Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, EEUU, Trump

Cómo Trump vuelve a mentirle a los cubanos

El autor de este trabajo se refiere a reiteradas declaraciones sobre el caso cubano del presidente Donald Trump, así como a comentarios de miembros de su gabinete

Comentarios Enviar Imprimir

El presidente Donald Trump expresó en su declaración por el Día de la Independencia de Cuba: “El pueblo cubano merece un gobierno que respete los valores democráticos, las libertades económicas, religiosas y los derechos humanos, y mi gobierno está decidido a dar forma a esa visión”.

El resto de mi vida le estaré agradecido a Estados Unidos porque me ha salvado la vida literalmente hablando, ya que fui víctima del castrismo tanto dentro como fuera de Cuba, dado que he hecho mías estas palabras de José Martí: “Es criminal quien sonríe al crimen; quien lo ve y no lo ataca; quien se sienta a la mesa de los que se codean con él o le sacan el sombrero interesado; quienes reciben de él el permiso de vivir”.

Pero lo cortés no quita lo valiente, basándome en hechos demostraré cómo Donald Trump nos está mintiendo nuevamente a los que nos oponemos a la peor dictadura que ha existido en el hemisferio occidental. No soy políticamente correcto, porque me guío por el ideario martiano.

La última manifestación de Trump sobre Cuba me ha hecho recordar declaraciones similares hechas por integrantes de su Gobierno, por ejemplo:

  • El 11 de enero, el secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró en su audiencia de confirmación en el Senado: “El presidente electo ha sido claro sobre que quiere iniciar una revisión de abajo a arriba sobre toda la relación con Cuba”, y que el Departamento de Estado “examinará cuidadosamente los criterios por los cuales Cuba fue eliminada” de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo y “si esa decisión fue apropiada”. Por cierto, si Trump quiere le puedo brindar una amplia información para que compruebe cómo la familia Castro continúa apoyando el terrorismo.
  • Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, dijo el 3 febrero que el presidente Trump “está comprometido con una agenda que garantice los derechos humanos para todos los ciudadanos del mundo”, por lo que ese tema ocupará un lugar “principal” en la revisión de la política con Cuba.
  • El 9 de mayo el secretario de Estado Adjunto en funciones para Asuntos del Hemisferio Occidental declaró: “Una de las áreas que va a ser una gran prioridad será asegurarnos de que Cuba hace avances más sustantivos hacia un mayor respeto a los derechos humanos dentro del país”.

Trump reconoció la importancia que tuvo el voto de los cubanoamericanos para que él llegara a la Casa Blanca. Su retórica con respecto a Cuba le ayudó significativamente a ganar los 29 votos electorales de la Florida. Sus reiteradas promesas anticastristas (por ejemplo: 1, 2 y 3) fueron como música para los oídos de los cubanoamericanos residentes en el estado, ya que más de la mitad de ellos votaron por él en rechazo al pésimo legado cubano del presidente Obama.

El presidente Trump sabe que las concesiones al oprobioso sistema imperante en Cuba, no lograron tan siquiera que el régimen militar reconociera la existencia de opositores ni iniciara una verdadera apertura económica, solo ha sido un salvavidas que la familia Castro necesitaba a toda costa para intentar salvar una economía al filo del colapso, más ahora que Venezuela se encuentra al borde del abismo.

Cuba sufre un régimen totalitario en el que el poder pasa de un Castro a otro. Las concesiones de la administración Obama ayudarán a Raúl Castro a perpetuar a su familia en el poder, al igual que ha ocurrido en Corea del Norte —ya son las únicas dictaduras dinásticas que existen. Por ejemplo, el hijo de Raúl, coronel Alejandro Castro Espín, y su yerno, el general Luis Alberto Rodríguez López-Callejas —director del Grupo de Administración de Empresas (GAESA), el consorcio militar que controla el 80 % de la economía cubana. Como Bloombergpublicó: “¿Quiere hacer negocios con Cuba? Prepárese para asociarse con el general”.

En sus primeros 100 días en la Oficina Oval, Trump firmó más órdenes ejecutivas que cualquier otro presidente en los últimos 72 años, aunque como candidato en las elecciones de 2016 criticó el uso de acciones ejecutivas por parte del entonces presidente Obama. ¡En tan solo 100 días, Trump firmó casi tantas como promedió su predecesor en un año!

Pero ni una sola de sus órdenes ejecutivas ha sido para empezar a cumplir su promesa de derogar las concesiones unilaterales al régimen castrista. Trump ha demostrado fehacientemente que con respecto a Cuba los hechos no coinciden con sus palabras, por lo que hay que ponerle más atención a lo que él hace que a lo que dice.


(El autor ha expresado que enviará una segunda parte de este trabajo, que se publicará posteriormente).


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.