Actualizado: 23/10/2017 19:18
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cruceros, Turismo, Miami

El primer crucero

El tema de los cruceros a Cuba, en las noticias y en la historia

Comentarios Enviar Imprimir

“Tras casi cuatro décadas, se reanudan los cruceros desde Miami a La Habana”, reportó José Manuel Rodríguez (CNN); “Llega a La Habana el primer crucero de EEUU en más de medio siglo”, noticia El Nuevo Herald repicando un cable de EFE y Cubadebate sigue la rima.

CNN está perdido en el espacio: de Miami no salió ningún crucero a Cuba a fines de los 70 ni principios de los 80. Los demás están perdidos en el tiempo: de EEUU salieron cruceros a La Habana en 1977 y 1978. Solo el cruce de los titulares daría precisión: llegó a La Habana el primer crucero desde Miami en más de medio siglo, o desde EEUU tras casi cuatro décadas.

La vida te da sorpresas

El 15 de mayo de 1977, el crucero de lujo MS Daphne salió de Nueva Orleans rumbo a La Habana con cuatrocientos pasajeros. Cientos de exiliados cubanos dieron tángana en el muelle, con Juanita Castro a la cabeza. Incluso alguien llamó para avisar que había una bomba en el barco y la búsqueda infructuosa demoró la partida del “crucero del jazz”, bautizado así por la presencia entre los pasajeros del trompetista Dizzie Gillespie, el saxofonista Stan Getz, la pianista Jo Anne Brackeen, el baterista Bill Hart y otros intérpretes del género.

Luego de dos días en La Habana, el crucero siguió a Nassau y de allí regresaron los pasajeros por avión a EEUU. Este crucero se ofertó por la compañía griega Carras Cruise Lines, que planificó otros cuatro desde Nueva York, pero solo pudo dar uno por el revuelo que armaron exiliados cubanos para impedir que ciudadanos americanos se embarcaban a Cuba.

El MS Daphne prosiguió incluyendo a Cuba en sus rondas por el Caribe durante el invierno de 1978-79, con Nueva Orleans como puerto de partida y regreso. Michael Grace, guionista de la serie (1977-86) televisiva “The Love Boat” (ABC), se embarcó el 14 de enero de 1978 sin mediar ya protestas ni amenazas de bombas. El crucero de siete días pasó por Cozumel, Gran Caimán y Habana. Aquí recorrió la ciudad y la encontró limpia. Compró tabacos, fue al show de Tropicana, visitó la casa de Hemingway…

Para 1979 Carras Cruises quebraba y el MS Daphne pasó a la línea de cruceros italiana Costa Crociere, que dio alguna que otra vueltecita a La Habana hasta que fue adquirida precisamente por Carnival Corporation en 2000. A mediados de 2014, la nave atracó en el puerto de Alang (India) para desguace.

En el sutil estilo de los americanos

Otras líneas de cruceros incluyen a Cuba, como cantaba Alberto Cortéz, en viaje organizado, con romance incluido / a la larga pagado, por americanos. En noviembre del año pasado, la compañía griega Cuba Cruise entró en el jueguito de “pueblo a pueblo” con la entidad estadounidense no lucrativa Fund for Reconciliation and Development y su nave Celestyal Crystal va y viene de La Habana a Montego Bay (Jamaica) en crucero de siete días que toca Santiago de Cuba, Cienfuegos y María La Gorda.

Bajo el mismo paraguas de “pueblo a pueblo” pueden cobijarse los americanos en dos cruceros más pequeños —Panorama y Panorama II— de la línea griega Variety Cruises, que cubren la ruta Cienfuegos-Habana con escalas en Trinidad, Cayo Largo y María La Gorda, así como en los cruceros Miami-Cienfuegos-Habana y Habana-Varadero-Matanzas que ya oferta International Expeditions, con oficina central en Alabama.

Coda

Durante más de medio siglo, ningún comité político de exilio dio la voz de ataja contra la invasión demográfica que Castro desencadenó por mar (Camarioca, Mariel, Crisis de los Balseros), aire (Vuelos de la Libertad y de la comunidad) y tierra (cruce de frontera). Tras restablecerse las relaciones diplomáticas, la integración de ambos lados del Estrecho de la Florida se torna indefectible por aire y por mar. Cunden entonces las paradojas.

Al cabo de casi cuatro décadas sobrevino ya el cambio exiliar de no dar tángana porque embarcaran americanos hacia Cuba, sino porque Carnival no dejaba embarcar pasajeros de origen cubano. Y por el estilo, la Comisión de Miami-Dade tiró fuegos artificiales en contra de un consulado cubano al tiempo que negocia montar en sus terrenos una terminal de ferries que también uniría más a Miami con La Habana.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.