Actualizado: 08/02/2023 20:13
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Música

Niuver cautiva a México con su gira Trasnochando

CUBAENCUENTRO conversa con la cantante y compositora Niuver Navarro

Comentarios Enviar Imprimir

La cantante y compositora Niuver Navarro nació en Matanzas (Cuba), residió un tiempo entre España y Estados Unidos, y actualmente está radicada en París. Voz de sensuales inflexiones, Niuver es una de los grandes descubrimientos de la música cubana en Europa. Reminiscencias de trova santiaguera, acuses de bolero filin, nueva trova, reflujos de la chanson francesa, son y timba/funk en un repertorio expuesto hasta ahora en dos álbumes, Quiéreme mucho (Salto Alto, 2009) y Trasnochando (Sony Music Francia, 2012), los cuales han tenido muy buena aceptación en Francia y España.

Quiéreme Mucho, placa sustancialmente de boleros suscrita en repasos del filin desde suaves opulencias y registros armónicos de cuidadosa manifestación. Producido por el vocalista y compositor pinareño Raúl Paz —también radicado en Francia—, este fonograma cuenta con la colaboración de Ivan González Lewis, Melón (develamiento del piano cubano en el viejo continente) escoltado por formato de doble bajo/tres/guitarra (Lino Lores), batería/percusiones (Nicolas Dacunha), percusiones (Abraham Mansfarroll), trompeta (¿?), coro y voz (Niuver).

Trasnochando, fonograma que inicia con el rítmico “C’est Toi que J’Aime” (Niuver): suerte de son/funk/rap/timba que puso a bailar a toda Francia en el año 2012. “¡Cuidado! Por ahí anda una cantante y guitarrista de Matanzas, Cuba, que es capaz de encender los ánimos a los más tristes y poner a bailar al más reticente. Se llama Niuver y acaba de publicar un CD insoslayable: Trasnochando”, publicó en su sección de música el semanario francés Le Nouvel Observateur. El influyente rotativo Libération suscribía: “Niuver puede ser adictiva. Estos ritmos que presenta en su disco Trasnochando renuevan la idea que teníamos del son cubano: sencillamente, ella es irresistible; su música, más”.

Segunda incursión en el mercado discográfico europeo bajo el respaldo de una disquera transnacional: Sony Music. Producción del afamado trombonista y compositor parisino Julien Chirol (ex miembro de la banda del Sargento García) con la participación de un ensamble de destacados instrumentistas. Formato orquestal de batería, guitarras, tres cubano, bajo, piano (acústico y eléctrico), sintetizadores, órgano, cuerdas, trompeta, saxofones, flauta, trombón (Chirol), percusiones (Pierre-Luc Jamain), coro y programaciones. Participación de la estrella del hip hop francés, el vocalista originario de Malí, Oxmo Puccino.

“Trasnochando por México”: gira de promoción organizada por el trombonista Alfredo Navarro con el apoyo de Noel Álvarez: exposición del trabajo de Niuver de más de 15 años por Estados unidos, España y Francia. Después de varias jornadas por las ciudades mexicanas de Guadalajara, San Luis Potosí y Querétaro, plazas en las que brindó varias transmisiones con éxito rotundo, la intérprete del éxito “C’est Toi Que J’Aime” llegó a la capital mexicana el pasado sábado 12 de octubre con su banda( el cubano Fernando Tort, bajo eléctrico y coro; el mexicano Jorge Pacheco, piano; el francés Alex Tran, batería, percusiones, dirección musical y coro; y Niuver Navarro, voz, guitarra acústica) para ofrecer una gala en el exclusivo Foro del Tejedor de la Cafebrería El Péndulo en el corredor cultural de la porfiriana Colonia Roma del D.F.

Sonoridad que sorprendió a los cientos de mexicanos que llenaron el recinto por el balance entre son cubano, funk/timba, hip hop, apuntes raperos, soul, esbozos de blues/jazz, R&B, chanson francesa, tonalidades de bossa nova, nueva trova cubana, ranchera y parranda espirituana. “Después de viajar con mi música por Suiza, Luxemburgo, España, Miami, Alemania, Francia y Rusia, era mi sueño tocar en México: aquí estoy para entregarme toda en el escenario y dar a conocer mis discos”, declaró para Cubaencuentro, la trovadora originaria de Bolondrón (Matanzas).

Noventa minutos en los que Niuver desplegó un repertorio de emocionantes temas, los cuales muchos de los asistentes se sabían de memoria y los coreaban con ella. “Me emociona esto que acaba de pasar: sentí a la gente cantando mis canciones, mis discos aún no se han editado en México y la gente se sabe mis composiciones. Estuve a punto de arrancar en llanto: el público mexicano es muy cálido, lo mismo pasó en Guadalajara y Querétaro. Reconocimiento a la música cubana, yo sólo soy una modesta portadora de toda una tradición muy afianzada en este país”, apuntó la intérprete del éxito “No te llevaré a mi isla”.

Momento culminante de la velada cuando la guitarra de Niuver irrumpió con los acordes de “Quiéreme mucho” —bolero con señas filinescas/jazzísticas que Raúl Paz compuso para ella y que la disquera Putumayo World Music incluyó en el compendio Jazz Around The World en 2009—: la noche se llenó de sugerentes y tersos fraseos bañados de lenitivas inflexiones y coda de sabrosos bordones montuneros (“Quiéreme, quiéreme mucho, y verás”) que el publicó moduló en familiar y espontáneo coral.

