Actualizado: 26/02/2024 13:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Reportaje

Periodismo de urgencia

Sin profesores capacitados ni recursos, las universidades cubanas manufacturan cada año centenares de periodistas.

Enviar Imprimir

Muy duro se ha tornado el oficio de periodista en la revuelta informativa que produce la Isla. Revuelta de "revolico" (sic), "pan con hormiga" y "arroz con mango", no en alusión a copiosidad o exceso.

Cual hidra perenne, la maquinaria ideológica tropical cada vez se busca un combate al que exponer la cabeza. En el intento por ocultar algunas verdades, los traspiés son tan estrepitosos que sólo basta leer la prensa o estar atento a lo que desdice la radio para detectar lo que se esconde malsanamente.

La crisis informativa y de objetividad del periodismo cubano tiene su rostro más expuesto en las publicaciones diarias y en las forzadas mesas redondas, pero su mal nace en el seno de las nuevas facultades universitarias, reales centros manipuladores de lo que se va o no a leer.

Nada más echar una mirada, encontramos que cinco o seis facultades docentes arrojan cada año un centenar de nuevos profesionales del periodismo. Este hecho detecta el pie en la mina si se trata de un país en el que los medios de información son controlados por un partido único, donde se encarcelan a los periodistas alternativos y que, al mismo tiempo, intenta erigirse en la nación más culta del mundo.

Lo anterior demuestra que es real un famoso chiste entre los estudiantes: "En Cuba los títulos de periodismo los otorgan con mordaza y todo".

Hasta hace un par de años sólo se impartía Periodismo en las universidades de La Habana y Oriente (Santiago de Cuba). Ambas enfrentaban serios problemas de calidad en el profesorado, agravados sobre todo en la segunda, que se inició en estos andares en el año 1969. En La Habana pasó en 1966 a carrera de la Facultad de Artes y Letras.

Ahora, como parte de una desenfrenada carrera en pos de la masividad universitaria, la enseñanza del periodismo se ha extendido hasta Santa Clara, Camagüey y Holguín. ¿Llegará el fenómeno a la Isla de la Juventud, donde hay un solo periódico (de ocho páginas, una vez por semana) y una sola emisora de radio y televisión? ¿Quiénes son los profesores? ¿Los mismos que desde los medios echan tierra sobre los lauros del periodismo cubano prerrevolucionario?

Pura habilidad y engaño

Yadiel estudia la carrera de Periodismo en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba, y dice que de puro milagro obtuvo plaza para estudiar.

"En el preuniversitario debía hacer una prueba mensual para que conocieran mis habilidades en el manejo de términos ideológicos, porque al final no es más que eso: pura habilidad. Debía repetir el concepto de Revolución, comentar la prensa diaria y asustarlos con algunos datos; con eso basta, enseguida te dejan tranquilos", dice con picardía.

"Si me voy a dedicar al periodismo, tengo que empezar por algo", comenta Yelenis, que ingresó este curso en una recién estrenada facultad de periodismo, y agrega: "Tuve que cambiar la dirección de mi casa para otro municipio, pues como en el mío no hay medio informativo y hay dos graduados que hace años trabajan en la capital provincial, podía quedarme fuera de mi sueño".

Como ella, muchos pasan por la radiografía ideológica con temor: tanto en la denominada prueba de aptitud como en las investigaciones que se hacen en el barrio, se les puede detectar un familiar que reside en Estados Unidos, un pariente con antecedentes penales por motivos políticos u otro aspecto "difícil" que pueda ser visto como una mancha.

De todas maneras, para ella no es un impedimento que se manipule o no la información: "He entrado pocas veces a internet. Además, sólo he visto dos periódicos impresos extranjeros: El País, de España, y El Nuevo Herald, de Estados Unidos, este último conseguido por mis amigas porque traía a César Évora, el actor de telenovelas; pero lo mío es entrenarme en escribir mejor y eso me toca ahora y en esta carrera, no en otra", concluye.

En los meses de enero y junio las facultades de periodismo de la Isla realizan sus prácticas docentes. Se supone que aquí demuestren parte o lo mejor de lo que han aprendido, pero no siempre las ubicaciones se corresponden con las expectativas de los estudiantes. ¿Cuál es el verdadero provecho? ¿Qué les deparan las redacciones, emisoras y agencias de prensa?


« Anterior12Siguiente »