Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

dengue

El gobierno reconoció a la Organización Panamericana de la Salud la existencia de dengue hemorrágico

La representante de la OPS en la Isla dijo haber recibido una carta del ministro cubano de Salud con informes sobre la situación.

Enviar Imprimir

El gobierno cubano reconoció el pasado mes de agosto, en una carta a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la existencia de dengue hemorrágico en Cuba, aunque al interior de la Isla no ha confirmado el brote, informó EFE.

"En agosto nosotros recibimos una nota del ministro de Salud (José Ramón Balaguer) en la que se planteaban casos de dengue en Cuba, incluso casos de dengue hemorrágico (que puede ser mortal)", dijo la representante de la OPS en la Isla, Lea Guido.

Indicó que en la carta de Balaguer se reconocía la existencia de la enfermedad en cuatro provincias. "En ese momento no se planteaba ninguna defunción" y se informaba de que "no había niños afectados con dengue hemorrágico".

Guido dijo que la OPS no puede dar ninguna estimación de la magnitud del problema con base a los datos que maneja ni puede dar un número de afectados "basado en una especulación", por lo que se refirió a la existencia de "brotes" de la enfermedad.

"La organización no tiene un sistema de información propia, nos basamos por razones obvias en datos oficiales de los gobiernos", explicó.

La representante de la filial americana de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó que "el control del vector es de alta prioridad para el país y se está manejando a un alto nivel político del Estado".

Agregó que el tratamiento del tema por parte de las autoridades "tiene una característica intersectorial, que va más allá del Ministerio de Salud", y existe comunicación con la población.

"Para la organización esa estrategia de control del vector, nos satisface y creo que es muy importante", afirmó Guido, al subrayar que "en este momento hay que centrarse en fortalecer la estrategia de la eliminación del vector".

Señaló el acceso a los servicios de salud y la erradicación de los criaderos de mosquitos casa por casa como elementos importantes para atacar el problema.

"Ha habido una captación muy importante de toda persona que tenga un síntoma de fiebre" y el trabajo "casa por casa", desde el punto de vista de estrategia "nos parece consecuente técnicamente", dijo la representante.

Guido destacó que aún no puede valorar el impacto de la enfermedad pero señaló que, en su opinión, la situación no es la de 1981, cuando se produjo la mayor epidemia de la enfermedad en el país.