Actualizado: 21/11/2019 17:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

VI Congreso del PCC

Raúl Castro da por concluido el proceso de excarcelaciones de presos políticos

La Habana ha soportado “pacientemente la implacable campaña de desprestigio en materia de derechos humanos concertada desde Estados Unidos y varios países de la Unión Europea”, dijo el gobernante

Comentarios Enviar Imprimir

El gobernante Raúl Castro dio este sábado por concluido el proceso de excarcelaciones de presos políticos —”contrarrevolucionarios”, según su definición— abierto en la Isla el año pasado y resaltó la contribución de la Iglesia Católica y España en ese proceso.

Raúl Castro mencionó ese asunto en el informe central que presentó este sábado en la apertura del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Concretamente, se refirió al proceso “recientemente concluido de excarcelación de presos contrarrevolucionarios, de aquellos que en tiempos difíciles y angustiosos para la patria han conspirado contra ella al servicio de una potencia extranjera”.

“Por decisión soberana de nuestro Gobierno, (los presos) fueron liberados sin haber cumplido totalmente sus sanciones”, señaló.

Castro apuntó que ese proceso “podíamos hacerlo de manera directa y atribuirnos el mérito cierto de que lo decidíamos considerando la fortaleza de la revolución”.

“Sin embargo, lo efectuamos en el marco de un diálogo de respeto mutuo, lealtad y transparencia de la alta jerarquía de la Iglesia Católica que contribuyó con su labor humanitaria a que esta acción concluyera en armonía y cuyos laureles en todo caso, corresponden a esa institución religiosa”, añadió.

El Gobierno La Habana se comprometió el año pasado a liberar a todos los presos políticos del llamado Grupo de los 75, disidentes condenados en la Primavera Negra de 2003 que permanecían en prisión (52 en aquel momento) en el marco de un inédito diálogo con la Iglesia católica que fue respaldado por el Gobierno español.

Las autoridades cubanas extendieron luego las excarcelaciones a otra categoría de presos condenados por delitos contra la seguridad del Estado.

En total, durante el proceso iniciado en julio de 2010 fueron liberados 115 presos, de los cuales 103 viajaron a España con 647 familiares, y sólo doce del Grupo de los 75 rechazó el exilio y permanecen en la Isla después de haber sido excarcelados.

El general Raúl castro dijo que los representantes de la Iglesia Católica cubana “manifestaron sus puntos de vista, no siempre coincidentes con los nuestros, pero sí constructivos”.

“Esa es al menos nuestra apreciación, luego de largas conversaciones con el cardenal Jaime Ortega y el presidente de la conferencia episcopal, el Presidente de la Conferencia Episcopal Monseñor Dionisio García”, subrayó.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español dio por terminadas la semana pasada las excarcelaciones iniciadas el año pasado, tras la llegada a Madrid de un grupo de 37 presos políticos liberados en compañía de unos 200 familiares.

Castro se manifestó convencido de que “con esta acción hemos favorecido la consolidación del más precioso legado de nuestra historia del proceso revolucionario: la unidad de la nación”.

También resaltó la contribución a ese proceso del anterior ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, con las facilidades que brindó “a la labor humanitaria de la Iglesia, de manera que aquellos que manifestaron ese deseo o aceptaron la idea viajaran al exterior en unión de sus familiares”.

No obstante, recordó que “otros (presos excarcelados) decidieron permanecer en Cuba”.

Además, dijo que Cuba ha soportado “pacientemente la implacable campaña de desprestigio en materia de derechos humanos concertada desde Estados Unidos y varios países de la Unión Europea (UE)”.

“Nos exigen nada menos que la rendición incondicional y el desmontaje inmediato de nuestro régimen socialista y alientan, orientan y ayudan a los mercenarios internos a desacatar la ley”, sostuvo.

En ese sentido, el gobernante cubano recalcó que “es necesario aclarar a todos, que lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución”.

Y advirtió que “la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles seguirán siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos”.

Denunció que el embargo de EEUU se intensifica

Raúl Castro denunció que el embargo de EEUU se ha intensificado bajo la presidencia de Barack Obama, a pesar de algunas medidas que consideró “positivas, pero sumamente limitadas”.

Castro afirmó en la inauguración del VI Congreso del gobernante Partido Comunista que la actual presidencia estadounidense “no ha cambiado su política tradicional dirigida a desacreditar y derrocar a la Revolución (…)”.

“Por el contrario, ha continuado la financiación de proyectos para promover directamente la subversión, provocar la desestabilización e interferir en nuestros asuntos internos”, agregó.

En particular, dijo que esa política que Washington aplica contra La Habana desde 1962, se ha incrementado “en las transacciones bancarias, ignorando la condena casi unánime de la comunidad internacional, que se ha venido pronunciando crecientemente por su eliminación durante 19 años consecutivos”.

No obstante, el gobernante reconoció que la administración presidida por Barack Obama “ha decidido algunas medidas positivas”, pero las calificó de “sumamente limitadas”.

También aprovechó para denunciar que el Gobierno estadounidense “no ha cesado de amparar o proteger a connotados terroristas”, y que “prolonga el sufrimiento y la injusta” prisión de cinco agentes cubanos condenados en EEUU por espionaje, que el régimen considera inocentes y los califica de “luchadores antiterroristas”.

“Su política hacia Cuba no tiene credibilidad ni sustento moral alguno. Para tratar de justificarla, se esgrimen pretextos increíbles que, al volverse obsoletos, van cambiando según la conveniencia de Washington”, añadió.

También advirtió a Estados Unidos de que “si desean seguir aferrados a su política de hostilidad, bloqueo y subversión”, La Habana está preparada “para continuar enfrentándola”.

El general Castro reiteró la disposición de su gobierno “al diálogo” y a asumir “el desafío de sostener una relación normal con Estados Unidos”, siempre que “podamos convivir de manera civilizada con nuestras diferencias, sobre la base del respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.