente", afirmó Montaner.

Asimismo, Montaner dijo que un síntoma que refleja ese "temor" del régimen castrista es que "simultáneamente están exagerando todos los controles policiales para tratar de que el sistema de represión estalinista se mantenga", mientras que las autoridades intentan dejar establecida la futura sucesión. "Y todo parece indicar que será Pérez Roque quien sucederá a Castro", indicó.

En la presentación del informe también intervino el poeta y periodista Raúl Rivero, quien denunció la alarmante situación que se vive en las cárceles de la Isla, donde "el hambre y las torturas tanto físicas como psicológicas son constantes".

"Que nadie me venga a decir que en Cuba no existe la tortura, porque yo lo vi con mis propios ojos mientras estaba en prisión", indicó.

Rivero hizo referencia a la creciente proyección internacional que está teniendo el movimiento de las Damas de Blanco. Para el poeta, se trata de un fenómeno que irrita al gobierno cubano, que ha respondido incrementando la represión contra los familiares de los presos.

El acto organizado por la Asociación Española Cuba en Transición y la Asociación Iberoamericana por la Libertad coincidió con la presentación de un informe de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional que denuncia el incremento de los presos políticos en 2005, cuya número ya llega a 333.