Actualizado: 18/10/2018 9:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

CEPAL, Derechos, ONU

Alicia Bárcena miente a Naciones Unidas

La Secretaria ejecutiva de la CEPAL habla de igualdad y justicia inexistentes en Cuba

Comentarios Enviar Imprimir

Ya se hace reiterativo que funcionarios de la FAO y de la CEPAL, muestren desconocimiento de la situación de Cuba y hagan declaraciones triunfalistas sobre las políticas del Gobierno cubano[1]. Es necesario cursos de superación sobre la situación en Cuba o sencillamente sustituirlos por funcionarios responsables y honestos que ejerzan sus funciones sin trasiego de influencias y haciendo lobby ilegal. Con esta postura triunfalista sobre la situación en Cuba, el doctor Honoris causa otorgado a Bárcena en economía, en el 2016 y por la Universidad de la Habana, resulta cuestionable para la ciudadanía, aunque resulte muy provechoso para el Gobierno cubano.

En el XXXVII período de sesiones de la CEPAL que se celebra en la Habana, Alicia Bárcena declaró: “la experiencia cubana demuestra la posibilidad de lograr igualdad y justicia”[2]¿De qué habla Alicia Bárcena?

¿Igualdad en la miseria?

No creo que ningún funcionario de la ONU deba enaltecer la igualdad en la miseria.

Según el índice Gini, EEUU es mucho más desigual que la India, sin embargo, el 80 % de la población india recibe menos de dos dólares diarios. Según el PNUD, el umbral de pobreza es el ingreso por debajo de 2,5 dólares diarios para el año 2017. Los ingresos estatales de la inmensa mayoría de los trabajadores cubanos están por debajo de un dólar diario. ONEI no publica cifras sobre los sectores económicos que reciben menos de un dólar diario.

Cuba es el único país de las Américas que no publica su índice de pobreza y su índice de desigualdad social. Tampoco publica el salario mínimo estatal ni el costo de la canasta básica de alimentos. Desde hace 27 años las desigualdades sociales y el crecimiento de la pobreza es sostenido por la crisis estructural del sistema. ¿De qué habla la señora Bárcena?

¿Igualdad social?

Desde 2011 la seguridad social no es universal. Grandes sectores vulnerables han quedado desprotegidos por la política del presidente Raúl Castro de eliminar subsidios, “siempre que haya alguien en las familias que trabaje”. Con salarios paupérrimos, esta política ha dejado desamparados a grandes sectores vulnerables que la ONEI no publica. Pero los “protegidos” reciben 7 dólares, imposible para alimentarse al mes. No hay igualdad social.

El derecho a la educación no es universal. Los profesores y estudiantes de las Universidades son expulsados si tienen discrepancias políticas con el régimen. Los quince profesores y estudiantes expulsados en el primer semestre del 2017, anunciados por el rector de la Universidad Central de las Villas es la muestra de esta discriminación política. No hay igualdad social.

La calidad de la educación y la salud cayó en picada desde los primeros años de los 90. Cada año en el inicio de clases, los directores de las escuelas piden a los padres que regalen las reparaciones más urgentes para poder funcionar. Los salarios de los profesores y maestros les expulsan a buscar otras fuentes de empleo. El estado de los hospitales y consultorios médicos es calamitoso, y los salarios del personal de salud, muy bajos para los precios de la canasta básica alimentaria. Sin embargo, la nomenclatura de primera línea estatal y partidaria tiene garantizada la atención médica de calidad y cuentan con todos los medicamentos que le faltan a la población. ¿Por qué Bárcena está desinformada sobre estas desigualdades?

No existe programa para solucionar el grave problema de la vivienda en Cuba, problema que se agudiza por las erradas políticas públicas del gobierno cubano sobre el asunto. Sólo el 5,7 % de la población cubana, según cifras oficiales, recibe agua las 24 horas del día, la “angustia” alimentaria es un problema cotidiano. ¿Cuáles son las fuentes de información de la funcionaria de la ONU?

¿Igualdad de oportunidades?

Tampoco existe en Cuba. El gobierno prohíbe la autonomía ciudadana económica social, cultural, cívica y política. Por eso todas las obstrucciones al trabajo por cuenta propia y a las cooperativas, por eso la persecución contra la libertad de creación cultural, la prohibición de la libertad de asociación y libertad de prensa y mantiene en la ilegalidad a todas las asociaciones que quieren inscribirse para funcionar legalmente. Por eso también, la represión sistemática contra todos los que discrepen de las políticas públicas gubernamentales.

¿Justicia?

La funcionaria desconoce que en Cuba no existe el Estado de Derecho, por lo tanto, la impartición de justicia en Cuba está subordinada al ejecutivo que aplica discrecionalmente sus intereses y prioridades violando todos los derechos Humanos en Cuba. No conoce la funcionaria de la ONU que en Cuba no son reivindicables ni justiciables los derechos humanos, por lo tanto algunos derechos, son existencias precarias como los de salud y educación y los restantes son sistemáticamente violados porque no son reconocidos por el gobierno cubano.

Los derechos civiles no existen en Cuba. No hay mecanismos para enjuiciar los abusos de poder de las autoridades sean estatales, partidistas, militares o laborales. Nadie responde por la violación de los derechos civiles de los ciudadanos lo cual ha hecho crecer una “jungla cívica” en la cual no hay leyes ni reglas que se respeten por parte de todas las autoridades. Muchas quejas ciudadanas y ningún resultado.

¿De cuál justicia habla esta funcionaria?

Incompetente en su función de estar informada, Alicia Bárcena debería leerse todas las violaciones señaladas por los Comités de la ONU —organización de la cual es funcionaria—, que evalúan al Gobierno cubano como Estado parte. En específico las conclusiones del Comité contra las Torturas y los tratos degradantes en 2012 y las conclusiones del Comité contra las desapariciones forzadas de marzo de 2017. Pero también todos los cambios propuestos por la ONU al Gobierno de Cuba con relación a la prohibición de una Comisión Nacional independiente de Derechos Humanos, la falta de monitoreo de la discriminación racial, de la violencia contra la mujer, el ocultamiento del sistema penitenciario a los Relatores especiales de la ONU y las violaciones del sistema de impartición de justicia en Cuba.

Ayudaría Alicia Bárcena al pueblo cubano pidiéndole al Gobierno que permita el acceso a todos los Relatores especiales de Derechos Humanos que piden ser invitados y reciben el silencio por respuesta o la negativa expresa de ingresar al país. Otros países tienen invitaciones permanentes a todos los Relatores de Derechos Humanos. No tienen nada que ocultar.

Ya que usted esta desinformada, permita que los funcionarios de Naciones Unidas, que sí hacen su trabajo, puedan ayudar a mejorar el estado de los derechos humanos en Cuba.

Por los resultados de su trabajo con relación a Cuba, debería ser usted sustituida inmediatamente, por el sesgo y desinformación con la que habla sobre la situación cubana actual.


[1] “La FAO muy contenta con la “angustia alimentaria” en Cuba” Cubaencuentro.com, 8 de mayo de 2018.

[2] Ismael Francisco “Alicia Bárcena: Cuba es un ejemplo relevante de cooperación sur-sur” en Cubadebate.cu, 7 de mayo de 2018.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.