Actualizado: 24/06/2022 11:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

violencia

Un grupo de 135 cubanos emprende una acción cívica 'urgente contra la violencia'

Los promotores aclaran que la iniciativa 'no responde a criterios de organización civil, política o de derechos humanos' alguna.

Enviar Imprimir

Un grupo de 135 cubanos emprendió este lunes una "acción urgente contra la violencia" en la Isla, aclaró que la iniciativa no está vinculada a ningún grupo político u organización y llamó a sumarse a ella mediante firmas.

"Muchos ciudadanos cubanos vemos con preocupación —en un país donde no existe debate público sobre el tema— cómo la amenaza, la grosería y el insulto sustituyen la comunicación entre semejantes y al necesario respeto en nuestras relaciones", dice el llamamiento.

"La violencia verbal y la violencia física han ganado espacio en nuestra convivencia a todos los niveles de la existencia cotidiana, y deben ser erradicadas mediante acciones concretas y preventivas", añade.

"La violencia porta en sí una espiral devastadora que produce daños irreparables y conduce al peligro de alcanzar un punto de no retorno", declaran los 135 promotores de la iniciativa.

"Tiene la propiedad de solaparse, apelando a recursos engañosos que pretenden legitimar su permanencia: la violencia doméstica; la violencia desde los medios de difusión masiva y desde el lenguaje que se inculca a las nuevas generaciones; la violencia en la comunidad, en los espacios de convivencia; la violencia contra los diferentes y contra los que defienden una opinión distinta; la violencia instigada contra otros, desde las disputas en eventos sociales, deportivos y culturales hasta los espectáculos que ofrecen los mítines de repudio, lamentablemente resucitados de ciertas páginas vergonzosas de nuestro pasado reciente y que ya creíamos superadas", agregan.

"Es preciso que los cubanos tomemos conciencia de la gravedad de este mal y actuemos en consecuencia", advierten los firmanes. "En una nación de todos, a todos corresponde asumir su cuota de responsabilidad para imprimir un giro radical en esta dirección, negándonos a toda actitud de violencia en cualquiera de sus manifestaciones", afirman.

Un comunicado de prensa, adjunto al llamamiento y firmado por el líder disidente Manuel Cuesta Morúa, aclaró que "esta es una iniciativa estrictamente cívica que está llamando a la decencia que habita en todos los cubanos, y que por consiguiente no responde a criterios de organización civil, política o de derechos humanos de las muchos que existen en Cuba".

"Actuamos únicamente en calidad de ciudadanos preocupados por proteger a nuestros hijos, familias, ideas y entornos de la violencia circundante que vive con nosotros, a veces inadvertidamente, y que, lamentablemente, se alimenta también de las acciones, proyecciones y políticas del Estado y sus instituciones", afirma el grupo en la nota.

"Estamos por tanto convocando a todos los cubanos a que apoyen con sus firmas y promuevan esta acción urgente para constituirnos en una vigorosa corriente de ecología social y cultural por la paz, y a que hagamos nuestro el llamado de: 'no a la violencia'", añade.

"Este sería un primer paso de convergencia ciudadana desde el que imaginar acciones concretas y sistemáticas que desmoralicen y arrinconen a este flagelo que nos está afectando a todos", concluye la nota de prensa.