Actualizado: 14/12/2018 10:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Cine, Cine cubano, Literatura

Ernesto Fundora y «Lezama Lima: Soltar la lengua»

Un documental sobre la vida y obra del escritor cubano

Comentarios Enviar Imprimir

José María Andrés Fernando Lezama Lima (La Habana, 19 de diciembre de 1910-Íbid, 9 de agosto de 1976): sencillamente, José Lezama Lima, el poeta de Trocadero 162, La Habana. Cuba. Ensayista y narrador, autor de ese prodigio que es Paradiso (1966), una de las cien mejores novelas en castellano del siglo XX.

Obra que es una summa literaria marcada por metáforas, alusiones y alegorías que caracterizan un ‘sistema poético’ de incitantes propuestas: mitos, símbolos, enigmas, ecos gongorinos y laberintos verbales presentes, sobre todo, en los ensayos La expresión americana (1957), Tratados en La Habana (1958), La cantidad hechizada (1970).

El cineasta Ernesto Fundora acaba de concluir el documental Lezama Lima: Soltar la lengua (2009-2018), testimonio de 28 escritores cercanos al autor de Enemigo Rumor: expedición por los gestos de la figura más trascendente de la literatura cubana del siglo XX. Líder del Grupo Orígenes (Gastón Baquero, Fina García Marruz, Eliseo Diego, Cintio Vitier…), en Lezama Lima se conjunta un ánimo republicano y una curiosidad insaciable volcada en una imaginería de exuberante promiscuidad expresiva.

CUBAENCUENTRO conversó con el cineasta y escritor habanero, Ernesto Fundora, director de la serie televisiva Cuba Transition (2016), quien el martes 25 de septiembre presentó —organizado por Cuban-American Studies Association— en Green Library de la FIU (Miami) Soltar la lengua: entrañable documento fílmico dedicado al autor de Dador.

¿Por qué un documental sobre Lezama Lima?

Pienso en una posibilidad extrema: si mañana llegara a desaparecer un porcentaje de la cultura cubana, Lezama Lima sería la columna vertebral para reconstruir la esencia de lo cubano, de los elementos fundacionales de la nación cubana esenciales para las próximas generaciones. Pretendo que Lezama no se convierta en fósil. Regreso a él desde el pasado y lo proyecto hacia el futuro. Los años trascurridos desde su muerte le han erosionado algunas aristas; pero, también le han redimensionado otras. Quiere este documental, Lezama Lima: soltar la lengua, mostrar a ese otro José. Como realizador, intento, durante dos horas de duración, abarcar casi todas las posibles perspectivas e interpretaciones acerca de este hombre piramidal, de este poeta que tuvo el don de encantar finamente, a todo el que lo rondó; incluso, a aquellos que se acercan hoy, de manera póstuma, a su ‘intimidante’ obra.

Se aprecia una voluntad de intenciones didácticas…

Claro, Lezama es un maestro en el sentido griego. Entrar a su obra es un desafío: la audacia imaginativa de su discurso convoca a lectores que se hagan preguntas, que dialoguen con toda esa profusión verbal. El documental es una introducción para entrar a los laberintos lezamianos. Puede ser de mucha utilidad para profesores de literatura. Se trata de un trabajo que, a nivel filológico y literario, propone caminos de utilidad no sólo para potenciar una hermenéutica en favor del lector sino también para futuros estudios académicos. Mi generación le debe mucho a este genio de las letras, del sentir y del saber universal. Lezama significa un tótem fundacional de lo mejor y lo más trascendente que ha engendrado la nación cubana. Heredero de la sustancia esencial de la historia de su país, sigue fecundando un modo de vivir y actuar, legando para beneficio de las presentes y futuras generaciones un patrón o paradigma de sujeto creador casi ‘martirológico’. Su obra trasluce el sacrificio ejercido con ‘santidad herética’ por un místico o, cuando menos, el desvelo cuestionador de un devoto irreverente. Y —por qué no ‘mundanizarlo’— trasluce su obra la dulzura y el placer sensual de nuestra isla y de su joven historia como nación, a la cual le profetizó una parábola ascensional en sus visiones teleológicas.

