Actualizado: 03/06/2020 20:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

ventas EE UU Cuba, embargo

Experto cree que el fin del embargo implicaría retos para los agricultores de Florida

Para William Messina, a la Isla no le tomaría mucho tiempo aumentar la producción agrícola si consigue una inversión apropiada.

Enviar Imprimir

Un eventual fin del embargo de Estados Unidos a Cuba implicaría retos para la agricultura de la Florida, consideró William Messina, analista económico del Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas de la Universidad de ese estado, informó EFE.

Messina dijo que la reanudación de las relaciones comerciales suministraría más oportunidades para los exportadores agrícolas de Estados Unidos, pero los agricultores de Florida afrontarían una competencia adicional en el mercado para productos como vegetales frescos y cítricos.

En un documento divulgado por el centro universitario, el experto aclaró: "No tratamos de abogar por una posición política en lo que se refiere a las relaciones entre Cuba y Estados Unidos".

El objetivo principal, precisó, es obtener datos imparciales de los sectores cubanos de agricultura y pesca para la agroindustria, los legisladores, las asociaciones, entre otros, para que tomen decisiones basadas en las oportunidades y retos que presentaría una nueva política.

A finales de la década de los ochenta, Cuba tenía más superficie sembrada de tomates y pimientos que Florida, dijo el analista. Sin embargo, debido a los bajos niveles de tecnología y la poca eficiencia inherente al sistema económico de la Isla, la producción cubana era sólo cerca del 20% de la de la Florida, explicó.

"No obstante, Cuba permanece como un importante productor potencial de ésos y otros cultivos", afirmó Messina.

Con una inversión apropiada, a los productores cubanos no les tomaría mucho tiempo aumentar la producción de manera espectacular, añadió.

Messina pronosticó que, si se levantara el embargo de Estados Unidos, la industria agrícola cubana experimentará un significativo crecimiento, en cuyo caso los inversionistas verían grandes retornos.

Las compras de alimentos y productos agrícolas de Cuba a compañías estadounidenses han aumentado anualmente desde que comenzaron las exportaciones en el 2001, recordó el investigador.

En el 2004, las ventas anuales sumaban casi 400 millones de dólares, lo que convirtió a Cuba en el vigésimo quinto mayor mercado para la exportación de productos agrícolas y alimentos de Estados Unidos.

Desde que se iniciaron las ventas estadounidenses a la Isla, La Habana ha comprado más de 280 productos de 37 estados por un valor de 1.000 millones de dólares, según cifras de Messina.

"Hubo un fuerte énfasis en granos y carne de pollo. Cuba fue el tercer mayor mercado para el arroz de Estados Unidos en el 2004", resaltó el analista.

Washington autorizó e 2000 las exportaciones de productos agrícolas y medicinas a Cuba por razones humanitarias.

Las disposiciones estadounidenses exigen que las compras cubanas se paguen en efectivo, por lo que no existe el riesgo crediticio. Este aspecto convierte a Cuba en uno de los nuevos mercados más atractivos para la industria agrícola estadounidense, señaló el analista.