Actualizado: 18/10/2019 17:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Crónicas

Faltas de ortografía oral

¿Está en peligro el español que se habla en la Isla?

Comentarios Enviar Imprimir

Viendo hace unos meses Hurón Azul, programa de la televisión que se transmite los viernes por la noche, me acordé del desaparecido Mario Rodríguez Alemán.

 

Mario tenía en la TV un popular programa dominical, Tanda del domingo, en el cual ponía dos películas. Para mí, el mejor espacio de cine que hemos tenido. Con sus habilidades de experto en la materia, experiencia de profesor universitario, escritor, investigador y hombre de salón, Mario hacía una minuciosa disección de la película, y a veces, después de haberla elogiado como producto artístico, terminaba dándole un cero.

 

Un día, en aquellos años de la Administración Reagan, cuando más enconada era la Guerra Fría, se lo comenté, y Mario, sonriendo como un asiático, me dijo: "Ay, tú disfruta la película y olvida lo que yo tenga que decir para poder pasarla".

 

En el Hurón Azul del 11 de junio pasado, una voz en off empezó diciendo, con el hiriente tono de quien ha sido calumniado, que algunos por ahí han dicho que en Cuba se habla un mal español y, tras aconsejar a esos "algunos" no hablar de lo que no saben, cedió palabra e imagen a varias personas que sí saben.

 

Estas personas, profesores y escritores, lingüistas, no hicieron quedar mal a la voz en off. Afirmaron que en Cuba se habla un buen español, el español que corresponde a la norma cubana. No obstante, admitieron que algunos cubanos lo hablan mal, incluso que hay cierta chabacanería en ascenso, no sólo en el habla, también en las canciones. Dicho esto, arremetieron contra la educación que se imparte en las escuelas.

 

Era la segunda vez que —cosa insólita— en pocos días se ponía en duda la calidad de la enseñanza cubana. Una semana antes, una funcionaria del Ministerio de Educación llegó a decir que se empezaría quitar puntos por mala ortografía, lo cual podría llevar al alumno a repetir el año.

 

Ahora, según la voz en off, en la escuelas el alumno aprendía a hablar mal. Y los errores que no aprendía en la escuela, los escuchaba en la radio y la televisión, institución que hasta ese momento había gozado de cierto olor a santidad como instrumento de educación.

 

Tanto los lingüistas como la voz en off del programa desmintieron a los calumniadores hablando el español de la norma cubana con toda corrección. No omitieron las "s" de los plurales, ninguno de ellos dijo "enseñal" o "enseñang" por "enseñar", no hablaron de carretilla ni por la nariz.

 

Esas faltas de ortografía orales, cada vez más presentes en el habla diaria (altos cargos y personalidades científicas incluidos), en las que algunos han visto el nuevo español en formación de los cubanos, no estuvieron presente en aquellos escritores y lingüistas.

 

Les preocupó más bien el uso de voces inofensivas, de época, marginales casi siempre, de esas que (en mi concepto) las generaciones incorporan para diferenciarse, como códigos de grupo, y olvidan después. Ya con lo que antes dijeran sobre la educación, para quien supiera entender, habían dicho bastante.

Siguiendo, ella también, el método de Mario Rodríguez Alemán en Tanda del domingo, la voz en off de Hurón azul, ratificó —por cierto, con indignación, de modo que pareciera real—, lo que al inicio del programa había dicho respondiendo a los supuestos calumniadores: El español de los cubanos permanece intacto.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.