Actualizado: 19/01/2021 21:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Flotilla, Exilio, Miami

Efemérides de la Contrarrevolución Cubana

Las andanzas, venturas y desventuras marítimas de un navegante sin éxito: Ramón Saúl Sánchez

Comentarios Enviar Imprimir

El 10 de diciembre de 1998, la guardia costera estadounidense aborda en alta mar la embarcación de 39 pies de eslora Derechos Humanos, tripulada por activistas del Movimiento Democracia (MD) y repleta de ejemplares de la “Declaración Universal”. La causa eficiente del abordaje fue no tener el permiso exigido por disposición presidencial para navegar rumbo a Cuba.

El Servicio de Aduanas confiscó la nave y el líder del MD, Ramón Saúl Sánchez, gestionó sin éxito la devolución. Para mayo de 1999 se plantaba en huelga de hambre al pie del edificio de oficinas federales Claude Pepper [1ra Avenida # 51 del Suroeste, Miami]. Se tendió en un lecho bajo una carpa y miles de exiliados cubanos e incluso muchas personas de otras nacionalidades pasaron a dar muestras de solidaridad. Desde el puerto irrumpieron doce rastras con banderas cubanas, que estuvieron sonando sus fotutos por un cuarto de hora; desde Okeechobee y Avenida 103 (Hialeah) llegaron camioneros independientes. Unos avioncitos del propio MD sobrevolarían el lugar en señal de respaldo.

Civismo

Al agradecer el apoyo ciudadano, Sánchez precisó que su huelga de hambre no era tan sólo “por la devolución de un barco, sino por la defensa de un principio: el respeto a nuestros derechos civiles”. El capítulo floridano de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó demanda en jurisdicción federal. Además de la nave incautada, reclamó el derecho de Sánchez a permanecer frente al edificio Claude Pepper, luego de negársele permiso para ayunar dentro. ACLU subiría la parada con otra demanda contra la disposición presidencial misma.

Sánchez y la fiscalía llegarían al arreglo “amigable y aceptable”, aprobado por la judicatura, de que el MD recupera el barco a cambio de no venderlo, destruirlo ni sacarlo fuera del Sur de la Florida. Andy Kayton, director legal de ACLU en Florida, representó a Sánchez y declaró que así el gobierno actuaba de manera “mucho más consistente con los principios democráticos de Estados Unidos que [al ejercer] autoridad administrativa sobre la embarcación”.

Al inicio de la negociación, Sánchez dio muestra de buena voluntad pidiendo a los exiliados que suspendieran sus actos de desobediencia civil, como demorar el tráfico, tenderse en las calles e inundar la Casa Blanca y las agencias federales con llamadas telefónicas, así como las oficinas de correos con cartas de protesta. El barco Derechos Humanos estaba en un muelle seco de Cayo Hueso y se trasladó en caravana hasta el Parque José Martí (La Pequeña Habana). Sánchez quedó en posesión mientras la fiscalía y ACLU insistían en dirimir la legalidad tanto de la incautación de la nave como de la disposición presidencial.

Marinas exiliares

Sánchez había llegado solito a EEUU en uno de los Vuelos de la Libertad y con apenas 16 años principió a luchar contra Castro. Militó en grupos de acción [foto] como el Frente Nacional de Liberación Cubano (FNLC), pero a mediados de 1984 encajó nueve años de cárcel por negarse a testificar ante gran jurado sobre acciones del grupo anticastrista Omega 7. Sánchez puntualizó que era “a soldier of good cause” [1]. Ya en libertad condicional consiguió agrupar diversas organizaciones exiliares en la Comisión Nacional Cubana (CNC), que fundó el 27 de noviembre de 1986 y rebautizó el 13 de julio de 1995 como Movimiento Democracia, al filo de incidente en aguas cubanas entre una flotilla de la CNC y lanchas patrulleras de Castro.

El 1º de marzo de 1996, el presidente Clinton largó su Proclama 6867, que declaró emergencia nacional para regular toda embarcación “which may be used, or is susceptible of being used, for voyage into Cuban territorial waters and that may create unsafe conditions and threaten a disturbance of international relations” [2]. En julio del año siguiente, Sánchez tuvo la ocurrencia de soltar en aguas internacionales un bote inflable teledirigido con piloto automático y GPS que alborotó a las tropas guardafronteras de Castro al llegar a la playa El Chivo, entre El Morro y Habana de Este, con “biberones, pañales, lápices y artículos de aseo personal”, así como un globo de cinco metros de diámetro con la palabra “Democracia” impresa en letras rojas y azules. Sánchez exhortaría a los exiliados a “sentarse en Miami Beach, mandar uno [igual] a La Habana, pasearlo frente al Malecón y hacerlo regresar”, pero muchos debieron desanimarse porque “el costo del bote, el motor y el uso del satélite suma[ban] alrededor de $3.000”.

En la mar andamos

En septiembre de 1998, el MD se desayunó con que su subsecretario de Asuntos Aéreos, René González, era el agente Castor/Iselin de la Red Avispa. Sánchez adoptó medidas de suspensión de dos proyectos para el futuro cercano frente a las costas de Cuba, inspección de los equipos y suministros para prevenir sabotajes, cambio de codificación de computadoras y de frecuencias de radio, mayor protección del aeroplano insignia Democracia y otros, así como relocalización de los barcos Democracia y Derechos Humanos, pero no se amedrentó ni desalentó por la infiltración, sino que anunció la decimocuarta salida de su flotilla.

La salida anterior había puesto ya la disposición presidencial de Clinton en la picota pública. El viernes 17 de julio de 1998, las embarcaciones Derechos Humanos, Democracia, Sea King y XZ2 partieron por la noche de la dársena Conch Harbor (Cayo Hueso) para navegar hasta el límite de las aguas territoriales cubanas en recordación de las 41 víctimas mortales del hundimiento del remolcador 13 de Marzo. En esta decimotercera salida de la flotilla participó Silvia Iriondo, presidenta del grupo Mujeres Ante la Represión (MAR) por Cuba, quien declaró tajantemente: “A ningún ciudadano de este país se le pregunta a dónde va”.

Coda

Hacia la madrugada del 22 de febrero de 2001, la embarcación Derechos Humanos se apostaba a unas doce millas frente a La Habana y lanzaba fuegos artificiales apoyando un cacerolazo que la disidencia interna había convocado en protesta contra la libreta de racionamiento como “instrumento de manipulación psicológica”. Aquella nave salió junto con Democracia, el viejo camaronero que Sánchez había comprado y reconstruido para emprender su movimiento, pero una avería en el motor impidió sincronizar bien el espectáculo visual afuera con el espectáculo sonoro dentro. Así y todo fue un éxito.

Notas

[1] “Exile sentenced to 9 years for refusing to testify”, The Miami Herald, 15/06/194, p. 2C.

[2] Esta proclama presidencial se expandiría por otra [7757] el 26 de febrero de 2004 y se modificaría por otra [9398] el 24 de febrero de 2016 y por otra más [9699] el 22 de febrero de 2018, siempre en el sentido de que —como dijo el cofundador del MD Ramón Enrique Díaz— Estados Unidos prosiguiera “cuidando la frontera marítima al dictador”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.