Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Víctimas, Irma, Huracán

Los dos ciclones y los damnificados cubanos

Los damnificados en Cuba lo son no sólo por un ciclón que acaba de pasar, sino además por otro que ya dura casi seis décadas

Comentarios Enviar Imprimir

Durante la protesta del pasado 13 de septiembre en el municipio Diez de Octubre en Ciudad Habana en demanda de luz y agua tras el paso del huracán Irma, fuerzas represivas acudieron a realizar detenciones, pero se encontraron que los sublevados no eran decenas de opositores sino una gran multitud de gente de pueblo, y un general acudió apresurado a parar a los represores para luego dialogar con los manifestantes. Les ofreció traer pipas de agua. Pero no aceptaron. Querían agua y luz en sus hogares. Y antes de una hora tenían agua y luz.

¿Pero qué culpa tenía el Gobierno de los estragos de un ciclón? Si en tan poco tiempo, tras la protesta, se restauraron los servicios, significa que pudieron restaurarse antes y que por negligencia o por menosprecio a la población, no lo hicieron. Tampoco el General/Presidente se vio por ninguna de las zonas afectadas. Por si fuera poco, fue abierta una cuenta bancaria para donaciones, y sin embargo, los damnificados tuvieron que pagar por algunos de los productos entregados por concepto de “ayuda”.

Pero es preciso decir que la inmensa mayoría de esos damnificados, ya de por sí se encontraban en precarias condiciones antes del huracán, sufriendo el desabastecimiento, hacinados en reducidos espacios, muchos en barrios marginales, en solares miserables y edificios desahuciados. ¿Culpa del bloqueo? No, el propio Fidel Castro reconoció en 2010: “El modelo cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros”. Es decir, se trata de un modelo totalitario que ha generado una burocracia corrupta e incapaz bajo el control de un mismo grupo desde hace ya casi seis décadas. La corrupción crea crisis y la crisis más corrupción. Si al cabo de más de medio siglo estos problemas no han sido superados, ¿en qué siglo o en qué milenio esperan resolverlo? Por tanto, los damnificados lo son, no sólo por un ciclón que acaba de pasar, sino, además, por otro que ha durado casi seis décadas. Y, en consecuencia, es preciso instrumentar una serie de medidas que saquen a todo el pueblo de las calamidades de esos dos desastres.

Y es en ese sentido que la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba acaba de proponer, para el mejoramiento de las precarias condiciones de ese pueblo, un conjunto de medidas urgentes (http://www.fhrcuba.org/2017/09/lets-recover-cuba), que todos los cubanos interesados en la regeneración de su país debería leer y estudiar como parte de un posible programa de reconstrucción nacional:

  1. Permitir “recolectar, recibir y distribuir directamente dinero y donaciones en especie de amigos en la Isla y a través de organizaciones de la sociedad civil global”.
  2. Permitir por un año la entrada a Cuba sin impuestos aduanales, “de alimentos, ropa, medicinas, materiales de construcción, así como de muebles y útiles de aseo y limpieza”.
  3. Reducir un 80 % “los precios de las tiendas estatales a los productos básicos y de la construcción” hoy inflados con “ganancias entre el 200 al 500 % al Estado cubano”.
  4. Reducir un 50 % el precio de teléfono e internet “y aumentar el número de puntos WiFi”.
  5. “Instalar Internet de alta velocidad en todo el país, gratis y con calidad”.
  6. Liberar de todo tipo de impuestos al sector privado nacional por un año.
  7. “Permitir al sector nacional privado todas las actividades económicas aprobadas a empresas extranjeras”, sea cual sea el área o dimensión de la inversión.
  8. Autorizar al sector privado, nacional y extranjero, “a ejercer el comercio de exportación e importación y la venta mayorista y minorista en todo el territorio nacional”.
  9. Poner fin a la venta forzada a acopio de la producción agrícola y pecuaria, y traspasar definitivamente la propiedad de las tierras a aquellos campesinos dedicados a la producción de alimentos.
  10. Autorizar el acceso de los ciudadanos cubanos a microcréditos “para iniciativas vinculadas a la producción de alimentos, muebles, útiles para el hogar y aseo, así como para la reparación de viviendas”.

No dudo que no faltarán quienes propongan otras medidas. Yo, por ejemplo, agregaría también que se liberara la fuerza de trabajo que labora en las empresas extranjeras y que esos trabajadores recibieran íntegramente su salario sin que el Estado les apropiara un centavo. Mas para iniciar el proceso de recuperación, estas diez serían suficientes para un buen comienzo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Vecinos de la Calzada de 10 de Octubre, en la supuesta protesta por la falta de luz y agua tras el huracán Irma, en esta foto de archivoFoto

Vecinos de la Calzada de 10 de Octubre, en la supuesta protesta por la falta de luz y agua tras el huracán Irma, en esta foto de archivo.