Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 18/04/2019 9:42

Discapacitado, Combatiente, Asistencia Social

Crucigrama de adversidades e irresponsabilidades

A pesar de haber sido paracaidista en Angola, este cubano no ha recibido atención por parte del Gobierno, por lo que entregó su carnet de la Juventud Comunista y dice que también devolverá sus medallas y condecoraciones

En el callejón de Monte Alto, calle número 2, casa 6, Vuelta del Caño, en Manzanillo, provincia Granma, vive Ricardo Rondón Díaz de 54 años de edad, impedido físico y miembro de la Asociación Cubana de Limitados Físicos y Motores (ACRIFLIM) de donde recibió en 2013 una silla de ruedas, al precio de 86 pesos cubanos (cup), pero ahora —pasados los años— le falta el apoyo del pie derecho y no la ha podido arreglar por no tener recursos, tanto materiales como económicos.

Ricardo relata que en el año 1986, comenzó a trabajar en la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Antonio Céspedes Solís, en las Caobas, Yara, como trabajador agrícola, hasta el 4 de febrero de 1989 fecha en que sufrió un accidente de trabajo cuando se dirigía —en un tractor de la Cooperativa— con el desayuno y almuerzo de los trabajadores y chocó con un buldócer cargado de asfalto, perdiendo el conocimiento y tuvo que ser operado en varias ocasiones. Cuando se recuperó, retornó de nuevo a trabajar en el mismo centro por un período de aproximadamente 18 años, que comenzó a perder fuerzas en los miembros inferiores quedando paralítico; y 22 años después de su accidente le diagnostican que la causa de su parálisis, era secuela de una fractura cervical.

Desde 1989 hasta 2004 le pagaron 146 pesos cubanos mensuales. De 2004 hasta 2007 no recibió ningún dinero. De 2008 a 2015 recibió nuevamente 146 pesos cubanos, pero a partir de esa fecha y hasta la actualidad no obtiene dinero y tiene que pedir limosnas para poder sostenerse y además mantener a su mamá, quien no tiene chequera, a pesar que trabajo en un plan viandero por muchos años

Dada su penosa situación, solicitó ayuda para una chequera para comprar alimentos y medicinas y dirigió su petición al gobierno municipal, después al provincial y por último, terminó dirigiéndose al Partido Comunista Provincial y al Consejo de Estado y de Ministros sin obtener respuestas.

La Asociación Nacional de Pequeños Agricultores (ANAP), prometió enviarle una ayuda en dinero, alimentos y dos visitas anuales, pero quedaron en el tintero, nunca las recibió.

Fue a Fiscalía Militar Provincial, allí lo atendió un coronel que no se identifico y quedó asombrado con su caso, lo envió a la Fiscalía Provincial Civil, allí fue atendido por una funcionaria que tampoco dio su nombre y no ha recibido ninguna comunicación de dicho Órgano Judicial; el manifiesta que en Cuba no existe legalidad y a pesar de haber sido paracaidista en Angola, no ha recibido atención por parte del Gobierno, entregó su carnet de la Juventud Comunista y dice que también devolverá sus medallas y condecoraciones.

Su malestar es tan grande que expresa que en este sistema los obreros cuando dejan de ser útiles “Son botados como basuras” y solo ha recibido mentiras de funcionarios y dirigentes y no asistió a votar por la Constitución.

© cubaencuentro

En esta sección

Las Carnes del Canel (II)

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 16/04/2019

Comentarios


Cuba: Indicios, cambios y ocultismo

Arnaldo M. Fernández , Broward | 15/04/2019

Comentarios


«La dolce vita»

Waldo Acebo Meireles , Miami | 15/04/2019

Comentarios


Legitimidad, problema del liderazgo cubano

Julio Aleaga Pesant , Manzanillo | 12/04/2019

Comentarios


Restablecer una parte de la verdad

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 12/04/2019


Acuérdate de abril: Tres al tiro

Arnaldo M. Fernández , Broward | 11/04/2019

Comentarios



Liborio y el lobo

Germán M. González , La Habana | 08/04/2019

Comentarios


Acuérdate de abril: Los Puros

Arnaldo M. Fernández , Broward | 04/04/2019

Comentarios


¿Cómo va la industria sin humo en Cuba?

Germán M. González , La Habana | 03/04/2019

Comentarios


El «Fronterazo»

Francisco Almagro Domínguez , Miami | 02/04/2019

Comentarios


Subir