cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Represión, Proyecto Varela

No es descartable que la problemática cubana se resuelva por vía institucional

El Proyecto Varela no se puede ver como un fracaso sino como una parte importante pionera de la democratización de Cuba mediante la vía institucional

Comentarios Enviar Imprimir

Un blog[1] que reprodujo el artículo “Hay que parar la represión e impunidad castrista”, originalmente publicado en CUBAENCUENTRO con el subtítulo: “Crece la represión contra grupos que buscan una solución para los problemas de Cuba mediante la vía institucional”, incluyó la siguiente nota:

“Ya se ha demostrado lo infructuoso que es buscar una solución para los problemas de Cuba mediante la vía institucional: Prueba de ellos son:

Lo sucedido con el Proyecto Varela y la presentación (en dos entregas) de más de 25.000 firmas (bastaban 10.000) a la asamblea del Poder Popular de Cuba, como planteaba la Constitución castrista de 1976 y su modificación de 1992 a la que se le añadió como blindaje, el carácter irrevocable del Socialismo en Cuba:

Lo sucedido muchas veces con las elecciones en Venezuela donde la tiranía castrista orienta, ordena y manda”.

Con respecto al Proyecto Varela (PV) hay que empezar diciendo que los tiempos han cambiado, desde el inicio de la década del 90 al día de hoy, donde las plataformas políticas con cierta similitud al Movimiento Cristiano Liberación promotor del PV que se adhieren a la vía institucional como solución a la problemática cubana se han multiplicado conformando distintas plataformas ideológicas, con sus agendas específicas.

Los integrantes del Movimiento Cristiano Liberación fueron hostigados sistemática y brutalmente por el castrismo teniendo su punto más alto en represión de la Primavera Negra siendo la mayoría de los condenados a grandes penas de prisión en esa oleada represiva miembros de ese movimiento.

Por otro lado, la mayor parte de las organizaciones anticastristas del exilio de Miami se opusieron rotundamente al PV considerándolo, tal vez, como “dialogueros”, que era el calificativo usado, en esa época, para los que de una forma u otra trataban de encontrar una solución de la problemática cubana con la participación del Gobierno cubano y más todavía al tener la osadía que dicha solución fuera mediante la constitución castrista vigente actualmente.

El Proyecto Varela no se puede ver como un fracaso sino como una parte importante, pionera de la democratización de Cuba mediante la vía institucional, que debe ser un ejemplo para continuar la lucha teniendo en cuenta sus aciertos y desaciertos.

Aprovecho este marco para hacerle un homenaje de reconocimiento y respeto al Movimiento Cristiano Liberación y en particular a Oswaldo Paya Sardiñas, fundador y promotor del Proyecto Varela, porque sus luchas a lo largo del tiempo no han sido en vano, y sin duda ya son parte de los anales de la historia de Cuba.

Al hacer referencia a la vía institucional no me refiero solo a las castristas sino también a otras instituciones no castristas, como la existencia de partidos políticos de oposición no legalizados en el interior de Cuba, la existencia de una prensa y grupos artísticos alternativos, organizaciones religiosas y fraternales y por supuesto instituciones de la comunidad cubana en el exterior y de la comunidad internacional entre otras, que harían sus aportes institucionales a la democratización de Cuba.

Cuando escribo vía institucional, me refiero a instituciones organizadas formalmente fuera del gobierno establecido, en forma paralela que pretende normar acciones, comportamientos y objetivos de grupos humanos con determinados fines que pueden ser políticos, culturales, sociales y de otro tipo.

En la solución de la problemática cubana hay que tener muy en cuenta que la cúpula castrista está desapareciendo, en parte por la biología. Hoy los restos de su máximo exponente, Fidel Castro, yacen en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba. Hace unos días los restos de Armado Hart Dávalos fueron cremados y para el 24 de febrero de 2018 se inicia la impostergable sucesión de generacional del Estado y Gobierno castrista.

Existen varias plataformas políticas de orientación ideológicas diversas que de una u otra forma buscan una solución a partir de instituciones existentes o por crear, gubernamentales o no, junto a otros grupos que plantean la desobedecía civil como forma de lucha por la democracia, en tanto que hay un gran número de periodistas independientes y órganos alternativos, que unidos a una creciente sociedad civil independiente, constituyen la contrapartida al monopartidismo cubano actual.

La eventual estructuración de toda esa oposición, disidencia y diferencia, en un frente amplio democrático, un parlamento o un gobierno paralelo como instituciones equidistantes capaces de influir a favor de cambios democráticos en Cuba, implicaría de hecho una vía institucional promotora de la transición democrática.

Con respecto a la cuestión venezolana hay que tener en cuenta, a pesar de la intromisión castrista en Venezuela, que el régimen de Nicolás Maduro está tratando de instalarse como una dictadura totalitaria y por el contrario el régimen castrista es una dictadura totalitaria en decadencia, con casi 60 años gobernando con poderes absolutos, que por su desgates está buscando renovarse y cómo adaptarse a las nuevas circunstancias.

Teniendo en cuenta las cuestiones abordadas en el presente escrito y otras más que el autor no ha sido capaz de entrever, no se puede descartar que la problemática cubana se resuelva por vía institucional.


[1]http://baracuteycubano.blogspot.com.br/


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.