Siguió el pianista mexicano con un prólogo de figuraciones huapangueras que desembocó en los motivos melódicos de “Un mundo raro”, de José Alfredo Jiménez: Niuver hizo mudanzas a los espacios del bolero filin alargando las locuciones al estilo de Burke/Portuondo: la sala lo agradece con larga aclamación. “A mí me gusta”, y “C’est Toi que J’Aime”, “Bajo el sol”, “Trasnochando”, “Dime” —rubricadas por la matancera— llenaron el espacio de vigorosos acentos de funk/timba/son: el bajista Fernandito Tort hizo gala de walking bass en concordia pastoriusiana/patitucciana de extraordinaria técnica y elegante virtuosismo, escoltado por batería en apuntes de songo, y piano con incitantes tumbaos.

Parecía que todo terminaba ahí; pero, no: el público empezó a pedir canciones del disco “Quiéreme mucho” y Niuver, satisfecha y feliz, hizo modulaciones a guitarra sola y piano de “Déjame tu piel” (Navarro/Paz), “Corazón” (Paz), “Enamorado” (Paz), “Manantial” (Edison Pullas) y “Regresa” (Navarro). “Esto no es un encore, sino la segunda parte no programada del concierto”, comenta sonriente Niuver, quien insinúa los motivos melódicos de “Quiéreme mucho”, el ensamble se suma a la propuesta y el agasajo concluye con un orfeón que inunda la sala en acompasado montuno de “Quiérame mucho para no olvidarte / quiéreme mucho que yo te amaré / quiéreme mucho y no digas nada”. Ovación.

CUBAENCUENTRO conversó con la trovadora, después de la firma maratónica de discos y fotos solicitadas con los nuevos fans mexicanos, quienes la felicitaban por su actuación. Ponemos a disposición de los lectores dicho diálogo.

¿Cuándo se iniciaron tus inquietudes por el canto y la música?

Niuver Navarro (NN): A los 11 años dejé mi casa en Bolondrón para irme a estudiar a la ciudad de Matanzas. Estaba becada y sólo veía a mi familia los fines de semanas. Fue duro para mí, me refugiaba en la guitarra. A los 15 años ingreso en la Escuela Nacional de Arte (ENA) de La Habana. Me gradué con buenas calificaciones y me seleccionaron para formar parte del equipo de profesores.

¿Cuándo comienza tu carrera como vocalista profesional?

NN: En realidad mi carrera comienza como tal, cuando ingreso en el coro “Carolina”, de Alina Orraca, y se consolida después, en el ensamble vocal femenino “Aries”, fundado por la hija mayor de Pablo Milanés, Lynn. Allí aprendí a explotar mejor mis posibilidades vocales. La agrupación duró poco, pero alcanzamos mucha popularidad. “Aries” se desintegra y yo era conocida entre los músicos: Marta Valdés me apoyo mucho, y la musicóloga Laura Vilar me dio algunas lecciones teóricas. El cantautor Gerardo Alfonso me invito a colaborar con él en algunos proyectos. Estamos hablando de finales de los años 80.

¿Cómo saliste de Cuba? ¿Qué hiciste en tus primeros años de exilio?

NN: Salí de Cuba y fui a parar a España. No soy mulata ni sensual y eso limitó un poco encontrar espacios propicios como cantante en Madrid. Un productor se fijó en mí y me consiguió algunas presentaciones en un hotel de lujo madrileño y más tarde en un restaurante-cabaret de Bilbao. No fue fácil, los tipos querían una mulata que bailara y moviera las caderas. Se impuso mi voz, y duré varios meses cantando en el hotel y en Bilbao.

¿Cómo llegaste a París?

NN: Llego a Francia por amor. Me radico en el puerto de Valence, y después en Metz, al este de Francia, donde logro entrar a los círculos del jazz francés. Colaboré con el baterista italiano Umberto Panini en el CD Donne Latine y con la Big Band Brassolution con la cual participo en dos fonogramas de jazz. Resulta que el compositor y vocalista cubano Raúl Paz, radicado en París, estaba buscando a un instrumentista de laúd: alguien que conocía mis habilidades en ese instrumento me recomienda, y él me invita como laudista de su banda, así piso el mítico escenario del Olimpia. Yo no me lo creía, pero esta guajirita de Bolondrón, estaba tocando en el famoso teatro parisino.

¿Cuáles fueron las circunstancias que te favorecieron para grabar tu primer álbum, Quiéreme mucho?

NN: Todo se lo agradezco a Raúl Paz: él fue el productor, amén de que compuso muchas canciones especialmente para ese proyecto. Tuve la suerte de contar con el gran pianista Ivan González Lewis, Melón, quien fue determinante en la sonoridad jazzística del disco. Paz hizo los arreglos. Putumayo seleccionó el tema “Quiérame mucho” para el fonograma Jazz Around The World en 2009. La gente me identifica por ese tema en los lugares en los que canto. Se me abrieron, a partir de ahí, muchas puertas en España y Francia.

En tu segundo disco, Trasnochando, cantas en francés y español. Cuéntanos.

NN: Por necesidad expresiva canto en francés y eso le agrada a los franceses. Ese disco lo produjo el trombonista Julien Chirol y durante varios meses “C’est Toi Que J’Aime” se mantuvo en los primeros lugares de la radio francesa. Todo el mundo me buscaba, parecería que era mi consagración; pero, no: tengo mucho que trabajar todavía. He logrado una sonoridad en la que fusiono el son cubano con reflujos de bossa nova, filin, canción francesa, nueva trova, bolero santiaguero, funk/timba, guajira, hip hop y rap y ahí voy abriéndome camino. Mi compositora de cabecera Marta Valdés: me sé todas las armonías de sus canciones. Soy heredera de Gema & Pavel y de los integrantes de Habana Abierta; tengo puntos comunes con David Torrens, Julio Fowler e Interactivo. Trabajar en México ha sido fundamental. La disquera Sony Music lanzará Trasnochando a finales de este año aquí en México. Estoy de verdad muy contenta: un triunfo más de la música cubana.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.