¿Sumario de la vida y la obra de una figura concluyente en la cultura de Cuba?

Lezama ha devenido en un escritor polémico: mitificado por unos, desacreditado por otros; pero, admirado por cuatro generaciones que se han conmovido ante su hechizo. Fundador de Revista Orígenes, que reunió el pensamiento más sobresaliente de la isla en los años 50. Legó una de las obras literarias más singulares de la hispanidad en la concepción de un ‘Sistema poético’ que es una axiomática cosmología en torno a la imagen, la escritura, el enigma y el conocimiento.

Vemos a un Lezama Lima más allá de la leyenda…

Quise presentar al poeta habanero fumador de puros, chismoso, gran conversador, asmático, amigo entrañable, maestro generoso, simpático fabulador, glotón exquisito, anfitrión sin igual residente en el humilde barrio de Colón de La Habana, en la mítica calle de Trocadero No. 162.

¿Cómo fue el trabajo con los entrevistados?

Realicé la mayor parte de las entrevistas a un grupo de intelectuales cubanos y mexicanos que conocieron personalmente al poeta y al hombre José Lezama Lima entre las ciudades de La Habana, Miami, San José y Ciudad de México. Dichas pláticas —más que entrevistas convencionales— desbordaron el plano periodístico hasta traducirse en amenas conversaciones donde los amigos de Lezama evocan al hombre común y al genio literario, incitados por los tópicos que fueron surgiendo mientras acontecía el diálogo. Nunca recurriendo a un cuestionario previo, he dejado que cada interlocutor resuelva a modo personal su forma y concepción de acercarse a la figura de nuestra indagación. Esto me ha permitido obtener frescas y ‘sabrosas’ conversaciones con intelectuales memoriosos, que cuidan cada recuerdo en torno al maestro Lezama, con la misma pasión que los hombres primitivos cuidaban del fuego. No hay un guion. Cada entrevistado reflexiona y expone sus zonas preferenciales: libros, textos y poemas que motivaron la admiración. Se citan versos, se revisan ideas, significados, fuentes historiográficas… Dejé que cada quien expresara su visión particular y amorosa sobre Lezama.

Algunas de las personalidades entrevistadas en el documental

1- Cintio Vitier (La Habana)

2- Fina García Marruz (La Habana)

3- Armando Álvarez Bravo (Miami)

4- César López (La Habana)

5- Antón Arrufat (La Habana)

6- Reinaldo González (La Habana)

7- Miguel Barnet (La Habana)

8- Belkis Cuza Malé (Miami)

9- Carlos M. Luis (Miami)

10- Manuel Pereira (Ciudad de México)

11- Eliseo Alberto Diego, Lichi (Ciudad de México)

12- Froilán Escobar (San José, Costa Rica)

13- Guillermo Rodríguez Rivera (La Habana)

14- Carlos Olivares Baró (Ciudad de México)

15- Dr. Moreno del Toro (La Habana)

16- Ciro Bianchis Ross (La Habana)

17- Neus Espresate Xirau (Ciudad de México)

18- José María Vitier (La Habana)

19- Sergio Vitier (La Habana)

20- Pablo Armando Fernández (La Habana)

21- Josefina de Diego, Fefé (La Habana)

22- Luis Marré (La Habana)

23- Antonio Alejo (La Habana)

24- José Prats Sariol (Miami)

25- Iván Cañas (Miami)

26- Silvio Rodríguez (La Habana)

27- Enrico Mario Santí (USA)

28- Gonzalo Celorio (Ciudad de México)

Lezama Lima: Soltar la lengua / Guion y dirección: Ernesto Fundora / Género: Documental / México, 2018.

Realizado entre 2008 y 2018 en La Habana, Miami, Costa Rica y Ciudad de México.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.