Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 04/12/2022 4:31

San Remo, Festival, Boicot

Boicotean a la mujer del presidente cubano

Bendito sea el contagio que nos lleve a la unidad del exilio

Liz Cuesta Peraza, la mujer del presidente insertado en la Plaza de la Revolución de La Habana, ha sido viralmente atacada en las redes sociales con graves consecuencias para su salud política. Hablamos de lo que ya es un declarado boicot al infame festival San Remo-Cuba, y por esta, y cuántas veces se presente la ocasión, ¡bendito sea el contagio!

Hasta ahora los protagonistas no pasan de ocho nombres artísticos, sin embargo, la acción involucra a decenas de miles de seguidores, desenmascarando la dictadura que la susodicha señora representa.

Debiéramos asimilar de una vez por todas la lección, parece mentira que cada niño cubano creció leyendo La Edad de Oro, y sin embargo, no calamos en lo profundo al Maestro Martí, quien, en su reseña histórica “Tres Héroes”, explica con sencillez pedagógica la peculiar relación entre los líderes y el pueblo a la hora de tomar una arriesgada decisión frente al poder represivo: “porque-los líderes-no tienen que consultar a nadie más que a sí mismos, y los pueblos tienen muchos hombres, y no pueden consultarse tan pronto”.

El descalabro del proyecto Liz Peraza-San Remo-Cuba comenzó cuando un dueto musical español, invitado al festival en ciernes, alumbró las redes explicando por qué se negaban a cantar en La Habana: “Andy y Lucas no apoya a ningún régimen dictatorial, ni a gente que mete niños presos, ni somete a un pueblo que pasa hambre”.

Sencillos y elocuentes, exponían tres aspectos básicos de la situación cubana: dictadura, represión extrema y fracaso económico evidente. Les siguió el contagio, virosis bendita contra la cual no hay vacunas: Alex Ubago y Carlos Torres, también de España, el mexicano Kalimba, los cubanos Raúl Paz, Arlenis Rodríguez y la rapera Telmary Díaz, esta última desnudando la manipulación de un régimen que no se cansa de gritar ¡Cojan al ladrón!:

“El festival que se está anunciando, no tengo conocimiento de ese festival. No sabía que se iba a hacer en Cuba, no he confirmado mi participación, no sé por qué un órgano oficial me está promocionando, porque, les repito, no estoy enterada”, explicó a sus fans la bella muchacha, cuya referencia a un “órgano oficial” apunta al monopolio estatal sobre lo que se puede decir públicamente en Cuba, porque cualquier manifestación disidente es clandestina por obligación.

La tendencia alcanzó últimamente a la patria original del San Remo, cuando la italiana Denise Faro dijo SI por el decoro al decir NO a los intentos por lavar con arte la cara sucia de una represión sin precedentes, después de las multitudinarias manifestaciones del pasado 11 de julio.

Surge una pregunta: si un puñado de músicos han logrado en escasos días propinarle semejante galletada a la infamia, ¿qué no podría lograr nuestro exilio si ahora mismo se juntan sus influencers, las figuras emblemáticas y los veteranos líderes de la oposición al castrismo?

Vuelvo por obligación al apóstol libertario, no porque la tradición le haya evocado una vez más en su cumpleaños este 28 de enero. Ateniéndonos a las circunstancias, nada hay para celebrar, mejor decirles que el 5 de marzo se cumple el 153 aniversario de su encarcelamiento, tenía entonces 16 años, enviado a picar piedras por el delito de “infidencia”, cuya interpretación según el código de su tiempo, equivalía a deslealtad manifiesta a la decadente monarquía ibérica.

El joven Pepe fue condenado a prisión junto a un compañero de clase, Fermín Valdés Domínguez, ambos cursando la segunda enseñanza, cómplices por escribir una breve nota recriminatoria, dirigida a otro alumno, y calificándolo de Apóstata, traidor a la patria que entonces surgía en rebeldía contra el colonialismo, pues el aludido se había integrado al cuerpo militar de los llamados “voluntarios”, reconocidos por su saña represiva contra los simpatizantes de la libertad.

Hablando de música, al paso de siglo y medio, la melodía de hoy entona en coro perfecto con la de aquella época. La fiscalía cubana ha reconocido, obligada por las denuncias internacionales, hasta 55 muchachos presos, tan Martí cada uno de ellos como el de la calle Paula en la Habana Vieja.

Releemos pues en La Edad de Oro:

“El niño que no piensa en lo que sucede a su alrededor, y se contenta con vivir, sin saber si vive honradamente, es como un hombre que vive del trabajo de un bribón, y está en camino de ser bribón”.

Por renunciar a la felonía hecha obligación están presos, condenados, cientos de cubanos, lista negra pre elaborada de entre los miles que estallaron en justa rebeldía. Detrás hay millones de compatriotas descontentos, frustrados, sometidos, hambrientos no solo de comida, imposible pedirles que se pongan de acuerdo, menos aún en medio de la represión.

Llegados al extremo, no es mucho pedirles a unas decenas de figuras políticas de nuestra diáspora la mutua y urgente consulta, terminando por crear una institución capaz de representarnos ante el mundo, haciendo causa común frente al enemigo de todos.

Mientras tanto, gente valiente como Saily González, hablando desde Santa Clara, en el centro del fuego, arriesga su vida diciendo: “yo simplemente quiero seguir luchando por la libertad de Cuba hasta que todos los cubanos tengamos derechos.”

La dictadura no resistiría la unidad del exilio, los cubanos no han de ser causa, sino consecuencia.

© cubaencuentro

En esta sección

Un Mariel silente

Waldo Acebo Meireles , Miami | 13/04/2022

Comentarios


La «Batalla Comunicacional» (I)

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 11/04/2022

Comentarios


Cuba, tan cerca Rusia, tan lejos de Ucrania

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 29/03/2022

Comentarios


¡Cuba derrota a Venezuela!

Waldo Acebo Meireles , Miami | 28/03/2022

Comentarios


La segunda dictadura de Batista

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 11/03/2022


Cuba sin encanto

Alejandro Armengol , Miami | 24/02/2022

Comentarios



Rectificaciones a Silvio Rodríguez

José Gabriel Barrenechea , Santa Clara | 21/02/2022

Comentarios


Dictadura y lenguaje (II)

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 09/02/2022

Comentarios


Participar en el referendo es legitimar al régimen continuista

José Gabriel Barrenechea , Santa Clara | 07/02/2022

Comentarios


Subir