cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Crisis de los Misiles

Periodista estadounidense revela que la URSS estuvo a punto de destruir Guantánamo

Nikita Kruschev advirtió a Washington que la base naval 'desaparecería en el primer día' de una eventual invasión estadounidense a Cuba.

Comentarios Enviar Imprimir

Los misiles nucleares de la ex Unión Soviética estaban listos para destruir la base naval estadounidense en Guantánamo si el presidente John Kennedy ordenaba la invasión de Cuba, según un libro publicado esta semana, reportó EFE.

En su libro One Minute to Midnight, que se apoya en documentos revelados por el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el periodista Michael Dobbs, del diario The Washington Post, afirma que los soviéticos apuntaron los misiles el 27 de octubre de 1962.

Ese mismo día, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses le recomendó al presidente Kennedy la invasión de Cuba para destruir las bases donde la ex Unión Soviética había instalado misiles con ojivas nucleares.

El libro, publicado por Random House, aporta detalles hasta ahora no divulgados sobre las actividades de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) dentro de Cuba, y otros incidentes que por casi dos semanas mantuvieron al mundo al borde de un duelo atómico entre Estados Unidos y la ex Unión Soviética.

El Archivo de Seguridad Nacional es un grupo privado que se dedica a la obtención, estudio y divulgación de documentos secretos del gobierno de Estados Unidos.

Los documentos aportados para el libro de Dobbs muestran que los servicios de espionaje estadounidenses mencionaban los misiles soviéticos como "piezas de artillería no identificadas", cuando en realidad los proyectiles tenían ojivas nucleares con la potencia equivalente a la bomba detonada en 1945 sobre la ciudad japonesa de Hiroshima.

El presidente Kennedy desechó la recomendación de sus asesores militares en favor de una solución diplomática de la crisis, que incluyó una reunión secreta entre su hermano, Robert Kennedy, y el embajador soviético en Washington.

Para su libro, Dobbs también realizó prolongadas entrevistas con ex militares soviéticos y encontró documentos, hasta ahora desconocidos, que ofrecen nuevos detalles sobre la forma en que un presidente de Estados Unidos toma decisiones en momentos de graves crisis internacionales.

El líder soviético Nikita Kruschev aludió a la amenaza nuclear pendiente sobre Guantánamo durante una reunión que mantuvo el 24 de octubre de 1962 con el presidente de la firma estadounidense Westinghouse, William Knox.

Según las notas que tomó Knox de la reunión, Kruschev dijo que no le interesaba "la destrucción del mundo", pero advirtió a su visitante que la base naval en Guantánamo "desaparecería en el primer día" de una eventual invasión estadounidense a Cuba.

A esa altura, según el libro, los soviéticos habían instalado misiles crucero con ojivas nucleares de 14 kilotones cerca del puerto de Mariel, en La Habana, y en Mayarí Arriba, Holguín.

Al tiempo que Kruschev se reunía con Knox, un convoy de misiles crucero se trasladaba de Mayarí Arriba a una posición de lanzamiento en la localidad de Vilorio, y en la noche del 26 al 27 de octubre, en los momentos más críticos de la confrontación, se ordenó el traslado del convoy a la localidad de Filipinas, a 24 kilómetros de Guantánamo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.