cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

acuerdos migratorios, pantalla luminosa, Declaración Universal de los Derechos Humanos

Washington niega tener planes de romper los acuerdos migratorios

Castro convocó a una marcha el martes, frente a la Sección de Intereses de Estados Unidos.

Enviar Imprimir

El jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, Michael Parmly, rechazó el sábado las acusaciones de Fidel Castro sobre supuestos planes de Washington para romper los acuerdos migratorios bilaterales, informó EFE.

"No es algo que hayamos pensado", dijo Parmly a periodistas de la prensa extranjera.

El diplomático explicó que funcionarios cubanos y estadounidenses mantienen conversaciones periódicas sobre el tema migratorio porque es un "hecho complejo", aunque matizó que "eso no quiere decir que sean conversaciones formales".

Castro acusó el viernes a Washington de planear romper el acuerdo migratorio vigente entre ambos países desde 1994, tras la llamada "Crisis de los Balseros".

El acuerdo, ampliado en 1995, establece la entrega de un mínimo de 20.000 visados anuales por parte de Estados Unidos a ciudadanos cubanos y la repatriación de los inmigrantes interceptados en el mar.

Según Parmly, Estados Unidos hace un seguimiento del acuerdo migratorio con La Habana porque para Washington "es muy importante una migración ordenada y segura, que la gente no se lance a la fortuna en el Estrecho" de la Florida.

El diplomático estadounidense rechazó también que la instalación en la sede de la Sección de Intereses en La Habana de un panel informativo con mensajes sobre artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos constituya una "provocación".

"Consideramos que es un esfuerzo de diálogo con el pueblo cubano, de comprender lo que quiere el pueblo cubano", apuntó Parmly.

La pantalla fue instalada el lunes de la semana pasada en el quinto piso de la representación diplomática estadounidense, e incluye también citas del líder de los derechos civiles Martin Luther King y noticias.

Este domingo, Castro convocó a los cubanos a una marcha multitudinaria el martes frente a la legación de Estados Unidos, informó AFP.

Durante una comparecencia televisiva de tres horas, la tercera en igual número de días, el gobernante reiteró que Washington tiene intenciones de romper los acuerdos migratorios y liberar al anticastrista Luis Posada Carriles.

"La conducta y las acciones de Cuba frente a las provocaciones del imperio serán absolutamente pacíficas, pero golpearemos con todas las fuerzas de nuestra moral", dijo Castro al convocar a la marcha.

La marcha en La Habana coincidirá con el plazo legal dado al caso del anticastrista Posada Carrilles, quien se encuentra detenido en Texas por entrada ilegal a Estados Unidos y podría quedar en libertad condicional.

Posada Carriles, acusado por La Habana de graves actos terroristas, es solicitado en extradición por Venezuela por la supuesta autoría de la voladura de un avión comercial cubano en 1976, hecho en el que murieron 73 personas.

Castro acusó además al gobierno de Estados Unidos de buscar "pretextos para impedir a toda costa la venta de productos agrícolas a Cuba, que se viene realizando en volúmenes crecientes".

Según el gobernante, La Habana no ha dejado "de pagar un solo centavo durante cinco años.

En la misma comparecencia, Castro calificó de "chapucería inútil" la pantalla luminosa instalada en la Sección de Intereses de Estados Unidos.

"Deberían sentir vergüenza por esta chapucería, inútil", que "viola las normas, las leyes, lo viola todo", dijo Castro.

Esos pensamientos y artículos "son groseramente ultrajados todos los días por el gobierno torturador, asesino y genocida de Estados Unidos", dijo Castro, e informó que el martes pasado su gobierno entregó una nota diplomática de protesta a Washington donde se exige la retirada inmediata de la pantalla.

Por otra parte, el gobernante ofreció la posibilidad de operar gratis de la vista a 150.000 norteamericanos pobres.

Precisó que su régimen está dispuesto "a enviar un avión a recogerlos a la Florida", "gratuitamente".

"Me pregunto si (Washington) lo va a autorizar o no, que nuestro avión los recoja en la Florida, o prefieren que se queden ciegos", dijo.