Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Alan Gross, Relaciones Cuba-EEUU

Revelan detalles sobre intentos fallidos de EEUU para lograr la liberación de Alan Gross

Según la revista Foreign Affairs, el senador John Kerry mantuvo en 2010 un encuentro secreto con el el Canciller de la Isla. “No hubo un intercambio de posiciones, pero la reunión pareció confirmar a los cubanos que los programas pro democracia cambiarían, y los cubanos expresaron confianza” en la liberación de Gross

Comentarios Enviar Imprimir

El senador John Kerry, nominado recientemente para ser el próximo secretario de Estado, sostuvo en el 2010 una reunión secreta con el ministro cubano de Relaciones Exteriores en un fallido intento para obtener la liberación del subcontratista estadounidense encarcelado en Cuba, Alan Gross, informa El Nuevo Herald.

El diario cita un artículo publicado recientemente por la revista Foreign Affairs, según el cual, el caso de Gross también fue discutido durante otro encuentro secreto de un importante funcionario del Departamento de Estado con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

El texto, publicado en Foreign Affairs por R.M. Schneiderman —editor de Newsweek—, incluye detalles desconocidos hasta ahora sobre los esfuerzos de EEUU para obtener la libertad de Gross a cambio de reducir los programas pro democracia.

Según El Nuevo Herald, el artículo asegura que en septiembre del 2010 funcionarios del gobierno español ayudaron a concertar un encuentro secreto entre el entonces subsecretario de Estado, Arturo Valenzuela, y Rodríguez para discutir una posible liberación de Gross.

“Los cubanos fueron mucho menos flexibles de lo que esperaban los estadounidenses. EEUU (…) quería que Cuba liberara a Gross, y solo entonces trataría otros cambios de política”, asegura Schneiderman en su artículo. Supuestamente Rodríguez “sermoneó a Valenzuela por casi una hora sobre la historia de reclamaciones de Cuba”.

Un mes después, a solicitud de diplomáticos cubanos en Washington y con la aprobación del Departamento de Estado, el senador John Kerry se reunió con Rodríguez en la casa en Nueva York del embajador cubano en las Naciones Unidas, añade el reportaje.

“No hubo un intercambio de posiciones, pero la reunión pareció confirmar a los cubanos que los programas pro democracia cambiarían, y los cubanos expresaron confianza” sobre la posibilidad de que Gross fuese liberado después de su juicio, que se celebró en marzo del 2011.

Programas “menos provocadores” para La Habana

Schneiderman escribe que a comienzos del 2010, el Departamento de Estado y la USAID le pidieron a Fulton Armstrong, un crítico de los programas pro democracia, que los ayudara a hacer los programas menos provocadores para La Habana, con la esperanza de que Cuba entonces podría liberar a Gross.

De acuerdo con el reporte, Armstrong los convenció de recortar de inmediato $5 millones de los $20 aprobados para los programas, reducirlos más en el futuro y suavizar algunos de ellos.

Schneiderman asegura que ese verano, “a petición del Departamento de Estado”, Armstrong comenzó a reunirse con funcionarios de la misión diplomática cubana en Washington para hablarles sobre los cambios en los programas.

“Dijimos: ‘Miren, mensaje recibido’”, afirmó Armstrong, según cita Schneiderman. “‘Estos [programas] son estúpidos. Los estamos eliminando. Simplemente dennos tiempo, porque políticamente no podemos eliminarlos’”. Los cubanos parecieron agradecidos. “Les preguntamos: ‘¿Esto los ayudará a liberar a Alan Gross?’” continuó Armstrong. “Y la respuesta fue: ‘sí’”.

Pero entonces, según el reporte, el senador Bob Menéndez, un poderoso demócrata cubanoamericano de Nueva Jersey, salió a defender los programas en la primavera del 2011 y persuadió a la Casa Blanca a dar marcha atrás en la mayoría de los cambios, señala Schneiderman.

Al mismo tiempo La Habana se puso cautelosa, agrega, debido a que el gobernante Raúl Castro enfrentaba una oposición interna a sus reformas económicas y al hecho de que un jurado de EEUU encontró no culpable a Luis Posada Carriles, un cubano exiliado a quien se acusa de colocar varias bombas en La Habana, de mentir a funcionarios de inmigración de EEUU.

“Atrapadas en la desconfianza y los errores de cálculo, cada una de las partes parecía esperar a que la otra parpadeara”, escribió Schneiderman. “Eventualmente, sin embargo, Estados Unidos pareció dar marcha atrás a una oportunidad para liberar a Gross y dar un golpe a la anticuada política de la Guerra Fría (…). Ganó el grupo de presión cubanoamericano”.

El artículo de Schneiderman ha provocado duras críticas de los que favorecen los programas de USAID

Gross fue arrestado en La Habana a finales del 2009 y sentenciado a 15 años de prisión por darle a los judíos cubanos equipo sofisticado de comunicaciones pagado por los “programas pro democracia” de USAID y proscritos por Cuba por considerarlos diseñados para provocar un “cambio de régimen”.

Su detención ha sido un obstáculo clave en los esfuerzos para mejorar las relaciones entre EEUU y Cuba.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.