Actualizado: 22/10/2019 9:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Tecnología

Pánfilo y Neda conectados

Usar internet o aparecer en ella puede traer en algunos países consecuencias físicas serias.

Comentarios Enviar Imprimir

¿Cómo se garabatea la palabra Pánfilo en persa? ¿Y el nombre de Neda en argot cubano? ¿Cuál sería la clave de ambos vocablos en uno de esos crucigramas cromañónicos de la revista Bohemia? 1-Vertical, él; 2-Horizontal, ella.

Busco en Google, pero no hay respuesta que valga la pena. No sé por qué últimamente no encuentro nada nuevo en la www. Me tengo que conformar con lo que todos sabemos. Lo que empezó como una fuga de mpg y twitteos, implicó la irrupción iracunda de la muerte iraní. Lo que era chiste pixelado, mitad etílico y mitad gonzo, culmina con una condena cómplice en un calabozo cubano.

¿Existe conexión? ¿Fue Neda un augurio insular o el canto de cisne de la más reciente ciber-generación? ¿Será Pánfilo la primera víctima criolla de una frustrada revolución en farsi? ¿Cuál es el cortocircuito entre la muerte roja de ella y la sobrevida verde de él? ¿Desde cuándo nadie en Cuba lee los indicios en blanco y negro de los crucigramas?

Me desconecto con una decepción html que bien podría devolverme a la era analógica de la pluma de ganso o aún antes, cuando la escritura incluía cierta fe lapidaria en la verdad.

De pronto, siento que es obsceno comentar sobre esta pareja dispareja de Neda y Pánfilo (un par trágico, como todo dúo mediático desde Oliver y Stan). Tampoco me sabe bien despotricar sobre ellos como iconos de no sé qué redención contra no sé cuál despotismo.

Tras la experiencia posmoderna de un lenguaje devaluado, la razón luce ridícula ante la acción pura. Más que opinar, habría que dejarse rajar el cráneo veinteañero, como Neda, por una bala electoral correctiva del Estado. O habría que filmarse un clip, como Pánfilo (que desvarió más que opinó), donde repitamos su espontáneo chascarrillo colgado por el cuello en YouTube. El resto es retórica de la resistencia.

Internet trae consecuencias físicas serias

El mensaje de las autoridades ha sido en los dos casos muy diáfano: internet trae consecuencias físicas serias (sería cruel añadir "pregúntenle a un adolescente chino llamado Deng Senshan") y, como tal, su uso performativo nunca será pacífico en nuestros países. La clave equívoca de este puzzle radica aquí en el posesivo: nuestros, ¿para qué?

Internet es un fenómeno políticamente desterritorializador (se comparten valores virtuales que, sean justos o asesinos, no tienen nada que ver con el contexto hiperreal desde donde se lanza la conexión). Muta el mapa de vecinos y antípodas, y ya no es tan funcional la noción patria de aliado/enemigo (las leyes locales de pronto parecen inexplicables e inaplicables en una aldea global).

Las esperanzas online tienen mucho de espejismo y también de enfermedad. Aunque en la web todo parezca quedar a sólo un click de distancia, eso no quita que ese click sea el de una pistola que nos apunta a la sien (en formato Makarov y no mp3).

Por el momento, pensamos con pesar en Neda y Pánfilo y Deng Senshan. Pero igual seguimos jugando con el mouse a escapar de un gato con botas y sin cascabeles. Buscamos una brecha en la cuarta pared de este teatro wireless, para al cabo toparnos con la quinta pata del Estado. Nadie escarmienta por conexión ajena.

Sin embargo, dado que la desmemoria es una consecuencia de las crecientes velocidades de tráfico y capacidades de almacenaje, en breve reciclamos nuestros links favoritos con nuevos nedas y pánfilos y dengsenshans. Los posts pasados son apenas history de navegación. Cuando más, un banner por el aniversario no sé cuál de no importa demasiado ya qué. Y así hasta el día en que una bala póstuma o sentencia profiláctica o paliza pedagógica nos tira de cabeza o en cuatro patas off-line.

Quién sabe si por fin para entonces Google, ese superbuscador a medio camino entre la democracia y la delación (los blogueros comprenden mejor que nadie esa inseguridad que hace de internet una interpol del IP), tendrá acerca de nosotros alguna respuesta que valga la pena o la novedad.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Póster de la campaña Jama y Libertad.Foto

Póster de la campaña Jama y Libertad. (LAUZÁN)

Últimos videos