Actualizado: 31/10/2020 1:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sociedad

La misma receta

Las vacaciones escolares prometen más angustias para padres e hijos, ante el recorte de lo que ya era corto.

Comentarios Enviar Imprimir

Sopla el aire madrugón del amanecer y los niños, intranquilos e impacientes, llenan con su bullicio el pasar de las horas.

Cuando llegue hasta ellos el camión KRAZ, reciclado una y mil veces, los llevará cincuenta kilómetros hasta la playa o el río más próximos. Serán por lo menos dos horas de un camino agotador, en caso de que el esperado transporte cumpla su función. De lo contrario, una angustiosa espera los habrá retenido una mañana completa, tras informarles la falta de combustible de última hora, una rotura inesperada u otra justificación. Aun así, esta sería una de las pocas opciones a las que pueden aspirar.

Obstáculos que no asombran

Como en ocasiones anteriores, era de esperar que, al inicio del verano, el gobierno de la Isla empezara a zarandear la cabeza de sus habitantes con regaños por "tanto derroche", bajara una serie de indicaciones sobre cómo "ahorrar más" los recursos energéticos y dedicara "todos los esfuerzos a aliviar al país ante tanta crisis".

Rosalia, una ex trabajadora de la salud que por años estuvo pendiente de cada oportunidad para llevar a sus hijos a la playa, afirma que de pronto le tomó el pulso y antes que empezaran las vacaciones ya había comparado cinco capacidades para el Plan Vacacional de Playa Blanca, en la provincia de Holguín.

"Todo era cuestión de ubicar a quienes no deseaban ir o a quienes se dedican regularmente a vender las 'capacidades'. Después viene el corre-corre de buscar qué llevaremos, porque la comida allí casi siempre es de pésima calidad. Y ni hablar de las condiciones: no hay ventiladores, el agua corriente no funciona siempre; un fastidio…", afirma.

Los obstáculos más comunes para quienes intentan regalarles algo de esparcimiento a sus hijos, van desde la carencia de transporte, las interrupciones del fluido eléctrico hasta la falta de presupuesto. Sólo que esta vez la alarma va en serio, si se mira a través del prisma económico internacional. La carestía económica de la Isla debía afectar de algún modo las capacidades de las bases de campismo, el transporte ínfimo que se destina todos los años y la menguada asignación de comestibles.

Aunque la prensa aún no se hecho eco de las disposiciones gubernamentales, fuentes anónimas han anunciado un recorte en la asignación del presupuesto para lugares como Silla de Gibara y Playa Blanca, dos de los sitios más frecuentados, por albergar en su totalidad a trabajadores "destacados" y "vanguardias".

"Este año me será más difícil", asegura Rosalia. "Cuando disminuyen las asignaciones, es casi imposible que alguien desvíe algunas cuotas para ocupar una cabaña. De todos modos, trataré de inventar llevándolos a alguna piscina o río cercano. Ya son adolescentes y tendrán que entender, ahora la cosa no es de jueguitos", concluye.

Sitios como El Valle de Mayabe, a sólo cinco kilómetros del centro de la ciudad de Holguín, no han progresado mucho en sus reparaciones. La situación de sus instalaciones (un desvencijado Parque Infantil, una piscina pública en desuso y un sistema gastronómico cada vez más caro), dejan sin esperanzas a quienes miran la distracción veraniega como "inalcanzable".

En las provincias de Las Tunas y Granma, donde Playa Herradura y el represado del río popularmente conocido como El chapuzón, respectivamente, constituyen los únicos sitios surtidos, ya se sienten los cambios en las reducciones del abastecimiento, las deplorables condiciones de la playa tunera y el déficit alarmante de transporte público.

Iniciativas locales

Ante la caída de los mercados internos, los índices altísimos de importación de alimentos y una economía local cada vez más pendiente del mandato del Palacio de la Revolución, poco pueden hacer los "innovadores" locales para atajar tanta inconformidad.

Los barrios, las escuelas y comunidades rurales servirán una vez más para intentar crear un clima de esparcimiento. Con todo y eso, se sabe por experiencias anteriores que los dueños de la inventiva oficial no irán más allá de matutinos revolucionarios, actividades políticas sobre los "Cinco Héroes" y actividades conjuntas entre Cultura y el INDER.

Cualquiera podría pensar que se trata de formas libres y sanas de esparcimiento. Podría ser así si no estuvieran impregnadas de la impronta ideológica.

Cada año, al concluir la etapa veraniega, los pocos espacios de la prensa dedicados a las quejas de los ciudadanos dan lugar a denuncias de maltrato, favoritismos, mal manejo de recursos y otros males que parecen perseguir a los vacacionistas.

La campaña del verano, a la que ponen siempre un nombre festivo, promete más raciones de la infeliz grisura nacional.

La Unión de Jóvenes Comunistas, eterna patrocinadora-controladora de las actividades veraniegas, ajusta su máquina de hacer lemas para la contienda: ¡Hacer más con nada!


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.