Actualizado: 04/12/2020 15:14
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

EEUU, Cason, Embargo

Efemérides de la Contrarrevolución Cubana

Cason pensaba que levantar el embargo equivalía a tirar un salvavidas a un régimen que ya se ahogaba, afirma el autor del artículo. El embargo no se ha levantado y tampoco el régimen se ha ahogado

Comentarios Enviar Imprimir

El 30 de octubre del 2002, 24 líderes opositores cubiches y 6 funcionarios yumas se reúnen en la residencia de James Cason a fin de darle taller al proyecto de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba (APSCC), liderado por la economista Marta Beatriz Roque. Ella había sido excarcelada el 23 de mayo de 2000, luego de cumplir condena junto con Vladimiro Roca, René Gómez y Félix Bonne por poner en circulación, bajo el paraguas autoral “Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna”, el análisis de la situación socioeconómica en Cuba que vio la luz como La patria es de todos (1997).

Cason el Magnífico

El Jefe de la Sección de Intereses de USA en Cuba (SINA) se disculpó por no poder participar en la reunión, pero antes de largarse dijo que conocía bien las dificultades de los opositores para reunirse y por eso facilitaba su casa, así como apoyo material y moral dictado por la tesitura de la Casa Blanca: democratizar la Isla de Cuba pintoresca. El negocio era redondo. El cenáculo anticastrista tenía lugar con inmunidad diplomática y gastronomía de alta calidad, mientras que la policía política castrista tenía mejor chance de escuchar e incluso de ver. Castro daría pita a los huéspedes de Cason hasta que ordenó la medida activa conducente a la Primavera Negra.

Miguel el Orriendo

Manuel David Orrio hacía carrera disidente desde 1992 en la Corriente Socialista Democrática y había transitado pacíficamente de sereno de agromercado a periodista independiente con el artículo de opinión “El fantasma de Chibás” (El Nuevo Herald, 21 de noviembre de 1995). Como el agente Miguel del G-2 tupió a Roque con efectuar un taller de ética periodística en casa de Cason, que tuvo lugar el 14 de marzo de 2003. Al conversar con Ignacio Ramonet, Castro dio la clave para descifrar el tupe de Orrio como ejecución de medida activa:

“Ese día 14 de marzo me reúno yo como a las once de la noche, preguntando los detalles (…) Esto era una cosa que ya no se podía tolerar (…) Entonces, no va a exigírsele responsabilidad legal, diplomática, a un señor que es inmune (…) Hay que proceder contra los principales cabecillas’ [cubiches]. No podíamos permitírselo a un hombre que representa a un país [USA] cuyos planes conocemos, porque cometen muchas indiscreciones [1].

Marta la Única

Roque sería la única mujer acusada en los juicios sumarios adonde vino a parar la ola represiva de la Primavera Negra como Causa de los 75. Su abogada defensora, Amelia Rodríguez, se enteró de cuáles eran los cargos al llegar al juicio. Roque fue condenada a 20 años, pero el 23 de julio de 2004 saldría de Manto Negro [Prisión de Mujeres de Occidente] por razones de salud y con 22 libras menos de peso. Al año siguiente armó la fugaz APSCC y continuaría navegando por entre las aguas de la represión. Las últimas entradas de su página informativa [desde su mesa de trabajo en La Habana] datan del 18 y 20 de marzo de 2018, con los titulares “La Primavera Negra quedó en la Historia” y “Nada cambiará”, respectivamente.

Casos y cosas del cabo Cason

Así tituló la agitprop castrista una serie de breves dibujos animados que la TV cubana sacó a principios de 2005 para ridiculizar al jefe de la diplomacia estadounidense en Cuba. Cason se mostraba transfigurado en hada madrina con varita mágica, pero no lograba encantar al pueblo cubano y terminaba metamorfoseándose en una rata que corría a refugiarse en la SINA.

El motete del grado militar venía de septiembre del 2004, por obra y gracia de otra borrachera de Ricardo Alarcón con la invasión militar americana. Cason había declarado que USA no tenía semejante intención, pero Alarcón repuso: “Ese es un burócrata de cuarta categoría [Nosotros] recordamos las declaraciones de Powell, del general Colin Powell, no del cabo Cason” [2].

Al respecto de los cortos animados, el jefe de la SINA soltó en nota de prensa que así el régimen de Castro reconocía “que una transición es inevitable y se aproxima. [Por eso] está haciendo todo lo posible por meter miedo a los cubanos, miedo al cambio, miedo a la democracia”. Cason llegaría a irrumpir en algún que otro evento de la SINA disfrazado tal y como aparecía en aquellos cortos diciendo algo así como “Cachán, Cachán, soy el cabo Cason y vengo a traer la democracia en Cuba”. Incluso puso en cuadro (Foto) su poema intitulado “La varita mágica”, que incluye estos versos: Totalmente dedicada está esta hada / a divulgar las estupideces y mentiras / de esta dictadura tan pesada, retrógrada y fracasada.

Hombre Transición vs. Hombre Sucesión

Cason pensaba que levantar el embargo equivalía a tirar un salvavidas a un régimen que ya se ahogaba. Y como Castro no iba a cambiar, Cuba necesitaba un hombre para la transición en vez de uno para la sucesión. Nunca se supo quién era. Ni se sabe quién es ni quién será.

En diciembre de 2004 Cason montó en el jardín de la SINA, como motivo navideño, un número 75 dentro de un círculo de luz neón. La cancillería castrista conminó a retirarlo, pero Cason replicó con rueda de prensa para explicar que este homenaje a 75 disidentes encarcelados durante la Primavera Negra no era ninguna provocación, sino deber moral de USA con los presos políticos cubanos. Estalló entonces una guerrita de carteles.

La agitprop castrista rodeó la SINA con fotos en pancarta de iraquíes torturados en la cárcel de Abu Ghraib, así como caricaturas y dibujos infantiles en el pavimento que respaldaban a Castro y su socialismo. Cason revelaría que la guerrita distó de ser callejera. Agentes del G-2 entraban a las residencias del personal diplomático de EEUU en La Habana para orinarse dentro de los frascos de enjuague bucal, borrar rostros de familiares en las fotos digitales archivadas en disco duro de computadoras y hacer otras cositas por el estilo.

Coda

Casi a punto de concluir su misión diplomática en Cuba, Cason dijo a reporteras de AP: “Cachán, Cachán, días mejores pronto vendrán”. Su misión concluyó el 10 de septiembre de 2005.

Notas

[1] Biografía a dos voces, Debate (2006), 405.

[2] Alarcón aseveró: “A la pregunta de por qué no se usa la fuerza militar en Cuba como en Iraq, [Powell] no dijo porque no se debe usar, sino que no siempre debe aplicar[se]”. Cf.: “Ratifica Cuba que existe amenaza de agresión de Estados Unidos”, Prensa Latina [La Habana], 6 de septiembre de 2004. Desde 1962 no se ven marines en zafarrancho de combate contra Cuba.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.