Actualizado: 22/06/2018 17:44
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Maestros, Educación, Curso

¿Todo listo para el curso escolar?

La falta de maestros vuelve a golpear el inicio del curso escolar en la Isla

Comentarios Enviar Imprimir

La ministra de Educación de Cuba (Mined) asegura que todo está garantizado para iniciar el nuevo período escolar en la Isla. El objetivo del Gobierno cubano, según publica Granma, es lograr que hoy más de 1.700.000 estudiantes se incorporen a las aulas con las menores dificultades posibles. La prensa estatal ha destacado en estos días los recursos asignados, los planes y las cifras, pero en medio de todo ese panorama alentador las dificultades aparecen aquí y allá, aunque a veces se enmascaran, otras se relegan y muchas simplemente se omiten.

La televisión cubana dedicó tres programas al tema. El primero con la presencia de Ena Elsa Velázquez Cobiella, titular del Mined, e Irene Rivero Ferreiro y Rolando Ruiz Peraza, viceministros del ramo.

Velázquez Cobiella señaló que más de 390 de los centros estudiantiles han sido declarados en condiciones críticas, por lo cual los estudiantes están siendo reubicados, con el fin de emprender la reparación de esos sitios (El Granma no ofrece la cifra elemental del total de centros educaciones).

En cuanto a la cobertura del personal docente, la ministra expresó que se encuentra garantizada en un 94,2 %, y que las provincias con mayor déficit son La Habana, Artemisa, Mayabeque, Matanzas y Ciego de Ávila. Añadió que se está insistiendo en la necesidad de estimular a los docentes, tanto desde el punto de vista material como moral. El periódico tampoco especifica ante quién o cuales instituciones u órganos de Gobierno formula la ministra esa “insistencia” que declara.

El viceministro Ruiz Peraza hizo referencia a los suministros materiales. Manifestó que cuentan con 17,5 millones de CUC asignados para asegurar los principales recursos, entre ellos laboratorios de ciencias, talleres, implementos deportivos, entre otros. También están garantizados los insumos de aseo, colchones, sábanas y otros útiles para los círculos infantiles, escuelas especiales y demás instituciones de ese tipo, destacó.

Los problemas

El déficit de maestros afecta el curso escolar en Cuba. Mientras la prensa oficial trata de atenuar la información al respecto, hay datos evidentes incluso en esa prensa.

Cuba no acaba de resolver el problema de contar con el número suficiente de maestros titulares.

De nuevo este año, en las aulas se verán estudiantes (universitarios algunos de ellos) en función de maestros.

De acuerdo a los datos publicados por Granma sobre la carencia de maestros, Matanzas es una de las provincias con indicadores más desfavorables —además de La Habana, Mayabeque y Artemisa, las cuales reportan un déficit de 585 docentes— y donde los municipios más afectados son Cárdenas, Matanzas y Ciénaga de Zapata. “En este territorio la carencia asciende a 137, y la solución está en manos de alumnos universitarios aún en formación dispuestos a asumir como docentes, explicó Raúl Hernández Galarraga, director provincial de Educación”, de acuerdo a Granma.

La provincia precisa de planes alternativos para cubrir unas 1.000 plazas sobre todo en la enseñanza de Secundaria Básica, que se garantiza con maestros retirados reincorporados, contratados y básicamente con un contingente de docentes de otras provincias que imparten clases en calidad de internados, añade el periódico.

Según la ministra Velázquez Cobiella, son La Habana y Matanzas las de mayor cantidad de profesores de otras provincias que ayudan a paliar esa situación, con más de 2.800 y 200, respectivamente. Luego, le siguen Camagüey, Artemisa y Mayabeque.

“Entre 11 mil y 13 mil maestros prefieren, por diversas razones, mantenerse inactivos y no retornar a dar clases frente a un aula”, escribe Daniel Benítez en Café Fuerte.

La contratación de maestros por horas o el traerlos de otras provincias han sido algunas de las soluciones extremas para solucionar el problema, que tiene sus orígenes en la sobrecarga de trabajo, los bajos salarios, la carencia de recursos y la falta de estímulos, factores que hacen que los maestros busquen otros medios de ganarse la vida y abandonen las aulas. La situación resulta particularmente alarmante en un año en que la matrícula es inferior a la de otras épocas.

“El periodo lectivo 2016-2017 será el de menor matrícula inicial desde 2010. En aquel entonces un total de 2.425.186 alumnos estaban inscritos en sistema escolar; para este 5 de septiembre, la cifra es de un millón 700 mil”, según Café Fuerte.

A los problemas en la enseñanza primaria y secundaria se unen los de la educación superior. En el último curso escolar 2015-2016, solo 165.926 nuevos alumnos fueron aceptados a diferencia de cinco años atrás, cuando 473.309 se unieron a las distintas casas de altos estudios. En 2015 poco más de 16 mil alumnos recibieron sus títulos de graduados, una visible reducción con respecto a 2014 cuando la cifra se elevó a 22.670, según datos oficiales. Este año un total de 87.849 plazas fueron otorgadas en las tres modalidades de estudios universitarios (curso diurno, por encuentro y educación a distancia), para el periodo lectivo que comienza hoy, de acuerdo a funcionarios del Ministerio de Educación Superior (MES), según lo publicado en Granma. También ahora se han reducido a cuatro años el estudio de 29 carreras universitarias.

Los uniformes

Si la falta de maestros afecta más unas regiones del país que otras, las dificultades con los uniformes escolares es un problema generalizado a todo el país. Año tras años se repite lo mismo: tallas en las tiendas que no son las adecuadas a los niños, el tener que pagar por arreglos costosos para adaptar los uniformes o la carencia de estos.

El problema es grave para los padres, porque sin uniforme no se deja entrar a los alumnos en las escuelas.

Una y otra vez, cada curso escolar, se repiten en la prensa cubana las informaciones sobre los problemas con los uniformes, las supuestas causas y las posibles soluciones y los planes —e incluso investigaciones más o menos científicas— acordadas para solucionarlos. Todo ello podría constituir una enciclopedia del ridículo en el futuro.

En abril de este año, el periódico Juventud Rebelde publicó que “el estudio sobre la satisfacción y demanda de las tallas del uniforme escolar en Cuba es una herramienta científica que podía mostrar resultados más contundentes durante el próximo año”. Pero llegó este curso escolar y nada se ha hecho.

Para los más afortunados, la solución pasa por pedirles a los familiares en el exterior que envíen los necesitados uniformes. Desde hace tiempo hay en Miami tiendas que venden los uniformes escolares cubanos, hechos en China, en una demostración palpable del cambio de los tiempos y de la historia.

Sin embargo, las dificultades para los padres no se limitan a los uniformes.

Aunque el Gobierno otorga un bono a los padres, para que compren los uniformes antes del inicio del curso y los adquieran con pesos cubanos, todo lo demás que se necesita para que el niño vaya a la escuela “hay que conseguirlo como se pueda”, según expresó una madre en un reportaje publicado en Martí Noticias. Ello implica adquirir artículos como medias, zapatos y mochilas en tiendas de venta con moneda convertible.

De esta forma, se repite en el inicio hoy del curso escolar en Cuba los problemas que se arrastran sin solución, las “asignaturas pendientes” de un sistema que no acaba de reconocer su “suspenso” en todo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.