Actualizado: 22/10/2021 20:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Opinión

Efecto Pánfilo

Ojama es la profecía autocumplida del racismo cubano.

Comentarios Enviar Imprimir

Diferentes versiones del vídeo de Pánfilo han causado furor en internet durante más de una semana. Las han hecho circular los grupos de cubanos en Facebook, los amigos por correo electrónico; las han puesto en primer plano los blogueros y, en YouTube, entre los llamados "originales" y los "clips" musicalizados a ritmo de reguetón suman en total más de cien mil visitantes.

La abundancia de comentarios a la cabeza o al pie de los vídeos hacen irrecusable el clic.

Vemos a un joven negro, con sombrero raído, hablando confusamente del reguetón o del rap, delante de las tarimas vacías de un mercado y un bache lleno de agua. El discurso se interrumpe cuando un borracho, un hombre negro de mediana edad, comienza a robarle la escena quejándose del hambre, "aquí lo que hace falta es jama, te lo dice Pánfilo en Cuba, graba ahí".

El entrevistado no tiene nombre, sólo es el escenario de la desesperación del otro. Pánfilo es un nombre genérico, sólo un hombre común revelando al mundo sus penas. Dos negros pobres y cubanos: muchos plus del "plus dolor", al decir del intelectual afrocubano Gustavo Urrutia.

Cada científico social que se asoma a la realidad cubana reconoce que el problema racial será, sin dudas, uno de los más agudos conflictos en el futuro de la nación, como lo ha sido en su pasado y lo es en su presente. El racismo cubano, como cualquier otro, es y será un instrumento de exclusión cínico, inexorcisable siempre que no se le desnude pública y privadamente.

En estos vídeos, el efecto cómico se produce por la superposición de estereotipos raciales; desde el negrito del bufo al negro vago y borracho, el negro músico, el del esclavo, el negro violento, confundidos en una expresión casual, espontánea.

Los estereotipos, eficaces recursos cognitivos que ayudan a organizar la realidad, tienen como efecto la negación de respeto y legitimidad a miembros de ciertos grupos sociales.

La raza, un tema incómodo

La discusión sobre la raza es siempre un tema incómodo en el contexto multirracial y, por consiguiente, desigual. No debería ser únicamente el telón para la ofensa o la disculpa. Pero, desde luego, es legítimo llamar la atención y despertar la conciencia dormida de negros y blancos cuando se manifiestan prejuicios y estereotipos que deshumanizan.

La deshumanización del negro fue la ideología que sustentó durante siglos la trata negrera, Maafa u Holocausto africano, y dio justificación racional a la esclavitud. La deshumanización del negro emancipado sirvió para limitar su participación como ciudadano pleno en las Américas, y ha mantenido su pernicioso efecto hasta hoy.

Por poner un ejemplo, en Estados Unidos, la Revista de la Asociación Nacional de Medicina (Mayo, 2007), y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (2008), han reportado que los médicos tienden prescribir menos analgésicos a pacientes negros que a los pacientes blancos o asiáticos.

Cuando se analizaron casos de dolor intenso que requirieron opiáceos, la diferencia en cuanto a la prescripción casi se duplicó, así como también la frecuencia con que se aplicaron los calmantes.

En las investigaciones se demostró que los médicos desestimaban el dolor de los pacientes negros en más de un 13%, mientras que si eran asiáticos o blancos la tendencia era a sobreestimar el dolor en más de un 10%.

Cuba llora. Es admirable la valentía de quienes publican desde la Isla, con sus nombres, artículos y blogs en la creciente presencia de los cubanos en la red virtual. CUBAENCUENTRO y otros sitios prefiguran lo que podría ser en el futuro una Cuba democrática, diversa, polémica, de ciudadanos involucrados en su bienestar y en su devenir. Pero ese llanto es de millones de voces, cada una con una encrucijada diferente, saberes y experiencias distintas; dígase también clases sociales y colores de piel.

De Pánfilo a Ojama

El efecto Pánfilo picó, se extendió, y en menos de veinticuatro horas se transformó en Ojama. La cara serena de Barack Obama fue sustituida por la cara intoxicada de Pánfilo, y arrancó otra vez la risa a ambos lados del Estrecho de la Florida y allende. No ha faltado quien clame, en medio del griterío, "Pánfilo para Presidente".

Nuestro racismo cubano, profundo, íntimo, adormecido en el alma de negros y blancos, viene recibiendo muy duros golpes desde hace seis meses.

El afroamericano Barack Obama no sólo fue elegido presidente de Estados Unidos, sino que consiguió el mayor respaldo de las últimas décadas. Ha tenido los 100 días más exitosos y mejor orquestados de toda la historia presidencial americana; no lo han matado y, si muriera ahora, no podría borrarse su impronta en la sociedad americana, en sus sistemas legislativo y ejecutivo. A los escépticos, los conservadores y los apocalípticos que anunciaban el fin del mundo, no les ha quedado más que resignarse.

Ojama es el aliviadero de la nación cubana para la disonancia en los estereotipos que producen Obama y el resto de su familia, educada, agraciada, liberal y negra. Pánfilo es el reflejo de Obama al otro lado del Estrecho de la Florida, calmando el hambre con chispa'etren. Ojama es la profecía autocumplida del racismo cubano, una conjura para que no tengamos un día una versión criolla de Barack Obama.

Estados Unidos ha concretado una revolución que lo ha colocado a la cabeza del mundo, eligiendo una figura transformacional más allá de la raza.

Los cubanos volvemos a denigrar y a deshumanizar a nuestro negro, mientras la nueva revolución americana, como otras en la historia del "monstruo", ha sido un éxito sin precedentes y ha hecho a Estados Unidos, en medio de la peor recesión de su historia, un mejor país.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Pánfilo Ojama. (ALEN LAUZÁN)Foto

Pánfilo Ojama. (ALEN LAUZÁN)

Youtube, humor

Pánfilo ya tiene un reguetón

El popular personaje circula en un vídeo colgado en YouTube.

Últimos videos

Relacionados