Actualizado: 20/11/2018 18:13
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Registro, Elecciones, Votantes

El relajo del Registro de Electores en Cuba

¿Qué explica los continuos errores en la conformación del Registro, que sube y baja continuamente, en cifras significativas y casi de un mes para otro?

Comentarios Enviar Imprimir

Tras las pasadas elecciones de noviembre el Registro de Electores fue reajustado a la baja. Se le quitaron casi 300 mil electores y con ello el por ciento de participación mejoró del 86 al 89.

Tres meses después, para estas elecciones del 11 de marzo, sospechosamente el Registro había recuperado esos casi 300 mil electores.

Luego, cuando pasa ese domingo 11 de marzo, y el por ciento de participación baja hasta el histórico 82 %, se reajusta por tercera vez el Registro y una vez más los casi 300 mil electores se desvanecen.

¿A qué obedece este quita y pon? ¿A deficiencias en la elaboración del Registro, o a una burda maniobra para hacer más presentables los porcentajes de asistencia a urnas?

Recordemos que en Cuba el gobierno presume de la unidad monolítica del pueblo en apoyo a esa entelequia: la Revolución. O sea, el pueblo en el discurso auto-legitimador del régimen castrista le es absolutamente incondicional a esa cúpula y los muchos lodos anexos que dejó atrás una Revolución que en todo caso no sobrevivió más allá de 1968. O por lo menos que le es absolutamente incondicional en un 98 %, o un 95 %, pero nunca en un 82 %.

Los últimos datos del Registro de Electores, presentados el domingo 18, rebajan el número de electores a 8.639.989 votantes.

Sin embargo, ese número de electores no resulta creíble.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas, en abril de 2014 había en Cuba 11.224.190 residentes permanentes, número que no ha variado significativamente de entonces acá.

De ellos 2.033.549 tenían menos de 16 años cumplidos, la edad a partir de la cual se puede ejercer el derecho al sufragio activo, y 9.190.641 tenían 16 o más.

Por tanto, si al número de ciudadanos cubanos con edad suficiente para votar le restamos el presentado el domingo por la Comisión Electoral Nacional, obtendremos la cifra de 550.652 individuos que aunque con más de 16 no aparecen sin embargo en el Registro. Un número considerable, que equivale al 6 % de las personas en Cuba mayores de edad y con derecho al voto.

O sea, 1 cubano en edad de votar, de cada 17, o poco menos, no está incluido en el Registro.

Pero en Cuba solo quedan incapacitados del derecho al sufragio activo los privados de libertad, que si creemos al propio gobierno no llegan a 91.906, o sea, menos del 1 % de la ciudadanía que por su edad debería tener ese derecho; y los incapacitados mentales. En este caso solo los casos severos, ya que aquí es bien conocido votan hasta los mayores de 100 años, por lo cual el conjunto de los declarados incapacitados mentales si acaso adicionarían un 2 % a nuestro cálculo.

Falta por tanto algo más de un 3 %. Más o menos los 300 mil que constantemente son adicionados y restados al Registro.

En todo caso, ¿qué explica esos continuos errores en la conformación del Registro, que sube y baja continuamente, en cifras significativas y casi de un mes para otro?: una de dos, o que los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) ya no funcionan nada bien, o que ha habido manipulación, intencionada, valga la redundancia, del Registro.

El caso es que en Cuba todos debemos tener una dirección, la cual va incluida en el carnet de identidad obligatorio, e imprescindible para casi cada gestión, desde subir a un ómnibus nacional hasta comprar ciertas medicinas. Esa dirección a su vez debe estar registrada por el CDR en que usted vive, pertenezca usted o no a dicha organización. Y es precisamente en base a ese Libro de Registro de Direcciones de cada CDR que se elabora el Registro de Electores.

O sea, en Cuba existe un muy bien montado sistema de control, para determinar el número de votantes, y su ubicación, que solo podría fallar en caso de que la organización encargada de hacerlo funcionar, el CDR, hubiese dejado de marchar como debiera…


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.