Actualizado: 07/04/2020 22:06
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Antúnez, Edmundo, Oposición

Decadencia y caída de casi todo Edmundo

Fariñas catalogó a Antúnez de “figura decorativa dentro de nuestra lucha” y afirmó que el Directorio Democrático Cubano (DDC) lo ha utilizado a su forma y conveniencia en ridículas ruedas de prensa y mítines

Comentarios Enviar Imprimir

A diferencia de José Luis García Pérez, alias Antúnez, El León de Placetas y El Antonio Maceo de Nuestros Días, quien por su experiencia mediática en la oposición dentro de Cuba encontró ya empleo en América TeVe (foto), Edmundo García Gómez no encuentra trabajo en Miami tras regresar de la Isla de Cuba pintoresca, donde tampoco logró conseguirlo a pesar de repatriarse por indicación de Miguel Díaz-Canel y tener en mente cierto proyecto mediático.

Pasaje a lo conocido

En la oposición mediática anticastrista dentro de Cuba, Antúnez convocó incluso a un paro nacional gradual y solía proferir: “Ni me callo ni me voy ni me confundo”. Tener una hija con baby shower y parto de Magalis Rivaflecha en Miami parece haber valido tanto como una anchor baby [1]. Edmundo desplegó su oposición mediática castrista en Miami con el programa radial “La noche se mueve”, que derivó en “La tarde se mueve” y acabó por mudarse a Internet, a medida que iba disminuyendo el sostén de “la industria”, como definía el propio Edmundo a las compañías de viajes y envíos de paquetes a Cuba.

Aunque posó para fotos con Raúl Castro, Díaz-Canel, los Cinco y otros, Edmundo no logró echar a andar su proyecto mediático allá porque, a fin de cuentas, quienes salen de Cuba a radicarse en Miami son simplemente desertores, salvo que vengan en son de Red Avispa. Virarse de palo pa’rumba en defensa del castrismo desde las entrañas del monstruo sólo sirve para que el desprecio no se manifieste a escupidas, sino a través de poses y favores —como atenderse gratis alguna enfermedad— que sólo buscan seguir sacando algún provecho del tonto útil.

Vivir de la caridad en Miami

Los Edmundos van en dos bandos: los que aman al castrismo y fundan espacios de propaganda fuera de Cuba, y los que odian al castrismo y deshacen dentro y fuera de Cuba la racionalidad opositora con sus conductas sin pies ni cabeza. Sin que lograran con sus jornadas mediáticas surtir efectos significativos en el exilio y el insilio, respectivamente, Edmundo y Antúnez vienen a Miami a “vivir de la caridad” de sus allegados.

Así lo confesó Edmundo a la periodista Camila Mendoza para Cibercuba, tras recurvar de El Vedado a un efficiency en Cutler Bay (al oeste de Biscayne Bay). No tener trabajo indica tanto el declive de “la industria” en USA como el repudio solapado de su bandería en Cuba. Nada que confesar tiene Antúnez. Quedarse en Miami con trabajo en el Canal 41 y plantado hasta la democracia y la libertad en Cuba revela que su bandería no se atiene al principio bíblico “A cada uno según su capacidad” [2], sino que también anda en eso de la caridad.

Historias cruzadas

El 4 de agosto de 2016, Edmundo prestó uno de sus mejores servicios a la dictadura de partido único de los hermanos Castro: debatió en el noticiero de María Elvira Salazar (Mega TV) con José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Así quedó bien demostrado cómo la obsesión mediática de Ferrer llegaba al extremo de rebajarse a debatir con Edmundo, pero sobre todo cómo el liderazgo de Ferrer no daba ni para sobrepujar a Edmundo en un debate de temas políticos.

Ferrer no atinó siquiera a refutar la acusación de mercenarismo que voceó Edmundo tras soltar Ferrer que recibía fondos de la Fundación Nacional Cubano-Americana. Igual de mal parado salió Ferrer de otro debate desnivelado con la bloguera Yadira Escobar en Mira TV, moderado por Tomás García Fusté.

Por su parte Antúnez gestionó, junto con Guillermo “El Coco” Fariñas y otro expreso político, Francisco Chaviano, aquel avatar opositor denominado Agenda para la Transición Cubana. De ella fueron secretarios Martha Beatriz Roque y Vladimiro Roca, quienes sin necesidad del G-2 se dedicaron a desprestigiar a Antúnez en la primavera de 2009.

Roque y Roca alegaron que Antúnez se había declarado entonces en huelga de hambre por motivos tan personales como conseguirle una casa a su hermana Caridad García [demanda explícita insertada dentro de otra de vivienda adecuada para todos los cubanos] y protestar contra la tortura en prisión de su cuñado Mario Alberto Pérez, quien —según Roque y Roca, no el G-2— no era preso político, sino delincuente común. Roque y Roca exigieron dejar a Antúnez al garete, pero “El Coco” se negó y resaltó “la grandeza, modestia y humildad” de Antúnez.

El 27 de diciembre de 2014 se viraría la tortilla. “El Coco” tachó a Antúnez de metamorfosis en “figura decorativa dentro de nuestra lucha, aun cuando organizaciones radicadas en el exterior, como el Directorio Democrático Cubano (DDC), lo han utilizado a su forma y conveniencia en ridículas ruedas de prensa y mítines públicos”. También calificó de “traición anunciada” que Antúnez se confabulara con el DDC para centralizar los financiamientos a la oposición interna alegando mejor fiscalización, “cuando el único objetivo es lucrar con el dinero que tanto sacrificio cuesta al contribuyente norteamericano y al exilio cubano”.

Coda

Anticastrismo tardío y tardocastrismo confluyen ahora en Miami anecdóticamente con sus historietas respectivas de empleo y desempleo, que vuelven a plantear el clásico y sempiterno problema de a quién la patria contemplará orgullosa.

Notas

[1] El Decreto Ley 352 (2017) sobre la adquisición de la ciudadanía cubana por nacimiento de los nacidos en el extranjero de padre o madre cubanos interpuso dos obstáculos a la pretensión de Antúnez de que su hija fuera ciudadana cubana: la exigencia burocrática de transcripción del nacimiento en el consulado cubano en USA (Art. 6) y la regla de archivar el expediente si el padre o madre hubieren “cometido hechos o realizado acciones contra los fundamentos políticos, sociales y económicos del Estado cubano” (Disposición Especial Segunda).

[2] Mateo, 25:15 [Nueva Versión Internacional (1999)].


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.