Actualizado: 14/10/2019 9:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje

¿Giuliani es el hombre?

Favorito en las encuestas por el Partido Republicano, el ex alcalde de Nueva York podría acaparar el voto cubanoamericano en las presidenciales de 2008.

Comentarios Enviar Imprimir

Surgió a mi derecha, a la altura de la séptima calle y la doce avenida del North West. Un viejo automóvil gris, raudo y destartalado, cuyo parabrisas trasero exhibía en grandes caracteres blancos la frase que quizá arrastre al electorado cubanoamericano en las presidenciales de 2008: "Giuliani is the man" (Giuliani es el hombre).

En momentos en que la mayoría de los sondeos otorgan una nítida ventaja al llamado "alcalde de América" sobre los otros dos aspirantes de peso a la candidatura republicana —a decidirse en los próximos seis meses—, el senador John McCain y el ex gobernador de Massachussets Mitt Romney, la figura de Rudy Giuliani concentra una ventaja añadida: es capaz de desafiar la hegemonía demócrata en regiones como Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York, feudos tradicionales de la izquierda estadounidense.

Adicionalmente, la gestión de Giuliani tras los ataques terroristas de 2001 le ha granjeado el apoyo de quienes piensan, demócratas incluidos, que la actual coyuntura internacional demanda un hombre fuerte al timón del buque insignia del Occidente desarrollado.

Un nuevo ciclo presidencial a la vuelta de la esquina y otra vez los amores de la comunidad cubana y el Partido Republicano comienzan a dar de qué hablar. No obstante, el ex alcalde de Nueva York es un conservador sui géneris, si es que puede metérsele en ese saco: ha apoyado el aborto, las reivindicaciones homosexuales y el control sobre la venta de armas, en franca oposición al ala más tradicional de su partido.

De manera que en el contexto miamense, en el que el votante cubanoamericano merodea la tercera edad, cabe hacerse la pregunta: ¿En verdad Giuliani es el hombre?

Giuliani y el exilio ideológico

En su libro Mitos del antiexilio, recién publicado por la Editorial El Almendro, el escritor Armando de Armas asegura que a menudo el exilio cubano "se asume como de derechas sin serlo". Para De Armas, no existe una derecha en el exilio, o al menos "no lo que pudiéramos llamar un pensamiento de derechas representativo de la masa desterrada".

Una opinión refrendada al otro lado del espectro ideológico. En reciente entrevista concedida a Encuentro en la Red, Joe García, presidente del Partido Demócrata en el condado Miami-Dade, afirmaba que los votantes republicanos de la comunidad cubana son "moderados centristas dentro del Partido Republicano, posiblemente fuerzas a la izquierda dentro de esa formación".

¿Cabe entonces la posibilidad de que Rudolf Giuliani, en su condición de republicano "moderado", capte los votos del llamado exilio histórico tanto como los de las generaciones más jóvenes de electores cubanoamericanos?

Pablo Kleinman, director editorial del periódico Diario de América, estima que sí. Para este analista, "Giuliani es un candidato muy atractivo —quizás el más atractivo— para el votante cubanoamericano, particularmente porque la mayoría de los cubanos del sur de la Florida mantiene posturas más moderadas que las de la derecha republicana".

"Giuliani representa un cambio, porque es lo más cercano al liberalismo clásico en aspirar a la Casa Blanca en muchos años: llegaría libre tanto del dogmatismo y rigidez de los Bush como de la aversión fóbica al riesgo de los Clinton", declaró Kleinman a Encuentro en la Red.

La variable demócrata

Por su parte, Marcelino Miyares, presidente del Partido Demócrata Cristiano de Cuba, aseguró a este periódico que "el voto cubano en las próximas elecciones será más compartido por los demócratas, quienes a través de figuras jóvenes como Joe García y Alfredo Mesa están logrando una gran aceptación. Esta tendencia hacia los demócratas se hizo patente en las últimas elecciones en el condado Miami Dade".

"Los cubanos están decidiendo su preferencia por los temas de Cuba, inmigración e Irak, y cada vez más por temas de la política estatal y local en los que la filosofía del Partido Demócrata está más en sintonía con las comunidades hispanas, incluyendo la cubana".

Así, Miyares considera que un voto cubanoamericano a la izquierda tendría que ver con el factor generacional más que con el ideológico: "A medida que los votantes cubanos son más jóvenes, son más demócratas. Cada año entran a votar cubanos de la segunda generación, así como aquellos que han llegado a Estados Unidos a partir de la década de los ochenta".

"Pudiéramos decir que los cubanos llegados antes de la década de los ochenta tienden a votar por los republicanos, mientras que los llegados después votan por candidatos demócratas", enfatizó. "Y finalmente, está el factor educación: a mayor educación, mayor probabilidad de que el cubano vote demócrata".

Giuliani, Clinton y la democratización de Cuba

La Florida será el primer estado de envergadura a nivel nacional que celebre unas primarias, en enero de 2008. Para entonces, el electorado cubanoamericano sabrá si finalmente Rudy Giuliani es el elegido de los republicanos. ¿Pero hasta qué punto el tema cubano, el del futuro de la Isla, primará en la psicología del votante a la hora de decidirse por un candidato u otro?

"Las posibilidades de aprobación de Giuliani dependerán de la posición que adopte el candidato, respecto a políticas consideradas muy importantes para el electorado cubanoamericano", declaró a Encuentro en la Red el analista Roberto Lozano, quien se muestra convencido de la preponderancia del tema en la agenda electoral.

"Estas políticas tienen que ver con el mantenimiento y profundización del embargo económico, el incremento de la intensidad de la frecuencia de Radio y Televisión Martí —para hacerlas realmente efectivas—, y la coordinación diplomática con las democracias europeas y latinoamericanas con el propósito de incrementar la presión al régimen totalitario", aseguró Lozano.

"No obstante, resultará clave cuál va a ser el contrincante demócrata y cuáles serán sus posiciones respecto a los mismos temas, ya que un apoyo demócrata al fin del embargo económico podría llevar a un voto masivo a favor del candidato republicano, aunque éste no haya desarrollado un plan específico para ganar el voto cubanoamericano", concluyó el analista.

Precisamente, la demócrata Hillary Clinton estaría respondiendo esta segunda interrogante tras escoger, hace pocos días, al senador cubanoamericano Robert Menéndez como codirector de su campaña presidencial. Un político cuya visión del tema cubano coincide en lo esencial con la de sus colegas cubanoamericanos —la mayoría republicanos— en el Congreso y el Senado.

En la Florida, tanto la Clinton como Giuliani superan a los otros candidatos de sus respectivos partidos en alrededor de veinte puntos, según la última encuesta dada a conocer por el periódico local The Miami Herald, el pasado 11 de junio.

"Por un lado, Giuliani tiene conceptos muy claros acerca de la libertad y simpatiza claramente con el exilio", resumió el editor Pablo Kleinman para este periódico. "Por el otro, es lo suficientemente pragmático y valiente como para intentar caminos alternativos que, sin comprometer principios básicos, puedan conducir a obtener mejores resultados con el régimen cubano que los que se han obtenido hasta el momento".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.