Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Visita de Benedicto XVI

Benedicto XVI se despidió de Cuba pidiendo “que nadie se vea impedido por la limitación de sus libertades fundamentales”

El presidente Raúl Castro despidió al Pontífice al pie de la escalerilla del avión, ofreció un breve balance de las ideas papales y dijo que habían encontrado “profundas coincidencias”, aunque “no pensemos lo mismo sobre todas las cuestiones”

Comentarios Enviar Imprimir

El papa Benedicto XVI partió de La Habana en la tarde del miércoles (hora local) de regreso a Roma tras una visita de 48 horas a Cuba, reportó la AP.

En su despedida en el aeropuerto internacional José Martí, el Santo Padre condenó el embargo estadounidense, viejo reclamo de La Habana a Washington mientras horas antes, en una misa en la emblemática plaza de la Revolución de La Habana, el Pontífice demandó a las autoridades mayores libertades para la Iglesia católica y denunció “el fanatismo” y “la irracionalidad” de aquellos que intentan imponer una idea sobre los demás, destacó AP.

En el aeropuerto, Benedicto XVI también manifestó que nadie debía ser limitado por carencias económicas impuestas desde el exterior, en alusión al embargo estadounidense, país al que no se refirió específicamente.

El despegue del avión que lo llevaría de vuelta al Vaticano se vio retrasado al menos media hora debido a un aguacero. Los discursos finales del presidente Raúl Castro y el Pontífice se hicieron bajo techo y no sobre la pista, como ocurre tradicionalmente.

“Que la luz del Señor, que ha brillado con fulgor en estos días, no se apague en quienes la han acogido y ayude a todos a estrechar la concordia y a hacer fructificar lo mejor del alma cubana, sus valores más nobles, sobre los que es posible cimentar una sociedad de amplios horizontes, renovada y reconciliada”, dijo en su mensaje de salida de Cuba y leído en español.

“Que nadie se vea impedido de sumarse a esta apasionante tarea por la limitación de sus libertades fundamentales, ni eximido de ella por desidia o carencias de recursos materiales. Situación que se ve agravada cuando medidas económicas restrictivas impuestas desde afuera del país pesan negativamente sobre la población”, agregó.

El presidente Raúl Castro despidió al Santo Padre al pie de la escalerilla del avión y ofreció un breve balance de las consignas e ideas papales.

“Hemos encontrado muchas y profundas coincidencias, aunque, como es natural, no pensemos lo mismo sobre todas las cuestiones”, aseguró Castro en el discurso de despedida.

Dijo que en Cuba eran conscientes de que la dignidad humano no solo se sustentaba sobre bases materiales, “sino también sobre valores espirituales, como la generosidad, la solidaridad, el sentimiento de justicia, el altruismo, el respeto mutuo, la honradez y el apego a la verdad”.

En medio de una intensa lluvia, el Papa arribó al aeropuerto tras hacer un recorrido desde la Nunciatura Apostólica en el papamóvil.

Horas antes sostuvo una reunión en la Nunciatura con el ex presidente Fidel Castro, que se extendió por unos 30 minutos.

El ex presidente cubano consultó al Santo Padre sobre temas que van desde las actividades propias de un Papa hasta los cambios en la liturgia de la iglesia, según el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

En algún momento del encuentro, que Lombardi no precisó, estuvieron presentes dos hijos de Fidel Castro y su compañera Dalia Soto.

Lombardi dijo que nunca se solicitó ni se realizó encuentro con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien se encuentra en La Habana desde el fin de semana pasado recibiendo tratamiento médico para el cáncer. Chávez tiene 57 años. Sin embargo, la cadena CNN aseguró que dos fuentes le habían confirmado un encuentro Chávez-Benedicto XVI.

Tras posar para las fotos con su familia y el Pontífice, Castro salió del lugar del brazo de un asistente y lo ayudaron a subir a una camioneta.

Horas antes, el Papa ofició una misa en la plaza de la Revolución de La Habana que, según las autoridades, tiene capacidad para albergar a unas 600.000 personas. Lombardi, por su parte, declaró que a la ceremonia fueron unas 300.000.

Antes de la misa, blogueros opositores al Gobierno y comentaristas en Twitter habían dicho que a miembros del grupo opositor las Damas de Blanco les habían impedido ir a la misa y que algunos líderes opositores habían sido detenidos.

Esos reportes fueron reiterados por Amnistía Internacional.

Fue imposible ponerse en contacto con alguno de los grupos opositores líderes de la Isla.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Relacionados

VISITA DE BENEDICTO XVI

Con un “Hasta siempre Cuba”, se despidió Benedicto XVI de la Isla

Tras un breve retraso debido a una fuerte lluvia y viento, Benedicto XVI abandonó la Isla ayer miércoles con un “Hasta siempre Cuba”. Su discurso de despedida estuvo marcado por tres peticiones concretas: “que nadie se vea impedido por la limitación de sus libertades fundamentales”, “que Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos” y “que se destierren posiciones inamovibles y los puntos de vista unilaterales”. [RomeReports]

Comentarios