Actualizado: 21/06/2021 1:07
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Kim Il-sung, Prensa, Corea del Norte

Sin pudor y contrarrevolucionario

De la adulación trasnochada de un periodista oficialista cubano hacia Kim Il-sung

Comentarios Enviar Imprimir

La agencia de noticas del gobierno cubano Prensa Latina reproduce el jueves 14 de junio una entrevista que el periodista Luis Báez realizara en1965 al déspota Kim Il-sung, falleció el 8 de julio de 1994 en Pyongyang a la edad de 82 años. Lo que asombra no es la adulación de entonces del periodista, sino que se reproduzca hoy día sin el menor pudor.

CUBAENCUENTRO presenta a continuación varios párrafos del texto de Báez:

El mariscal Kim Il-sung, de 53 años, corpulento y de trato muy afable, nos recibió un mediodía del mes de julio de 1965. Vestía sencillamente. Pantalón gris con camisa blanca y chaqueta verde claro.

Durante la conversación sonreía constantemente, mirando alternativamente a sus interlocutores y al intérprete. En algunos momentos sus pequeños ojos brillan intencionadamente con toda la experiencia de sus 17 años de jefe de Estado y 33 años de conducción política y militar.

En el transcurso de la conversación [Kim] nos elogió mucho la figura de Fidel Castro y recordó con cariño el encuentro sostenido con Ernesto (Che) Guevara el 3 de diciembre de 1960.

A su regreso a Cuba, Che relató en la televisión cubana sus impresiones de dicha visita a Corea.

“De los países socialistas que visitamos personalmente, Corea es uno de los más extraordinarios. Quizás es el que nos impresionara más de todos ellos”.

Pero lo que más impresiona es el espíritu de ese pueblo. Es un pueblo que salió de todo esto tras una dominación japonesa de 30 años, de una lucha violenta contra la dominación japonesa, sin tener siquiera un alfabeto. Es decir, que era de los pueblos más atrasados del mundo en ese sentido. Hoy tiene una literatura y una cultura nacionales, y un orden nacional y un desarrollo ilimitado, prácticamente, de la cultura. Tienen enseñanza secundaria, que allá es hasta el noveno grado, obligatoria para todo el mundo.

Tiene en toda la industria el problema que ojalá nosotros tuviéramos hoy —que tendremos dentro de dos o tres años—, que es el problema de la falta de mano de obra. Corea está mecanizando aceleradamente toda la agricultura para lograr mano de obra y poder realizar sus planes, y también está preparándose para llevar a los hermanos de Corea del Sur el producto de fábricas de tejidos y otras, para ayudarlos a sobrellevar el peso de la dominación colonial norteamericana.

Es, realmente, el ejemplo de un país que gracias a un sistema y a dirigentes extraordinarios, como es el Mariscal Kim Il-sung, ha podido salir de las desgracias más grandes para ser hoy un país industrializado. Corea del Norte podría ser para cualquiera aquí en Cuba, el símbolo de uno de los tantos países atrasados del Asia. Sin embargo, nosotros le vendemos un azúcar semielaborado como es el azúcar crudo, y otros productos aún sin elaborar, como es el henequén, y ellos nos venden tornos fresadores, toda clase de maquinaria, maquinaria de minas, es decir, productos que necesitan una alta capacidad técnica para producirlos. Por eso es uno de los países que nos entusiasma más”.

Hasta aquí el Che Guevara, ahora continúa Báez [en el caso de Vietnam, entonces dividido, se respeta la ortografía usada por el periodista cubano].

En un recorrido sobre el horizonte de la actualidad mundial, el primer ministro coreano dio opiniones y revelaciones respecto a las perspectivas de unificación de Corea, la intervención de Estados Unidos en República Dominicana, la posición de su gobierno en relación con la agresión norteamericana a Viet Nam del Norte y la lucha que llevaba adelante el pueblo de Viet Nam del Sur y las relaciones entre Corea y Cuba.

- Sobre la reunificación de Corea, el Jefe de Estado coreano planteó:

Nuestro gobierno, de acuerdo con el unánime deseo y la voluntad de todo el pueblo coreano, ha venido haciendo pacientes esfuerzos para lograr la reunificación del país, sin embargo, hasta ahora este no se ha realizado y la división del territorio patrio y la escisión de la nación continua.

La causa de esto radica totalmente en la intervención en los asuntos coreanos y en las maniobras divisionistas de Estados Unidos que ocupan por la fuerza a Corea del Sur secundándose en el nombre de la ONU.

