Actualizado: 22/10/2021 20:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Educación

El caballo blanco de Maceo

Un examen de ortografía e historia abre la caja de Pandora: el disparate de más de tres mil universidades comienza a pasar factura.

Comentarios Enviar Imprimir

Un simple examen no debería quitarles el sueño a los dirigentes del Ministerio de Educación Superior (MES). Tampoco para la Asociación de Pedagogos representaría un compromiso inalcanzable. Hasta podría pensarse que tal evaluación serviría para borrar de un plumazo las acusaciones que "el enemigo" esgrime contra el sistema de instrucción del régimen.

Pero, lo cierto es que ahora se ha convertido en una certeza lo que muchos vaticinaban desde comienzos de los noventa, luego de que se implementaran los exámenes de ortografía, matemáticas, historia y computación para acceder al título de nivel superior. Raudos y veloces, los funcionarios del MES establecieron mecanismos oficiales, grupos de trabajo y comisiones para aplicar los exámenes, y responsabilizaron —menuda coincidencia— al Partido Comunista para que "monitoree la actividad".

En esta primera edición del examen diagnóstico se envió a las sedes universitarias municipales (SUM) un examen de ortografía, con insistencia en aspectos relacionados con la historia nacional. Y resulta una verdad de Perogrullo que más de la mitad de los estudiantes examinados, según datos manejados por la Comisión Nacional, alcanzaron calificaciones que no rebasan los sesenta puntos.

El hecho pudiera mover al cuestionamiento, si se tiene en cuenta que las cifras hablan de resultados no tan desastrosos; pero el bajo nivel da mucho de qué hablar sobre los métodos simplistas aplicados en la muestra. Más preocupante todavía es descubrir que preguntas como "¿quién fue el Titán de Bronce?", no fueron respondidas correctamente por decenas de miles de estudiantes.

Generación audiovisual

Buscar responsables llevaría a enredar la madeja, mucho más de lo imaginado. No obstante, es importante señalar que el sistema educacional comenzó a mostrar los primeros síntomas de deterioro al iniciarse el Período Especial.

El quebranto de instituciones, la falta de motivación, la devaluación de los salarios, la aparición de fuentes de remuneración en otros sectores y la caída de patrones establecidos en décadas anteriores provocaron una deserción masiva de educadores. De la noche a la mañana, trabajar en Educación se convirtió en una pesadilla que no muchos estaban dispuestos a enfrentar.

Fue así como uno de los pilares ideológicos del castrismo comenzó a menguar de forma significativa. El gran líder optó por alternativas, siempre ligadas al gigantismo de todos sus proyectos, sin tener en cuenta la calidad de las propuestas.

Las antiguas maestras de gruesos espejuelos y hábitos no tan moldeables fueron suplantadas por jóvenes de casi la misma edad de sus educandos, o por televisores y evaluaciones que insistían más en la participación en un trabajo voluntario que en la nota de un examen de Lengua Española o Física.

La llamada "generación del audiovisual" está dando sus primeros frutos. Aquellos niños ya están en la educación superior y "serán nuestros futuros médicos", afirman preocupados no pocos ciudadanos.

Los cambios en los conceptos pedagógicos, los exámenes superficiales y la utilización de más tiempo en aspectos ideológicos de apoyo al régimen, han originado un descalabro en los resultados docentes en todo el país.

Cifras conservadoras hablan de que, sólo en la capital, hay un déficit de algo más de 3.000 profesores en la enseñanza secundaria, mientras que en la primaria los síntomas de crisis comienzan a tocar a las puertas del sector.

Mecánica rima con Gramática

Como sistema, la educación en Cuba enfrenta un reto imposible de sortear sin la intervención de mejoras estructurales, entre ellas materiales y conceptuales.

La implementación de instituciones universitarias en municipios y pequeños pueblos incrementó los problemas de la formación, sobre todo por lo descuidado y simplista del método. Resulta inverosímil que en poblados como Cruces, Los Palacios, Calimete, Esmeralda o Costa Rica existan sedes universitarias municipales, donde se imparten especialidades que van desde el Derecho hasta la Economía.

A partir de la puesta en marcha del proyecto, Fidel Castro, a quien siempre le han obsesionado las cifras grandilocuentes, decidió fundar 3.150 universidades a lo largo del archipiélago. En ellas estudian alrededor de 400.000 estudiantes. En dichos centros, que dependen de las universidades más importantes de cada provincia, los profesores que instruyen y evalúan muchas veces carecen de formación pedagógica o tienen perfiles diferentes a los necesarios.

En algunos pueblos, es común que un ingeniero mecánico imparta Gramática, o un agrónomo, Derecho Mercantil. En su inmensa mayoría, quienes se alistan como profesores en las SUM son profesionales que buscan "mejorar el salario" de su habitual labor.

El asunto adquiere mayor dramatismo cuando se comprueba que cientos de antiguos trabajadores de los 71 centrales azucareros cerrados desde 2002, fueron reubicados en carreras universitarias, gracias a la "Tarea Álvaro Reynoso". Como Fidel nunca ha admitido la idea de que en Cuba existan desempleados, transformó de la noche a la mañana a obreros y macheteros en estudiantes universitarios, con los mismos salarios que tenían cuando trabajaban para la economía nacional.

Este es el curso en que muchos de los antiguos obreros se recibirán como profesionales. La pregunta obligada es: ¿qué harán 300 abogados en un antiguo batey azucarero? ¿Tendrán trabajo en Jobabo cincuenta nuevos universitarios?

Resulta contradictorio que Raúl Castro incite a "mirar al campo", cuando su hermano mayor ha intentado transformar a los campesinos en estudiantes universitarios. La "universalización de la enseñanza" y la "Tarea Álvaro Reynoso" representan una distorsión para la economía nacional: cerca de un 20% de las personas en edad laboral simplemente están estudiando "hasta el doctorado, si así lo quisieran", tal y como lo definiera el propio Castro. No se trata de negar la posibilidad a los más capaces, sean campesinos u obreros, sino de evitar la masividad por decreto.

La falta de rigor está empeñando irremediablemente el futuro del país. Además de los habituales problemas productivos, la Isla parece abocada a la mediocridad. Muy pronto, una gran mayoría de cubanos podrá exhibir un título universitario, aunque muchos no sepan de qué color era el caballo blanco de Maceo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.