Actualizado: 16/09/2019 12:05
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Bolsa negra, Corrupción, Mercado

Corrupción inducida

En las altas esferas la corrupción trae la ruina al país. Entre el pueblo de abajo y de adentro es un medio de supervivencia

Comentarios Enviar Imprimir

Corrupción es la acción de corromper, lo cual significa, entre otras acepciones, echar a perder una cosa, pudrir, viciar, pervertir, sobornar o cohechar. Socialmente puede tratarse de empresarial, policial o política[1].

José Martí definió: “(…) Pero no hay viles mayores que los que miran exclusivamente los intereses de la Patria como medio de satisfacer su vanidad o levantar su fortuna”[2]. Esta frase amplía el concepto de corrupción, generalmente asociado a apropiaciones materiales, hasta el abuso de poder para satisfacer vanidades personales, eso también es corrupción y el Apóstol califica severamente a quien lo haga.

El pueblo cubano ha sido durante décadas rehén de esas ambiciones. El sacrificio de los intereses patrios en función de una falsa “solidaridad” ha conducido a la intervención bélica en los asuntos internos de naciones soberanas o en conflictos lejanos en función de geopolíticas ajenas[3]. Todo ello cumpliendo un juramento[4] que si no fuera faltar al respeto a la máxima expresión literaria de nuestro idioma llamaríamos quijotesco. Lo advirtió Martí: “Nada hay tan imprudente como perturbar con propios rencores —ya que hay infortunados que los tengan— la paz en pueblo ajeno: (…)”.[5]

Sume a ello la irresponsable dilapidación del patrimonio estatalizado, de los recursos provenientes de la “ayuda” soviética, de los créditos tomados y no pagados, de la estafa del cambio de moneda y del salario sub-pagado durante décadas, derrochados en proyectos insostenibles, propios del ego de “los viles mayores” según el Apóstol. En el contexto de un sistema político económico generador de ineficiencia crónica ha resultado en la pésima situación caracterizada —con eufemismos y omisiones— en la introducción al último documento programático del partido&gobierno: la “Conceptualización del modelo socialista de desarrollo económico y social”.

La inflación (incremento de los precios) internacional de seis décadas y la pérdida de valor de la moneda cubana en mayor proporción aun por las razones expuestas causan que los salarios y pensiones de los cubanos resulten casi simbólicos, aun luego del cacareado incremento reciente, resultado: lo que el personaje televisivo “Ruperto marcha atrás” con exactitud de economista llama “busca”, es decir, el hurto, malversación, desvío, de todo lo que sea posible en el ámbito laboral.

En los barrios cubanos quizás la gente no sepa quién es el delegado de la circunscripción al poder popular, pero todos saben donde se compran productos con precios por debajo de los mercados estatales en CUC y CUP: quién vende productos como huevos, café, aceite, carnes (incluyendo vacuna), ferretería, materiales de construcción y un etcétera tan largo como las necesidades cotidianas de la población. Sin esta corrupción generalizada, donde se roba al único que tiene, el gobierno, para nutrir al mercado no tan “negro” de una economía no tan “sumergida”, los cubanos no hubieran sobrevivido.

Luego de esta excursión al nivel del cubano “de abajo y de adentro”, frecuentemente estado-dependiente, volvamos al Olimpo donde se decide su suerte. Al ceder el poder el hermano mayor, el menor asumió y entre sus primeras tareas depuró a ministros, otros funcionarios y hasta al personaje al que Fidel Castro dedicó “reflexiones” por su libro sobre Salvador Allende y el golpe de Estado: el chileno Max Marambio. En la purga salieron a relucir grandes casos de corrupción, sus consecuentes condenas y hasta el enigmático suicidio de un secuaz de Marambio.

Las fuerzas armadas se han empoderado como nunca, han erosionado el patrimonio anexándose gran parte del mismo generando un estado de cosas donde el secretismo tradicional de los Castro Ruz se ha llevado al extremo: ahí no tiene acceso la prensa, la contraloría, la fiscalía, es decir, las instituciones que debieran prever y detectan la corrupción. El presidente designado no puede enviar los funcionarios de los órganos de control allí donde carecen de tuición. El Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA) de las fuerzas armadas funciona como una entidad privada sin los controles estatales que suelen tener éstas.

No se conoce la envergadura del fenómeno, eso no será posible hasta recobrar la democracia perdida, si aún existe la nación.

Paradoja: La corrupción de “arriba” causa la miseria del pueblo, la de “abajo”, la inducida —provocada por el sistema— le permite sobrevivir.


[1]Diccionario Real Academia Española.

[2]Obras Completas, Edición Digital, t. 13, p. 153-166.

[3]Obras Completas, Edición Digital, t. 1, p. 137.

[4] A cinco meses en el poder salió la primera expedición a República Dominicana seguida de decenas a otras naciones soberanas; la participación de miles de cubanos en la guerra de secesión Eritrea vs. Etiopía es solo un ejemplo del sacrificio de vidas cubanas en función de geopolíticas ajenas.

[5] La muy citada carta de Fidel Castro a Celia Sánchez escrita en la Sierra Maestra donde define como el objetivo de su vida combatir a Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.