Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Política

«El Congreso ha sido un fuerte aldabonazo en la conciencia del pueblo»

René Gómez Manzano, ratificado como miembro del secretariado ejecutivo de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, responde a 'Encuentro en la Red'.

Enviar Imprimir

El clima de aparente normalidad contrasta con la actitud del gobierno contra las personalidades y periodistas extranjeros. ¿Por qué esa contradicción?

A veces sucede eso: el régimen totalitario de La Habana deshace con los pies lo que hizo con las manos y la cabeza. A la gran mayoría no les dieron visa, a otros los rechazaron en el mismo aeropuerto.

Algunos han tratado de restarle mérito al encuentro aludiendo una supuesta 'falta de representatividad de toda la disidencia cubana'. ¿Eran sus objetivos reunir a todas las tendencias?

En ningún momento se ha intentado representar a toda la disidencia, ni mucho menos. Es como si en España, por ejemplo, se reuniera el partido de gobierno y se dijera que "el PSOE fracasa en su intento de representar a todas las fuerzas políticas del país". El mero enunciado es erróneo en su base.

Es cierto que se invitaron a las principales fuerzas, y la generalidad de ellas aceptó. El Movimiento Todos Unidos estuvo allí representado por Vladimiro Roca. El señor Elizardo Sánchez, aunque no estuvo, es miembro de Todos Unidos. Elizardo no se esconde para decir que él apoya la Asamblea. Sólo que por la agenda de su organización, estimó que no era procedente estar presente en este tipo de acto. Los que citan a Elizardo Sánchez cometen un error o están tergiversando la realidad. Teníamos también el apoyo del Dr. Oscar Elías Biscet y de Gustavo Arcos Bernes, decano de la lucha pro democracia en Cuba y cabeza de la organización primada de la disidencia interna, el Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Ahora, hay un señor al que se le invitó en términos cordiales y estimó pertinente mandar una carta y publicarla. En esa carta no se limita a decir que no va a asistir —lo cual es su perfecto derecho—, sino que además hace una serie de manifestaciones sin el menor intento de presentar pruebas. Las pruebas brillan por su ausencia. Simplemente se hacen afirmaciones. Pero ése es un problema de ese señor.

Parece que alguien lo considera como un gran elector de la disidencia cubana y entonces, si él no está, ya no hay unidad. Esto es muy desacertado. Creemos que hay unidad en la oposición cubana, entre otras cosas, porque, por lo menos verbalmente, se coincide en los puntos fundamentales. Yo no conozco ninguna organización disidente que no esté de acuerdo en la democratización de Cuba, la libertad de los presos políticos, el respeto a los derechos humanos y la apertura económica.

Ahora, desde el punto de vista organizativo se ha avanzado muchísimo. El que no quiso participar, es su problema.

El documento final recoge un amplio segmento sobre el terrorismo, la responsabilidad de La Habana y el método al respecto de la Asamblea. ¿Cómo se relacionan estos presupuestos con la actual retórica de Castro en cuanto a este tema?

Ciertamente, este régimen enarbola la supuesta lucha contra el terrorismo y saca el tema de Posada Carriles. Eso refleja la orfandad de discurso ideológico en que ha caído. Desde la desaparición del campo socialista, cuando se demostró de manera irrefutable que ese sistema es absolutamente inviable, Castro ha estado algunos años intentando mantener el discurso, hablando de resistencia y cosas por el estilo.

Después del caso de Elián, echaron mano al de los cinco espías, pero eso no ha tenido el menor Žxito. Porque, al pueblo en general, sencillamente no le interesa el tema de esos señores. Ahora, ha echado mano a Luis Posada Carriles, pero hasta el momento esto tampoco le interesa a la población. Las personas en Cuba tienen demasiados problemas personales como para preocuparse por Posada Carriles, que si es culpable o inocente. Como el gobierno no tiene ideología, ahora quiere presentar una supuesta lucha contra el terrorismo.

Por lo demás, la concentración del viernes último, frente a la Oficina de Intereses de EE UU, fue por la Asamblea, y no por otra causa.

Dicho documento es contundente contra el terror…

A diferencia de lo que hicieron ellos con el Movimiento 26 de Julio, porque todo está ahí con nombres y todo el mundo sabe lo que hacían con las bombas en la insurrección, la disidencia interna repudia los métodos terroristas.

Por otra parte, el gobierno coge el caso de Posada Carriles porque estuvo acusado de la voladura de un avión —con pasajeros ajenos a la política, y aunque no fuera así porque obviamente son cosas que bajo ningún concepto una persona puede apoyar—, para ganar por esa vía la simpatía del pueblo.