Actualizado: 30/01/2023 18:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

VI Congreso del PCC

Un congreso previsible para unos y decepcionante para otros

La mayoría de los cubanos de a pie acogió los resultados del VI Congreso con reacciones que van desde la esperanza al escepticismo, pasando por la indiferencia

Comentarios Enviar Imprimir

Previsible para unos y decepcionante para otros, el ya clausurado VI Congreso Comunista de Cuba dio paso a un escenario que estará marcado por la implantación de unas reformas económicas tuteladas todavía por buena parte de la “vieja guardia” de la revolución.

La mayoría de los cubanos de a pie, que asume con normalidad, por previsible, la elección de Raúl Castro al frente del PCC en sustitución de su hermano Fidel, acogió los resultados del VI Congreso clausurado este miércoles con reacciones que van desde la esperanza al escepticismo pasando por la indiferencia.

“Antes tuvimos muchos errores y ahora se van a arreglar las cosas. Con Raúl como presidente y al frente del Partido hay más condiciones para que haga su trabajo”, dijo Mayra Estrada, una oficinista de 38 años.

Yuniel, un parqueador de 33 años, señaló que todo lo sucedido en el Congreso “era sabido” y “es lo de siempre”.

“Yo estoy tratando de vivir y luchando el día. Ellos están tratando de darle más libertad a los jóvenes para que tomen los cargos y me parece bien, pero yo no le hago mucho caso a eso”, afirmó.

Uno de los aspectos más comentados del cónclave comunista dentro y fuera de la Isla ha sido la continuidad de muchos de los “históricos” del régimen a pesar del abierto llamamiento que Raúl Castro, de casi 80 años, hizo en la inauguración para renovar y rejuvenecer los cargos políticos.

El propio general Castro, al presentar en la clausura del congreso a los miembros de la nomenclatura, admitió que la cúpula resultante “no es lo perfecto”.

“Es lo que podemos hacer por ahora. En el transcurso de los próximos años, más temprano que tarde, iremos perfeccionando nombramientos”, dijo Raúl Castro días después de haber admitido que no existe una “reserva de sustitutos” para la generación histórica de la revolución.

Analistas locales consultados hoy justifican la continuidad de “históricos” en la cúpula del PCC en que “Raúl Castro ha buscado un consenso interno” y recuerdan que dentro de nueve meses se celebrará una Conferencia Nacional del partido para modificar “métodos de trabajo”, en la que es posible que se produzcan nuevos cambios en los órganos de dirección.

De las escasas novedades en la cúpula del PCC, muchos observadores resaltan la entrada en el buró político de Marino Murillo (50 años), vicepresidente del Consejo de Ministros y a quien Raúl Castro ha encomendado la tarea de coordinar la implementación de sus reformas económicas.

También ha sido comentado el perfil de Miguel Díaz-Canel (55 años), ministro de Educación Superior y que ha sido renovado como miembro del buró político.

La cuestión del relevo generacional provoca distintas reacciones en la calle, donde unos sí creen que hay repuesto para la “generación histórica” pero otros admiten que el problema es complejo.

“Generaciones siguientes a la de ellos sí hay, pero hay un gran hueco entre esas dos orillas”, coincidieron dos jóvenes de 24 años que prefirieron el anonimato.

A su juicio, hay jóvenes que simplemente han decidido “desentenderse” y “no les interesa que las cosas se resuelvan”, todo ello matizado por el fenómeno de la emigración.

Desde la disidencia interna la reacción ante los resultados del Congreso fue hoy de clara decepción, básicamente por el continuismo de viejos dirigentes, por la aprobación de unas reformas económicas que ven muy restringidas y tardías y por la ausencia total de debate sobre derechos y libertades.

“Se plantean cambios al ritmo de un carretón tirado por caballos cuando la crisis va a ritmo de jet”, declaró el economista disidente Oscar Espinosa, quien opina que el Congreso comunista acabó con “mucho menos de lo esperado”.

“Lo que hace falta son reformas reales. Cuba no tiene tiempo”, advirtió Espinosa.

Para el opositor Guillermo Fariñas, lo más trascendente del Congreso fue que “la jerarquía castrista perdió una oportunidad preciosa de lograr la reunificación de la nación cubana evitando un estallido social”.

El premio Sajarov 2010 del Parlamento europeo calificó de “muy cínico” el informe central del congreso presentado por Raúl Castro, y lamentó que no se hayan resuelto los “temas más esperados” por el pueblo en esta reunión, como los permisos para viajar al exterior.

Tras clausurarse el congreso, se espera ahora la divulgación del plan definitivo de las reformas económicas para conocer qué novedades se han introducido respecto al documento original.

Se espera que algunos de esos cambios concreten la autorización de compra-venta de coches y casas por parte de particulares y la creación de un mercado de abastecimiento mayorista para el sector estatal y no estatal.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.