Actualizado: 12/12/2019 10:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Raúl Castro

El periplo del General

Si el objetivo de las visita del general Raúl Castro fue lograr el incremento sustancial de la ayuda económica, no parece que lo consiguió

Comentarios Enviar Imprimir

Raúl Castro realizó visitas a China, Viet Nam y Rusia entre el 1 y 13 de julio. Todo hace pensar que las estancias estuvieron dirigidas fortalecer los lazos económicos en vista de las crecientes dificultades afrontadas por Cuba, al no haber logrado avances notables con la pretendida actualización del modelo económico, a la vez que existe incertidumbre con respecto a las relaciones con Venezuela, debido a contar con un mandatario supuestamente enfermo que afrontará un proceso electoral el 7 de octubre, que de ganar la oposición sería el fin de las enormes ayudas del amigo sudamericano.

Se añade la tendencia a la baja del precio del petróleo en las últimas semanas; único producto de que dispone Caracas para obtener divisas. Todo esto aderezado en un clima económico internacional que augura tiempos difíciles para todos, pero muy en especial para aquellos países que, como Cuba, tienen una situación sumamente delicada desde hace mucho tiempo y en continuo proceso de crisis.

En China, el dirigente cubano sostuvo encuentros con los más altos dignatarios, desde el presidente Hu Hintao y el primer ministro Wen Hiabao. Asimismo mantuvo contactos con personalidades en ascenso como Xi Hinping, vicepresidente de la república, y Li Keqiang, viceprimer ministro, quienes se augura ocuparan las máximas posiciones en el Gobierno después del congreso del Partido Comunista que se efectuará en octubre próximo.

China es el segundo socio comercial de Cuba después de Venezuela; con un intercambio comercial de 1,9 miles de millones de dólares en 2010. Hasta ahora ha mantenido una actitud muy pragmática en las relaciones con la Isla, priorizando sus intereses económicos y comerciales. Algunos analistas han señalado que en el futuro podría tener un interés extra económico en las relaciones con Cuba, si se profundizaran las contradicciones con Estados Unidos en el área sur del Pacifico. Sin embargo, no parece probable que La Habana adquiera tanto peso, aunque efectivamente en el sudeste asiático existe una compleja situación, que podrían acrecentarse más en el futuro.

De todos modos, los acuerdos firmados durante el actual periplo de Raúl Castro no fueron de singular importancia, según los elementos ofrecidos por los medios cubanos. Se resaltó el canje de notas para la prórroga del periodo de amortización de créditos gubernamentales sin intereses. Esto podría indicar que consiguió la demora del pago de los créditos, en un comercio con importaciones cubanas que históricamente han sobrepasado ampliamente las exportaciones.

En la visita a Vietnam, aunque Raúl Castro fue recibido a los máximos niveles de partido y gobierno, con gran pompa y esplendor, deben haber salido a relucir las deudas cubanas, provenientes de un comercio absolutamente desbalanceado, y el interés de la delegación cubana de asegurar se mantenga el suministro de arroz imprescindible para la alimentación del pueblo. Si se exceptúa ese alimento, las relaciones comerciales no son de envergadura apreciable. En 2010 el intercambio alcanzó 269 millones de dólares, con las exportaciones cubanas de un escuálido monto de solo 3 millones. En la actualidad una compañía del país indochino está participando en la prospección de petróleo en la Zona Exclusiva de Cuba en el Golfo de México. Las relaciones políticas se basan fundamentalmente en los vínculos históricos, pues mientras el Gobierno cubano mantiene relaciones muy conflictivas con Estados Unidos, Vietnam las ha mejorado notablemente al extremo de realizar maniobras militares conjuntas con el antiguo enemigo. No se puede soslayar que este país tiene fuertes litigios territoriales con China y, como otras naciones asiáticas, aprecian a la gran potencia norteamericana como un aliado ante el fortalecimiento de China en la región.

En cuanto a la visita de Raúl Castro a Rusia, los encuentros con presidente Vladimir Putin y el primer ministro Dimitri Medvedev, se redujeron a frases altisonantes sobre las nuestras de estrecha amistad y el entendimiento, pero evidentemente las conversaciones versaron sobre el estado de las áreas y direcciones de cooperación existentes. El intercambio comercial ruso-cubano fue de 285 millones de dólares en 2010, de los cuales las exportaciones cubanas ascendieron a 57,5 millones. Empresas rusas trabajan en la búsqueda de petróleo en las aguas cubanas del Golfo e México. En el plano internacional el Gobierno cubano se ha coaligado con Rusia y China en la defensa de regímenes totalitarios, como actualmente ocurre con Siria en torno al cual han jugado un papel muy negativo al bloquear iniciativas internacionales al utilizar su veto como miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

De todas formas, si el objetivo de las visita del general Raúl Castro fue lograr el incremento sustancial de la ayuda económica, no parece que lo consiguió, a no ser que se alcanzaran acuerdos secretos. El Gobierno cubano debería dejar de buscar la solución de los problemas del país en el exterior, y volcarse en la realización de cambios y transformaciones efectivas internamente. Incluso si esas políticas se siguieran de forma racional y efectiva, sí se promovería los vínculos con el exterior. La historia demuestra que los países anquilosados como Cuba resultan poco atractivos para cooperar con ellos, mientras los que efectúan aperturas reales internamente, concitan el interés internacional para cooperar como ahora mismo se demuestra en Myanmar.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.