Nuestra posición respecto a la unificación de Corea es muy clara. Nosotros insistimos siempre e invariablemente que esta reunificación debe realizarse en forma soberana y sobre la base de un principio democrático y por vía pacifica, sin ninguna intervención extranjera. Partiendo de estos principios hemos propuesto más de una vez a las autoridades surcoreanas establecer un gobierno de toda Corea, que la integrarían los representantes de todas las clases y capas del pueblo a través de la realización de unas elecciones generales, libres y democráticas en el norte y en el sur de corea, después de haber sido retiradas las tropas norteamericanas.

Las proposiciones de nuestro gobierno tendientes a resolver el problema de la unificación de Corea son las más imparciales, razonables y aceptables para todos y responden plenamente a los intereses del pueblo coreano y a los de la paz en el extremo Oriente y en el mundo.

Para alcanzar gradualmente la unificación total del país, hemos propuesto establecer un sistema federal e iniciar por lo menos el intercambio económico, cultural y postal entre el Norte y el Sur de Corea, para así reducir en lo posible las desgracias y los sufrimientos de la nación, causados por la división del país.

Pero también en este caso las autoridades sudcoreanas rechazaron sin motivo alguno esta proposición nuestra. Como resultado, lejos de realizarse la unificación del país, continúa imperando hasta ahora una situación anormal en que padres e hijos, esposas, parientes y amigos que viven separados en el Norte y el Sur no pueden intercambiarse ni una carta.

Hoy el obstáculo principal en el camino hacia la unificación de nuestro país lo constituyen la ocupación de Corea del Sur por los imperialistas norteamericanos y su política de intervención en los asuntos internos de Corea. No hay ninguna razón que el ejército norteamericano permanezca en Corea del Sur, el que debe retirarse de allí, y el problema coreano debe resolverse por el pueblo coreano mismo.

- Viet Nam fue otro de los temas tocados por el máximo dirigente coreano.

Desde hace mucho tiempo los imperialistas norteamericanos llevan a cabo una cruel agresión en Viet Nam del Sur, haciendo una “guerra especial” no declarada, utilizando inclusive gases tóxicos y otras armas químicas venenosas.

Igualmente, están expandiendo la guerra agresiva, intensificando locamente sus actos agresivos contra la República Democrática de Viet Nam, que es un país socialista.

La guerra que hoy efectúan los imperialistas yanquis contra el pueblo vietnamita es de carácter agresivo y la que el pueblo vietnamita realiza contra estos agresores es una guerra justa y liberadora.

Los actos agresivos contra la República Democrática de Viet Nam constituyen actos provocadores contra los países socialistas, los países nacionales independientes de Asia, África y América Latina y los pueblos progresistas del mundo.

Ahora en nuestro país se desarrolla una campaña nacional para apoyar activamente al pueblo vietnamita y a través de esta campaña muchos jóvenes coreanos solicitaron que se es les enviase como voluntarios al frente de batalla de Viet Nam.

El pueblo coreano, que está dispuesto a compartir la misma suerte con el pueblo vietnamita en la lucha común contra los agresores imperialistas norteamericanos, está firmemente al lado de aquel y apoyará y respaldará más activamente en el futuro la justa lucha de este pueblo.

- Sobre la intervención norteamericana en República Dominicana, manifestó:

En abril de este año, 1965, hubo en Santo Domingo una sublevación armada del pueblo por la liberación y la democracia del país, derribando la dictadura militar existente, siendo aquella una explosión del odio acumulado por el pueblo dominicano contra esa dictadura militar. Esto es una cuestión interna de ese pueblo en que nadie tiene derecho a entrometerse.

Sin embargo, los imperialistas norteamericanos intervienen groseramente en los asuntos internos de Santo Domingo con el desembarco de sus unidades marinas y la introducción de las tropas de los países satélites de la OEA y de esta manera está llevando a cabo una represión sangrienta contra el patriótico pueblo dominicano.

Sin embargo, los imperialistas de Estados Unidos no podrán doblegar con cualquier maniobra al pueblo dominicano y a los demás pueblos latinoamericanos que realizan una lucha de tal justicia. Cuando más fortalezcan los imperialistas yanquis su agresión y su opresión, tanto más grande serán el sentimiento y la indignación antiyanqui del pueblo dominicano y de los demás pueblos de Latinoamérica y tanto más aislados se verán los imperialistas norteamericanos, no pudiendo evitar su vergonzosa derrota.

