Actualizado: 17/04/2024 23:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sociedad

En los fines están los principios

Guerra sucia contra la disidencia: ¿Puede esperarse que el almácigo dé mangos?

Enviar Imprimir

Como al cerdo de la piara de Epicuro, al régimen de la Isla no parece quedarle otro recurso más potente a mano que el de basar toda estrategia defensiva en la divulgación de los "deslices" de sus opositores y rivales políticos.

Este perenne hozar entre posibles inmundicias o debilidades ajenas, con el único objetivo de aprovecharlas en plan ventaja, nos devuelve intacta la fábula recreada por Monterroso. Con la diferencia de que en aquel caso, el cerdo se ensuciaba menos, pues hacía uso sólo de los defectos reales, no los fabricaba.

Si alguien tuviera la paciencia y el aguante necesarios para ponerse a revisar aquí la prensa, los discursos y las declaraciones oficiales de las últimas cuatro décadas, nada más le haría falta para confeccionar una detallada lista de todos los trapos sucios del "enemigo", entendiendo como tal no sólo a Estados Unidos, sino a cualquier otro país, gobierno, institución, persona cuyas actitudes fuesen mínimamente opuestas a las del mandamás cubano.

No hay que perder el tiempo buscando un párrafo, una simple frase, una letra sobre la escalofriante masacre en la Plaza de Tiananmen, o sobre los gulag soviéticos, o sobre los exterminios étnicos de Husein y Milosevic, entre otras muchas lindezas consumadas por sus amigos.

En cambio, es posible conocer los pormenores de una íntima conversación telefónica entre dos presidentes latinoamericanos, o ver en filmaciones (ampliamente divulgadas por la televisión) hasta lo que guarda en su refrigerador una dirigente de la oposición interna.

"En mi fin está mi principio", escribió Eliot sobre lo que había escrito la reina María Estuardo sobre lo que escribiera Heráclito. El asunto es que la máxima también retrata de pies a cabeza esta actitud de franca vocación marrana. Sólo habría que acomodarla un tanto, siguiendo las enseñanzas del nuevo corral de Epicuro: En mis fines están mis principios, diríamos mejor por acá.


« Anterior12Siguiente »