Actualizado: 31/10/2020 1:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Brigada, Kennedy, Girón

Efemérides de la Contrarrevolución Cubana

El 29 de diciembre de 1962, los brigadistas acabados de salir de la prisión en Cuba acudieron al estadio Orange Bowl de Miami para ser recibidos por el presidente Kennedy

Comentarios Enviar Imprimir

El 25 de septiembre de 1973 muere en accidente de tránsito Tomás Cruz, veterano de la Brigada de Asalto 2506 y teniente —graduado en Fort Benning— del Ejército de USA. Se ganaba la vida en Miami como vendedor-cobrador de productos del hogar y oficiaba como diácono, con licencia de predicador, en la Iglesia Bautista El Calvario.

Castro, Cruz y Playa

A poco de triunfar Fidel Castro, Cruz viajó a USA y decidió exiliarse. Para el 13 de diciembre de 1960 estaba registrado como el brigadista 2548, jefe de la Compañía A del Primer Batallón [Infantería Aerotransportada]. Tras el fiasco de Bahía de Cochinos cayó prisionero y el 26 de abril de 1961 sería interpelado revolucionariamente por el propio Castro ante las cámaras de televisión en la Ciudad Deportiva. La transcripción oficial reza:

“Castro: Usted sí podía juntarse para combatir a la Revolución con aquel señor, pero para irse a bañar a la playa no podía juntarse; para desembarcar en Playa Girón sí, a combatir contra la Revolución, pero para ir allí a divertirse no podía ir. Y usted vino, sin embargo, con aquel señor que nunca se preocupó de que a usted lo dejaran bañarse en aquel club, como si las aguas del mar se fuesen a teñir con su color. / Cruz: Bueno, yo no vine a Cuba en razón de que me pudiera bañar o no en una playa... / Castro: ¿Usted se bañó en el mar de Girón? / Cruz: No señor, porque yo vine en paracaídas. / Castro: ¿No se enfangó tampoco en la Ciénaga? / Cruz: Sí señor, estuve cuatro días en la Ciénaga. / Castro: ¿En el pantano? / Cruz: Sí señor. / Castro: Entonces te bañaste” [1].

Los puntos suspensivos después de “una playa” fueron rellenados por The New York Times con que Cruz respondió contrarrevolucionariamente a Castro: “I didn't come here to go swimming. I came to free my country from Communism” [2]. Sin embargo, hasta el brigadista Luis González Lalondry dio versión más acorde a la historia oficial: “Yo no me tiré en un paracaídas para bañarme en la playa de los blancos” [3]. Igual sucede con la versión del exiliado Leovigildo Ruiz: “Tomás Cruz respondió que ‘él no había ido a Cuba a bañarse en la playa’. / Sorprendido Fidel [dijo]: "Pero tú te mojaste en el desembarco en Girón" / Tomás Cruz Ie respondió: ‘Yo no me mojé en el desembarco; yo me tiré en un paracaídas’” [4].

Cruz, Castro y Pálpite

Antes del mediodía del 17 de abril de 1961, el capitán José Ramón “El Gallego” Fernández informó a Castro que había cumplido la orden de ocupar el caserío de Pálpite con el batallón de la Escuela Nacional de Responsables de Milicias (ENRM). Castro exclamó: “¡Ya ganamos la guerra!” [5] porque así tenía bajo su control la única carretera a Playa Larga y la Brigada 2506 quedaba sin acceso al interior de la Isla de Cuba pintoresca.

Castro agregó: “Si no se dieron cuenta de que tenían que defender Palpite están perdidos”, pero el mando de la brigada sí tuvo en cuenta esa posición estratégica y la misión de ocuparla se asignó a la compañía de Tomás Cruz. Aunque el Primer Batallón demoró en salir de la base en Nicaragua, los paracaidistas de la Compañía A descendieron a tiempo, sólo que a unas dos millas (más o menos tres kilómetros) al este de Pálpite. Cruz mismo relataría:

“No sabíamos dónde estábamos [y] la brújula no funcionaba muy bien. Ni siquiera pudimos encontrar los suministros lanzados con antelación. Los milicianos abrieron fuego y tuvimos que gastar muchas balas. Así que decidí que lo mejor era ir a la playa a reabastecernos de parque y tratar de regresar enseguida a la carretera” [6].

El segundo batallón se desplegó en las afueras de Playa Larga, pero no llegó el refuerzo previsto del quinto, que venía en el barco Houston y distó mucho de desembarcar como Dios manda tras quedar averiada la nave con cohetazo de un avión de Castro. El segundo batallón contuvo el contraataque de la ENRM, lanzado por “El Gallego” desde Pálpite, pero al amanecer del 18 de abril tenía casi agotadas las municiones. Allí y entonces el segundo jefe de la brigada, Erneido Oliva, ordenó retirarse a Playa Girón. Esa tarde Bobby Kennedy resumiría la situación al senador George Smathers (D/FL) con que “the shit has hit the fan”.

Coda

El 29 de diciembre de 1962, los brigadistas acabados de salir de la prisión en Cuba acudieron al estadio Orange Bowl de Miami para ser recibidos por el presidente Kennedy, a quien Tomás Cruz abrazó emocionado (Foto). A mediados de 1971, Cruz seguía presa del desespero y del embullo exiliar con el gobierno de Estados Unidos: “Soy tan optimista como realista sobre mi patria. La administración Nixon tiene que actuar. Algo sucederá pronto, posiblemente este año. Yo estoy listo” [7].

Notas

[1] Otero, Lisandro (comp.): Playa Girón: derrota del imperialismo, Ed. R[evolución] (1962), 458.

[2] “Bay of Pigs Unites Cuban Exile Group”, The New York Times, 11 de abril de 1971, 16. Google ofrece rellenos con mucha más salsita, por ejemplo: “I didn’t come here,” he answered, “to swim in the integrated pool at the Country Club, but to free my country”. Y eso después de esto: “Cruz had fought like a panther. Lying in a house severely wounded immediately after the battle, Cruz looked up and realized that the man who had just entered the building was Fidel Castro. He groped in the bad light for his .45 pistol. ‘What are you trying to do, kill me?’ Castro asked ironically. ‘That’s what I came here for’, Cruz replied”.

[3] Prisioneros de guerra, Nueva York: Pueblo Enterprises Corp. (1976), 12.

[4] Diario de una traición. 1961, Librería Cervantes (1972), 91. Los historiadores australianos Peter Read y Marivic Wyndham acogen esta versión: “Afro-Cuban Tomas Cruz was asked by Castro why he had returned when under Batista he hadn’t been allowed on the beaches. He replied: ‘I did not come to Cuba to swim on the beaches’”. Cf.: “The Bay of Pigs: Revisiting Two Museums”, Public History Review, Volumen 14 (2007), 14.

[5] Wyden, Peter: Bay of Pigs, Simon and Schuster (1979), 257.

[6] Dille, John: “With a Quiet Curse It All Began”, Life, 10 de mayo de 1963, 33.

[7] “Bay of Pigs Unites Cuban Exile Group”, loc. cit.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.