Actualizado: 17/08/2018 22:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Oposición, Sociedad civil, Represión

Hay que parar la represión e impunidad castristas

Crece la represión contra grupos que buscan una solución para los problemas de Cuba mediante la vía institucional

Comentarios Enviar Imprimir

La comunidad internacional y parte de la nacional tiene conocimiento de la represión sistemática a las Damas de Blanco y a otros grupos opositores como la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) gracias a los medios alternativos de comunicación en el interior de Cuba y en la diáspora, así como por diferentes foros internacionales que divulgan y condenan la represión castrista.

Más recientemente y no muy recientemente el castrismo a través de sus órganos de represión y control social viene orquestando métodos más sutiles y efectivos de represión contra grupos organizados, que independientemente de sus orientaciones ideológicas diversas y agendas específicas, tienen como denominador común para la solución de la problemática cubana la vía institucional.

Los métodos represivos y de intimidación contra esos grupos son numerosos tales como presión sobre los familiares (hijos, esposas, esposos, padres y amigos) para que “persuadan” a sus familiares disidentes, activista y\o periodistas independientes para que desistan de sus actividades contestarlas y\o prodemocráticas en Cuba.

Ejecutan prisiones preventivas y juicios sumarios como violadores de las regulaciones estadales y/o de convivencia social, ocupación y confiscación de medios de divulgación de ideas, tales como computadoras, teléfonos móviles, cámaras fotográficas y accesorios de informática y bibliografía de carácter político-social entre otros.

Estas medidas represivas tienen como objetivos que dichos activista se aparten definitivamente de sus actividades contestarías o pro-democráticas dentro de la sociedad civil independiente, o también aplicando la estrategia histórica castrista para que salgan de Cuba hacia el exilio.

En el año 2016, el equipo del Centro de Información Legal Cubalex (organización sin fines de lucro dedicada a asesorar legalmente los cubanos) fue acusado de violar las regulaciones del trabajo por cuenta propia. El 23 de septiembre de ese año los agentes del Ministerio del Interior allanaron la sede de Cubalex en La Habana y confiscaron sus equipos de trabajo, así como dos centenares de expedientes de personas a las que asesoraba la organización.

Por la presión ejercida y posiblemente para evitar un proceso judicial que los hubiera llevado a la cárcel, el grupo en pleno salió para el exilio en Miami, sin poder seguir desarrollando en Cuba una labor tan loable y necesaria , como el asesoramiento jurídico de activistas prodemocráticos y de presos comunes, muchos ellos en prisión, producto del sistema imperante en Cuba carente de oportunidades para los ciudadanos comunes, que se ven obligados a violar las leyes existentes para proveer a sus familiares alimentación y vestidos básicos.

Hace algunos años se viene presionando sistemáticamente a los miembros de la Revista Convivencia para que cesen sus actividades. Inicialmente fue clausurada su cede alegando que fue hecha una construcción irregular. Sus integrantes han sido citados a estaciones de policía y recibiendo advertencias. Algunos de sus colaboradores de otras provincias han sido impedidos de asistir a reuniones y eventos. Recientemente una vivienda adquirida por la economista Karina Gálvez y que servía como sede del Centro, fue decomisada y ella procesada judicialmente y condenada a tres años de privación de libertad y a una serie de prohibiciones para que no pueda ejercen su profesión como economista, por supuestas irregularidades en la compra del inmueble.

La plataforma Cuba Posible fue sometida a una campaña de descrédito y calumnias por blogueros oficialistas, acusándolos de “centristas”, agentes del imperialismo y el capital internacional. Se puede suponer que sea para intentar que otras plataformas prodemocráticas y personalidades independientes que intercambian ideas sobre la Cuba futura se distancien de los mismos, no participen en foros, encuentros y publicaciones organizadas por Cuba Posible.

A varios activistas del grupo opositor Somos Más les fueron ocupadas todas sus pertenencias en un viaje proveniente de Colombia en la aduana del aeropuerto. En abril 2017 la vivienda del líder del grupo fue objeto de un intenso registro policial después de una protesta que varios miembros de su movimiento realizaron en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.