Nosotros estamos seguros de que el pueblo dominicano, que despliega tan justa lucha, obtendrá sin falta la victoria al combate hasta el fin, tomando valiente y firmemente las armas en mano contra los invasores norteamericanos.

- El último tópico tocado en la entrevista por Kim Il-sung fue el tema de las relaciones entre Corea y Cuba.

Las relaciones entre nuestro país y Cuba son muy buenas y están basadas en la amistad y colaboración entre nuestros dos países. Son de un nuevo tipo, basadas en el principio del marxismo-leninismo y en el internacionalismo proletario.

Los pueblos coreano y cubano son amigos de armas e íntimos hermanos que combaten hombro con hombro en el frente de lucha por la causa revolucionaria de la clase obrera internacional contra el enemigo común, los imperialistas yanquis. Por lo tanto, conocemos muy bien nuestra la situación, nos simpatizamos y apoyamos recíprocamente.

Actualmente las relaciones de amistad y colaboración entre Corea y Cuba van fortaleciéndose y desarrollándose día por día. Nuestro intercambio económico se hará mas activo y las relaciones comerciales se ampliarán a medida que se acelere la construcción socialista en ambos países. Nosotros no escatimaremos esfuerzos para ampliar el comercio con Cuba.

El intercambio cultural entre ambos países también debe ensancharse y desarrollarse aún más. La cultura de cada país tiene sus características personales positivas y en conjunto contribuyen a enriquecer el tesoro cultural del mundo.

El intercambio cultural no solo favorece el entendimiento mutuo de los pueblos, sino que tiene también un significado importante en el desarrollo de la cultura nacional por medio del aprendizaje recíproco. Estoy seguro que en el futuro las relaciones de amistad y colaboración de nuestros dos países se desarrollarán aún más en todas las esferas de la política, la economía y la cultura.

El heroico pueblo cubano nos ha apoyado siempre activamente la lucha de nuestro pueblo por retirar de Corea del Sur las tropas yanquis y lograr la unificación soberana de Corea. Esto para nosotros es muy precioso y constituye un gran estímulo del pueblo coreano en la construcción socialista de nuestra patria. Este apoyo mutuo de internacionalismo proletario corresponde plenamente no solo a los intereses de pueblos de ambos países, sino también a los de la unidad del campo socialista.

Hasta aquí las partes seleccionadas por CUBAENCUENTRO de la entrevista realizada por Báez.

CUBAENCUENTRO desconoce las razones que llevó a Prensa Latina a desempolvar esta entrevista, pero de aparecer publicada en la prensa de la Isla, podría ser considerado no solo un texto contrarrevolucionario sino una letanía de la derrota.

A diferencia del pronóstico de Guevara, Cuba no enfrenta un problema de falta de fuerza de trabajo sino un excedente millonario de ciudadanos a los que el Estado es incapaz de dar empleo.

La reunificación de Corea es una asignatura pendiente, pero a nadie se le ocurre pensar que, de lograrse, será un proceso como plantea la camarilla gobernante norcoreana. Más bien todo lo contrario: algo similar a lo ocurrido en Alemania.

Por supuesto que no existe la Unión Soviética, ni el campo socialista ni los dominicanos se levantaron contra los “invasores norteamericanos” y República Dominicana es una nación independiente, soberana y democrática, con los problemas que enfrenta cualquier país que aun no ha alcanzado un desarrollo económico comparable al existente en Europa y Estados Unidos.

Por otra parte, El Vietnam actual es un país de gobierno comunista cada vez más dominado por una economía de mercado. No han sido los norcoreanos, envueltos en la miseria por décadas, quienes han brindado su ayuda a los vecinos del sur, como vaticinaba erróneamente Guevara, sino todo lo contrario. Y en igual sentido ha actuado el gobierno de Corea del Sur. Algo similar a lo que ocurre en Cuba, donde es el exilio el que brinda sostén económico a las familias que viven en la Isla, a la sociedad en general e indirectamente al propio régimen.

Lo único que permanece del texto de Báez es que tanto Cuba como Corea del Norte continúan siendo gobernados por dos familias enclaustradas en el poder, pero en ambos casos a un precio demasiado elevado: pobreza generalizada, falta de libertades individuales, ausencia de una prensa independiente, unas fuerzas armadas constituidas en la élite gobernante y dueñas del control político y económico. La literatura oficialista norcoreana se limita a las alabanzas al “Supremo Líder”, no hay intercambios culturales significativos entre ambos países y el azúcar cubano que menciona el Che Guevara sirve para ocultar armas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.