Actualizado: 01/02/2023 22:50
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

El gobierno de Raúl

¿Quién dijo 'reestructuración'?

El general está moviendo peones desde hace tiempo. En la calle se dice de todo.

Comentarios Enviar Imprimir

"Fidel Castro es un jugador profesional, y un tahúr siempre tiene bajo la manga una carta", dijo a CUBAENCUENTRO.com un profesor universitario poco después del mediodía de este lunes, cuando la televisión nacional anunció la sustitución de Carlos Lage como secretario ejecutivo del Consejo de Ministros, del canciller Felipe Pérez Roque y de otros funcionarios de elevado perfil.

 

"Es un sofisma asociar el despido de esta gente con la reestructuración del gobierno anunciada por Raúl el 24 de febrero de 2008; el general está moviendo los peones desde hace tiempo, cuando comenzó a promover a los jefes de los tres ejércitos a viceministros de Defensa. Quería tener consolidado el Ministerio de las Fuerzas Armadas en el momento de sacar ayudantes ejecutivos de allí, es un golpe manu militari; pero eso no es obra suya, sino de su hermano, el que manda desde la cama, ¿la razón?, ¡vamos!, ¡el embargo!", añadió.

 

A juicio del profesor, concluido el embargo estadounidense los días del castrismo están contados en la Isla: "Vea —dijo —, Obama no es remiso a inundar la Isla con empresarios y turistas americanos. De hecho, ya el Congreso se está moviendo en ese rumbo y, para el castrismo, son más peligrosos los turistas estadounidenses y cubanoamericanos que los marines. Si les levantan el embargo, les serruchan el piso, los dejan sin discurso, y los Castro saben que mientras ellos mantengan a la Isla caliente Washington les mantendrá el atril en la tribuna. Yo creo que están tratando de apagar el fuego con un cubo de gasolina".

 

A diferencia del profesor universitario, Ramón García Correoso, integrante del Consejo de Relatores de Derechos Humanos, opina que Raúl Castro está obligado a llevar adelante los prometidos cambios estructurales, dado el generalizado estado de corrupción, la improductividad y el malestar de la sociedad. Esto, sin perder de vista un posible agravamiento del dictador vitalicio, lo que bien pudo conducir a su hermano a deshacerse de los hombres de aquel para rodearse de sus incondicionales. En la calle, no pocos ciudadanos opinan como García Correoso.

 

Pasadas las seis de la tarde de este lunes, Morell, un septuagenario que redondea su pensión de profesor de inglés vendiendo hortalizas a domicilio, había recolectado tantas opiniones como lechugas y tomates. Unos, raulistas empedernidos, comentaban eufóricos la "redada de corruptos"; otros, pancistas incorregibles, no ocultaban la preocupación por el destino de sus sillones de burócratas, y no pocos, disidentes discretos u opositores convencidos, no dudaban que fueran a por ellos, aunque algunos se consolaban: "De hecho, esos que botaron ya son disidentes".

 

La opinión de entrevistados en Puerto Padre, Las Tunas, fue de consenso, tanto entre opositores como entre integrantes del Partido Comunista. Lo mismo ocurrió con los consultados en Santiago de Cuba, Holguín, Bayamo, Camaguey y La Habana: Los cambios del lunes son sólo la punta del iceberg.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.