Actualizado: 19/11/2018 9:53
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Resultados, Votantes, Elecciones

Las matemáticas, las elecciones municipales en Cuba y la larga nariz de Alina Balseiro

¿Cómo se explica la disminución en el número de votantes, si la población total de la Isla no se ha reducido de forma significativa?

Comentarios Enviar Imprimir

“Caballero: aquí hay maraña.”
Cheo Malanga.

En conferencia de prensa el lunes 27 de noviembre Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, informó que en las elecciones municipales del día anterior habían votado 7.608.404 cubanos, para un 85,94 % del padrón electoral. Sin embargo, solo cuatro días después, el jueves 30 de noviembre, esta misma compañera rectifica y dice que votaron 7.610.183 electores, o sea, solo 1.779 más, pero ahora para un 89,02 % del padrón electoral.

La razón para este cambio en el porcentaje de participación, según la funcionaria castrista, tiene que ver con una drástica corrección a la baja del padrón electoral. Una disminución que lo rebajó en 306.367 electores, de 8.855.213, a más o menos 8.548.846.

Ahora, ¿cómo se justifica esta increíble disminución?

Según Granma en su edición del 1ro de diciembre en “la compatibilización de las listas”, y explica: “en el primer caso de aquellos electores que de acuerdo con la Ley tenían derecho al voto y no aparecían en la lista del colegio correspondiente a su lugar de residencia y en el segundo los fallecidos”, lo que según dicha publicación permite “determinar quiénes de los electores incorporados el día de la votación constituyen un incremento real o no del registro, así como aquellos que ejercieron el voto por un colegio diferente al que se encontraban inscritos, al reconocer las autoridades electorales su derecho al sufragio por ese lugar”.

De toda esta opaca palabrería solo puede sacarse en claro lo siguiente:

1ª Con lo de los electores que votaron por otro colegio no se entiende que se justifica, porque si bien no votaron por el colegio en que estaban registrados, terminaron por hacerlo en algún otro. Por tanto, no significan ninguna variación al padrón electoral. Votaron, y estaban entre los 8.855.213 que constituían en un inicio el padrón electoral, antes del jueves y el inicio de los tejemanejes. Sacarlos a colación ahora solo sirve, en todo caso, para justificar esos nuevos 1.779 votantes que aparecen en el conteo del jueves, pero no del lunes, a los que en teoría se esperó a darlos como votantes solo hasta después de verificar que no votaron doble.

2ª Que en Cuba se puede votar adónde a usted le dé la gana, o peor, adónde a las autoridades les convenga que usted lo haga, y cuantas veces sea necesario.

3ª Que la disminución del padrón electoral solo se justifica en un final, en la versión de Granma, por los “fallecidos”, a los que milagrosamente todos se olvidaron de quitar de los registros.

No obstante, aparte de que es difícil de tragarse la píldora de que entre abril de 2015 y noviembre de 2017 hayan muerto 306.367 cubanos (la tasa de mortalidad en Cuba gira alrededor de 8 por mil), es todavía menos posible creer que semejante número de bajas no fueron registradas por los responsables de los libros del Registro de Direcciones. Porque cualquiera que conozca el sistema electoral cubano sabe muy bien que los registros de electores se conforman con el auxilio del referido libro, un documento que, para su consumo, y de los órganos de Seguridad del Estado, llevan muy eficientemente los CDR: nada se les escapa a estos Saurones en su detallado y constante conteo de los “pollitos” del barrio en cuestión, así que es una pifia no encontrar otro argumento que el de la chapucería de los CDR.

En un final solo puede decirse que ninguna de las justificaciones planteadas por Granma es en un final creíble.

Pero hay más.

Cuba tiene 11,2 millones de habitantes en la actualidad, de los que menos del 20 % no han cumplido aún la edad a partir de la que se vota: 16 años. Por tanto, aproximadamente 9 millones de cubanos tenemos la edad requerida para ejercer el voto.

Esto significa que más o menos 450.000 cubanos no aparecen en los registros. El 5 % de la población con derecho al voto. Un número sospechosamente alto si tenemos en cuenta que aquí votan hasta los centenarios, a los que se les llevan las boletas a la casa (ver el conmovedor artículo en Vanguardia, semanario de Santa Clara, del 25 de noviembre).

Según la Ley Electoral están privados del derecho al sufragio activo solo “los incapacitados mentales”, los “sancionados a privación de libertad, aun cuando se encuentren disfrutando de libertad condicional, licencia extrapenal o gozando de pase”, “los que se encuentren cumpliendo una sanción subsidiaria de la de privación de libertad” y los que hayan perdido sus derechos políticos.

Por tanto, debe de admitirse que:

1ª O Cuba tiene la proporción de población penal más alta del mundo, o de incapacitados mentales, o ambas a la vez.

O en Cuba se ha dejado de contabilizar en su padrón electoral a varios cientos de miles de electores, a conveniencia del régimen, para ocultar la caída estrepitosa en la participación ciudadana en las elecciones.

Un último detalle, en las elecciones municipales de 2010 el padrón electoral era de 8.666.167 electores, aproximadamente, por lo tanto, unos 110.000 más que ahora en 2017: ¿Cómo se explica esta disminución, si la población total no ha disminuido de allá acá en forma significativa, y por su parte la proporción de mayores de 16 años ha aumentado?

Quizás solo en el hecho de que a partir de esas elecciones los porcientos de votación han comenzado a caer por debajo de los históricos resultados de más de 95 %, y compañeros, sí se puede hacer maraña.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.