Él fue acusado de los delitos de receptación y actividades económicas ilícitas, en agosto de 2017 la Fiscalía General de la República determinó el “sobreseimiento definitivo” del caso. Las pertenencias incautadas durante el registro policial no le fueron devueltas y él partió definitivamente para el exilio.

Los aspirantes a candidatos a delegados del poder popular fueron sometidos a sistemático acoso para impedirles participar en las asambleas de nominación candidatos, como mítines de repudios, fabricación de delitos para invalidarlos, detenciones y retenciones en estaciones de policías, campañas de desprestigios, calumnias en sus comunidades de residencias e intimidación a los vecinos para que no aprobaran sus candidaturas.

Según Diario de Cuba, las distintas plataformas tenían previsto un total 650 personas como posibles candidatos independientes, a los cuales se les impidió siquiera ser nominados.[1]

Más recientemente al veguero y periodista independiente Osmel Ramírez del municipio de Mayarí en la Provincia de Holguín, simpatizante de las posiciones del Socialismo Democrático, le fue allanado su domicilio por agentes de la seguridad del estado, en presencia de sus tres hijos menores, de su esposa y de sus padres, incautándosele dos computaras, un teléfono celular y accesorios de informática usados como herramienta para sus trabajos periodísticos. Fue trasladado para la sede de la Seguridad del Estado de Holguín manteniéndolo preso por varios días y después de puesto en libertad todavía no le han devuelto sus pertenencias.

Varios amigos de la comarca de Osmel, que no realizaban ninguna actividad contestaría al Gobierno, también fueron víctimas de acoso les incautaron computadoras y accesorios de informática con la intención de presionarlos para que rompieran sus relaciones afectivas con él. A ellos tampoco les han reintegrado sus pertenencias.

Posteriormente a Osmel le impidieron salir del país a un evento a realizarse en Perú.

Al menos otros 35 periodistas independientes han sido sometidos recientemente a este y otros tipos de hostigamiento. Entre ellos Henry Constantin, Sol García Basulto, Yusimí Rodríguez, Osmel Ramírez, Víctor Manuel Domínguez, Frank Correa, Yaremis Buqueriget Socías y Joan Manuel Núñez, Agustín López Canino, Lázaro Yuri Valle, Serafín Morán, Tania de la Torre Montesino, Santiago Emilio Márquez Frías, Jorge Bello Domínguez, Irina León Valladares, Lisandra Orraca Guerra, Esteban Ajete Abascal, Abel Jesús Estrada, Midalis Martínez, Osvaldo Landín, Idiagnis Soto Mora, Lázaro González Moreu, Martha Liset Sánchez, Osmanys Borroto, Alberto Corzo, Esteban Suarez Barba, Vladimiro Turró, Oscar Sánchez Madan, Ricardo Sánchez Tamayo, Pablo Morales Marchán, Raúl Ramírez Puig, Raúl Velázquez Valdés, Ada María López Canino, Meri Paulin Morejón, Manuel Alejandro León y Maykel González Vivero.

Tradicionalmente el ensañamiento y rudeza represiva de la seguridad del estado en provincia es superior a los de la capital, por el relativo aislamiento informativo de estas regiones, situación que ha ido cambiando con el desarrollo de las nuevas tecnologías.

En realidad, las altas esferas solo están interesadas en reprimir para tratar de mantener minimizada la oposición y la disidencia. No les importa mucho cómo se realiza, no imponen limitaciones ni se conocen sanciones por excesos.

No se trata de denunciar la represión y la impunidad castrista, porque eso se viene haciendo históricamente por diferentes vías, de lo que se trata es de recabar a la comunidad internacional su solidaridad para que ayuden a parar la represión e impunidad castrista, sea de forma bilateral o multilateral a través de las diferentes agencias de la ONU o la misma OEA, aunque Cuba no sea miembro ella.


[1] http://www.diariodecuba.com/cuba/1510325150_35243.html


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.