Actualizado: 10/12/2019 11:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

sucesión, Raúl Castro

Raúl Castro afirma que el único heredero de su hermano es el Partido Comunista

'Para eso trabajamos y así será (…) Lo demás es pura especulación, por no decir otra palabra', dijo el ministro de las FAR.

Enviar Imprimir

Raúl Castro, quien es visto como el hombre que ocupará el puesto de su hermano Fidel en el poder de Cuba, dijo este miércoles ante el alto mando militar de la Isla que el único "digno heredero" del gobernante será el Partido Comunista (PCC), informó AFP.

La declaración ha sido interpretada en medios diplomáticos y de prensa como una forma de anunciar un futuro gobierno colectivo en Cuba con el PCC como rector.

"El Comandante en Jefe de la Revolución Cubana es uno sólo y únicamente el Partido Comunista, como institución que agrupa la vanguardia revolucionaria y garantía segura de la unidad de los cubanos en todos los tiempos, puede ser el digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en su líder", dijo Raúl Castro.

"Para eso trabajamos y así será (…) Lo demás es pura especulación, por no decir otra palabra", añadió el segundo hombre de la jerarquía cubana, que acaba de cumplir 75 años.

Según las previsiones constitucionales, en caso de muerte de Fidel Castro, la Asamblea Nacional del Poder Popular, debe reunirse y designar un nuevo gobernante.

Nadie duda que la elección recaerá sobre su hermano Raúl, quien es segundo secretario del PCC y vicepresidente primero de los Consejos de Estado y Ministros, además de ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

En el acto por el aniversario 45 del Ejército Occidental, con la presencia de los más altos oficiales de las FAR, Raúl Castro señaló que el "enemigo" (Estados Unidos) sabe muy bien que el liderazgo de Fidel no se hereda.

Washington, cuya "tozudez y prepotencia" lo hace cometer errores, no es "tonto", dijo, y sabe que "la especial confianza que otorga el pueblo al líder fundador de una revolución (Fidel Castro) no se transmite como si se tratara de una herencia a quienes ocupen en el futuro los principales cargos de dirección del país", agregó.

Tras analizar la situación interna y externa de Estados Unidos, Raúl Castro opinó que "ciertamente no parece ser el escenario más apropiado para emprender nuevas aventuras militares", en referencia a una posible invasión a Cuba.

Las autoridades de la Isla repiten con frecuencia la idea de una posible agresión militar de Estados Unidos. La Asamblea Nacional del Poder Popular ha aprobado en los últimos años partidas mayores para la defensa, se ha reparado y restaurado el armamento y los transportes del Ejército, y se han realizado amplias maniobras militares internas.

"Son cada vez más quienes en los propios Estados Unidos plantean un reanálisis de la política hacia Cuba, incluidas algunas importantes voces dentro de los militares norteamericanos", señaló Raúl Castro.

Sin embargo, advirtió que "no sería la primera vez que una potencia imperialista y en particular los Estados Unidos acude a la guerra como vía para intentar la salida de una crisis interna de cualquier tipo".

"No descartamos tampoco que la prepotencia herida o la desesperación pueda llevarlos a la locura de iniciar una agresión militar contra Cuba por descabellado que pueda parecer", añadió.