Actualizado: 03/06/2020 20:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Balseros, Ley de Ajuste Cubano, pies secos pies mojados

Un juez de Miami revisará la demanda por la repatriación de 15 balseros

Es 'tan estadounidense como el pastel de manzana' el puente abandonado, dijo el juez federal.

Enviar Imprimir

El juez de Miami Federico Moreno fijó para el próximo 15 de febrero la vista de la demanda judicial presentada este jueves por un grupo de exiliados, con el fin de revocar la repatriación de los 15 cubanos que llegaron la semana pasada a un puente de un cayo de Florida, informó EFE.

Las autoridades estadounidenses repatriaron a los quince cubanos tras decidir que al ser interceptados en un puente cortado, y no en tierra firme, la normativa migratoria vigente de "pies secos, pies mojados" no les permite quedarse en el país.

"El asunto es determinar si este puente está en territorio estadounidense", dijo Moreno al fiscal adjunto Dexter Lee.

Según el juez federal, es "tan estadounidense como el pastel de manzana" el puente abandonado, que fue construido por el magnate ferroviario Henry Flagler y quedó destruido por un huracán en 1935.

Lee comentó que el gobierno de Estados Unidos responderá a la demanda judicial el 26 de enero y que pedirá al juez que deseche el caso.

En opinión del director de la Fundación Nacional Cubano-Americana (FNCA), Francisco José Hernández, no se trata sólo de una normativa polémica, sino de una política básicamente inhumana.

"Los cubanos interceptados en el mar tienen derecho a un proceso legal en EE UU y a un abogado que pueda defender su caso", agregó Hernández, quien rechazó el "decreto presidencial" sobre la distinción entre "pies secos" y "pies mojados".

"Nunca debió (el gobierno de EE UU) comprometerse con el régimen castrista para devolver a los cubanos interceptados en el mar", para quien "los límites" de la ley "respecto de la territorialidad están muy poco claros", señaló Hernández con respecto a los acuerdos migratorios alcanzados por el ex presidente Bill Clinton y Fidel Castro tras la crisis de los balseros, en 1994.

El representante demócrata Robert Menendez también se manifestó en contra de la repatriación de los 15 cubanos.

"La decisión de la administración de Bush de devolver a 15 refugiados a Cuba demuestra una indiferencia impactante de la administración en cuanto a la seguridad y bienestar de los cubanos, y también nos indica una voluntad de comprometer vidas cubanas por medio de incorrectamente interpretar una tecnicidad de la ley".

Asimismo, el senador Mel Martínez, un republicano de Florida, dijo que "la semántica usada para enviar de regreso a estos hombres y mujeres que han arriesgado tanto por alcanzar la libertad y son ahora devueltos a un futuro incierto es una vergüenza".

En señal de protesta por la repatriación de los 15 cubanos, Ramón Saúl Sánchez, líder de la organización del exilio Movimiento Democracia, se declaró en huelga de hambre "hasta las últimas consecuencias o hasta que se me escuche", dijo.