Actualizado: 19/01/2019 3:35
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Médicos, Brasil, Prensa

Las «Cuentas del Gran Capitán» o el arte de la desinformación

Bajo qué condiciones se producen las llamadas “deserciones”, como seguramente las calificará la prensa oficial cuando se vea obligada a tratar el tema, de los médicos cubanos en Brasil

Comentarios Enviar Imprimir

Resultan el antecedente más afín de las versiones que ante cada hecho presenta el equipo gobernante en Cuba desde siempre; pasar los mismos guerrilleros con diferentes atuendos una y otra vez ante el periodista Herbert Matthews para “inflar” su número; los veinte mil muertos por la dictadura batistiana, en realidad menos de 3 mil; el 30 % de analfabetismo, en realidad alrededor del 13 % y buena parte extranjeros de los más de 256 mil residentes en Cuba entonces; y en general la prensa oficial que presenta habitualmente un cuadro estupendo de la desastrosa economía cubana[1]. La manipulación del Producto Interno Bruto contabilizando dólares iguales a pesos y otras falsedades forma parte de esa tradición.

Eso ha causado dos efectos contrarios: parte de la población cree ciegamente lo que se publica y otra parte que ha aprendido a leer entre líneas y “auditar” cada (des)información. Esto último se aplica a la serie de datos publicados sobre el conflicto entre el presidente electo de Brasil y el partido&gobierno cubano que terminó con la presencia de médicos rentados en ese país.

El pasado 24 de noviembre publica el órgano oficial que Raúl Castro encabeza comitiva que recibe el segundo vuelo con 201 galenos repatriados. En días posteriores llegan más vuelos y se publica lo médicos que traen cada uno. El día tres de diciembre cambia la tónica y se anuncia la llegada del vuelo 15 y que han arribado “aproximadamente tres mil” en total. Con esa misma tónica continúa y el día nueve se habla de 28 vuelos y “aproximadamente cinco mil ochocientos hasta hoy”.

El día doce se anuncia por el Noticiero Televisivo la llegada del último vuelo, el 32º pero no se menciona cuántos médicos han llegado y en la edición del órgano (13 de diciembre) se publica la llegada de ese último vuelo, pero no su número, ni cuantos llegaron ni cuantos han arribado en total. Solo que es recibido por Raúl Castro y una comitiva partidista&gubernamental.

Aquí comienza la práctica de investigar entre datos incompletos. Al comienzo del conflicto Granma publica la presencia de 8 mil 471 médicos en Brasil. Los datos de arribados “aproximadamente” divididos por el número de vuelos arroja de los días tres, siete y ocho arroja promedios de ±200 médicos por vuelo. El último del día nueve “aproximadamente” 207 por vuelo, el mayor promedio.

Por tanto, tomando el promedio mayor, 207, y multiplicando por el número de vuelos, treinta y dos, tenemos que deben haber arribado alrededor de seis mil 629, entonces (8.471-6.629) faltaron por regresar mil ochocientos cuarenta y dos (1.842) lo que constituye el 21,7 % total, más de uno por cada cinco.

¿Bajo qué condiciones se producen esas “deserciones” como seguramente las calificará la prensa oficial cuando se vea obligada a tratar el tema? Veamos:

Presiones a los familiares de los médicos rentados.

Pérdida de la parte del salario (pequeña para otros, pero enorme para un cubano) que se les acumula en cuentas bancarias solo disponibles al retorno de la “misión”.

Amenaza de no poder entrar a Cuba durante ocho años como mínimo.

Amenaza de no legalización por parte de instituciones cubanas de documentos probatorios de estudios cursados.

Y por último inseguridades e inconsistencias del futuro Gobierno de Brasil y el Colegio Médico de ese país sobre el status de los médicos que se queden allá.

Migrar, abandonar familia, hábitat natural, no resulta fácil, si a ello añadimos las dificultades enumeradas se comprende el horror de la falta de esperanzas de una vida mejor existente en Cuba, la Patria Socialista que se quiere eternizar en nuevo bodrio que presentará el partido&gobierno el próximo 24 de febrero.

Seguramente será aprobado pues como dice un personaje de Camila, el filme argentino: “Una mariposa nace al amanecer de un día estival, muere al anochecer ¿Cómo comprendería el significado de la palabra noche?”. Y en esa ignorancia se mantiene la mayoría de los cubanos privados del derecho a la información, junto con otros muchos que no pueden reclamar al no conocer su existencia.

El título de este trabajo alude a las cuentas exageradamente ridículas presentadas por Gonzalo Fernández de Córdova, apodado así, a Fernando el Católico, Rey de España ante el pedido de rendición de cuentas de éste.


[1]The New York Times, febrero 17 de 1959; números de la revista Bohemia de enero de 1959; Censo de población de 1953 y cifra oficial de alfabetizados de 707 mil; cualquier día en la prensa del partido&gobierno comparada con el Anuario Estadístico www.onei.cu y lo que se ve a simple vista.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.