Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Economía

Otra vez en la encrucijada

Los acuerdos comerciales con Venezuela y China recuerdan demasiado la época del CAME: ¿sigue hipotecando Castro el futuro económico del país?

Enviar Imprimir

"Pido a las autoridades cubanas que valoren este esfuerzo durante tantos años para que la permanencia empresarial española se mantenga e incremente". El tono suplicante es del presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, Víctor Moro, durante la cena anual de la organización, que se celebró el pasado primero de noviembre.

Entre los asistentes se encontraban los ministros cubanos de Inversión Extranjera, Martha Lomas, y de Economía, José Luis Rodríguez. Sin embargo, el representante de los empresarios españoles, que reside en la Isla desde hace algunos años, debe saber que estos ministros son simples "tramitadores", ya que las decisiones estratégicas del comercio y las inversiones se adoptan en otro nivel; o sea, están en manos de Fidel Castro.

Moro prosiguió: "Vemos con preocupación cómo otros países, sin la vinculación cultural e histórica de España, incrementan su presencia en el mercado cubano, favorecidos por políticas comerciales más beneficiosas y realistas". A su juicio, "sobre el marco de nuestras relaciones inversoras y comerciales" pueden articularse fórmulas que avancen en la solución de la deuda cubana y favorezcan la intervención de la empresa española en Cuba.

En realidad, los empresarios españoles han contemplado estupefactos cómo desde que el Congreso de Estados Unidos aprobó, en diciembre de 2001, la venta de alimentos y productos agropecuarios a Cuba, las compañías estatales isleñas han negociado compras por más de 1.500 millones de dólares en el vecino del norte.

Un indicio de este cambio de rumbo fue el hecho de que, el 25 de mayo de 2004, la entonces embajadora de Cuba en España, Isabel Allende, emplazó a los empresarios ibéricos con intereses en la Isla a recurrir a la delegación diplomática en La Habana para resolver los impagos. En los últimos años, por evidentes razones políticas, el régimen cubano ha preferido comprar y pagar al contado al país que "bloquea" a la Isla.

Aun así, más de 90 empresas españolas participaron recientemente en la Feria Internacional de La Habana, que contó con la asistencia de unas 1.900 compañías de 43 países. No obstante, pese a la importante presencia ibérica en la mayor cita comercial de Cuba, fuentes del sector empresarial español en la Isla admitieron que observan con recelo el avance de países como China en el mercado cubano. La potencia asiática se ha convertido en uno de los principales aliados de La Habana, con un volumen de comercio bilateral que superó los 500 millones de dólares en 2004, en su mayoría exportaciones chinas a la Isla.


« Anterior12Siguiente »