cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Internet

TwittHabana, un encuentro “cara a cara” de twitteros oficialistas

“Lo que me encontré en el Pabellón Cuba de TwittHabana tiene poco que ver con el ambiente libre de Twitter y sí con el carcelario”, escribió el pastor Mario Félix Lleonart

Comentarios Enviar Imprimir

Usuarios cubanos de la red de Twitter se reunieron este viernes por primera vez en el Pabellón Cuba, en La Habana, con el propósito de verse “cara a cara” y “salir de la @”, según explicaron algunos de los participantes, reportó EFE.

La cita, inicialmente convocada para celebrarse en la pizzería Cinecittá, en 12 y 23, en el barrio de El Vedado, finalmente se dividió de manera que una docena se reunió allí y otros cincuenta acudieron a un encuentro de corte más oficialista realizado en la instalación estatal Pabellón Cuba, dedicada a actividades culturales.

El twittero Leunam Rodríguez, uno de los impulsores de la convocatoria, la consideró la “génesis” de lo que va a ser “Twitthabana”, como en principio han bautizado el encuentro que, según dijo, planean repetir y continuar con una frecuencia mensual.

Explicó que en total se dieron cita cerca de 200 twitteros, pero admitió que muchos no se sumaron por temor y reticencias.

“El Twitthabana lo que quería es que las personas se decidieran a salir del espacio virtual y vinieran a este espacio real a estar juntos, a compartir y a aprender”, añadió Rodríguez, quien dijo que tiene a 172 seguidores en la red.

Señaló que “la idea es compartir, no es política” y se manifestó confiado en que “la diversidad” de este nuevo espacio “es posible siempre que haya respeto”.

Una participante en el encuentro manifestó que “el camino se trata de socializarnos” y otro se pronunció porque en Cuba “todo el mundo tenga internet en la casa”.

Según la AFP, los twitteros afines al gobierno cubano hicieron votos por la salud del presidente venezolano Hugo Chávez, a quien siguen a través de su cuenta @chavezcandanga.

“Todos escuchamos ayer (jueves) el mensaje de Chávez en la televisión y nos pusimos algo tristes, pero esperamos que se recupere pronto”, declaró Rodríguez.

Rodríguez explicó que convocó al encuentro desde la red, bajo el lema “sal de la @ y quiero conocerte”, y sin intenciones políticas, aunque su idea recibió “toda clase de ataques”, incluso la de algunos que pretendieron convertirlo en “alternativo”.

La AFP reportó que twitteros opositores convocaron a una concentración silenciosa, con los brazos cruzados, frente a la pizzería Cinecittá, en 12 y 23, en La Habana, donde inicialmente se convocó el TwittHabana, pero apenas una quincena de personas llegó al lugar y no se identificaron como disidentes.

Un reporte de Reuters informó de que durante la reunión en el Pabellón Cuba algunos se quejaron de dificultades para acceder a Internet por la baja conectividad de la Isla.

“La expectativa sí se cumplió (…) yo sencillamente soy un cubano que vive en un país en revolución, estoy consciente de eso (…) pero la idea de #TwittHab no es política, la idea de twitthab es compartir”, dijo Rodríguez a periodistas en La Habana.

En los últimos meses se ha intensificado la polémica en la red entre blogueros que defienden las posiciones del Gobierno y los que se le oponen.

El Gobierno cubano llama “ciberdisidentes” a los que desde Twitter, Facebook y otras redes sociales envían mensajes contrarios a la política oficial y los acusa de intentar socavar el sistema socialista.

Blogueros disidentes ven en la red “una nueva arma” de la sociedad civil.

Reuters informó que durante el encuentro, un “twittero” que se identificó como Agustín López fue interrumpido por el resto cuando al identificarse dijo que se “oponía” a la falta de libertad y de derechos en la Isla.

Otros participantes reiteraron que el encuentro no era político y luego pasaron a una sala de navegación desde donde se conectaron a la red.

Rodríguez dijo que recibió ofensas y amenazas de parte de algunos “twitteros” que se oponen al régimen, pero lamentó que no asistieran a la convocatoria.

“A las personas que no vinieron, se lo perdieron porque quisieron”, agregó.

Por su parte, el pastor Mario Félix Lleonart dijo a través de Twitter: “Lo que me encontré en el Pabellón Cuba de Twitthabana tiene poco que ver con el ambiente libre de Twitter y sí con el carcelario”.

“Intelectualmente el #TwittHab oficial fue nulo, faltó la mitad más lúcida y provocadora, que se fue a 12 y 23. Pero al menos no hubo repudio”, expresó el escritor y fotógrafo Orlando Luis Pardo Lazo.

Según la bloguera Yoani Sánchez, que no asistió al encuentro, también fueron al Pabellón Cuba Luis Felipe Rojas, Henry Constantin y Eugenio Leal.

“En 23 y 12, varios twitteros se encuentran en #Twitthab. Lamentablemente la confusión de la locación ha minado la asistencia”, escribió Sánchez desde su cuenta.

La autora del blog Generación Y dijo que se había reunido la pasada semana con unas 30 personas en su casa en un evento que llamó #PreTwitthab.

“Como un papalote que eleva vuelo, así veo a Twitter en Cuba aunque algunas manos intolerantes quieran atraparlo y condenarlo al suelo”, escribió Sánchez la pasada semana en la red.

Usar Twitter es costoso en la Isla, donde un mensaje desde un teléfono celular cuesta un dólar, en un país donde el salario medio mensual equivale a unos 20 dólares.

Según cifras oficiales, Cuba tenía 1,6 millones de usuarios de internet en 2009, 14,2 por cada 100 habitantes. Pero la mayoría de los cubanos no tiene acceso pleno a la red, sino al correo y una intranet de páginas seleccionadas por el Gobierno.

Desde 1996, se accede a internet mediante un enlace por satélite que hace la conexión lenta y cara y las autoridades de la Isla culpan de estas limitaciones al embargo económico de EEUU.

Esas limitaciones han sido la razón esgrimida por el Gobierno para restringir el uso particular de internet y “privilegiar” su “acceso colectivo” en universidades, centros científicos y culturales, entre otros.

Un proyecto conjunto con Venezuela consistente en un cable submarino de fibra óptica ya ha llegado a la Isla y multiplicará notablemente la capacidad de internet, pero el Gobierno no ha concretado si universalizará el servicio.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.