Actualizado: 18/10/2021 10:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

dengue

Raúl Castro presidió una reunión de la campaña contra el mosquito transmisor del dengue

Para eliminar al Aedes Aegypti, las autoridades sanitarias están aplicando Bactivec, un biolarvicida cubano que dicen es inocuo para los seres humanos.

Enviar Imprimir

Raúl Castro presidió una reunión en la que se examinó la marcha de la campaña contra el mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue, informó el diario oficialista Granma.

El periódico, órgano del Partido Comunista de Cuba, dijo el sábado que se está atacando la propagación del mosquito con la aplicación aérea de un biolarvicida cubano.

El gobierno sigue sin ofrecer informes sobre la existencia de una epidemia de dengue, que según fuentes no oficiales alcanza a miles de personas y ha dejado ya decenas de muertos.

"Ese combate se gana en la base (…) elevando la conciencia de la población acerca de los riesgos que conlleva la presencia de los focos de este mosquito", dijo Granma, citando a Raúl Castro, en quien su hermano Fidel delegó el poder el pasado 31 de julio tras someterse a una cirugía intestinal.

Raúl Castro, de 75 años y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), afirmó que su hermano mantiene una "preocupación permanente" por el tema, informó Reuters.

El gobierno de la Isla dijo que está aplicando Bactivec, un biolarvicida de origen cubano, pero reproducido y comercializado por los Laboratorios Rosenbush, de Argentina, bajo la marca registrada LABIOFAM.

Según Granma, el Bactivec es totalmente inocuo para los seres humanos, mientras devora el tubo digestivo del mosquito.

A la campaña de fumigación se han destinado camiones y unidades de las Fuerzas Armadas, avionetas, jóvenes en servicio militar, trabajadores de diversos sectores y escolares, reportó la AFP.

Densas nubes de humo blanco cubren amplias áreas de La Habana y otras regiones del país cada día al amanecer y al atardecer.

Los medios de comunicación (todos bajo control del gobierno) piden a la población eliminar las aguas estancadas, donde suele reproducirse el Aedes Aegypti.

Vehículos que ingresan desde la región central y oriental del país a la capital son previamente detenidos y fumigados. La movilización es intensa en Santiago de Cuba, Ciego de Ávila, Santi Spíritus, y Las Tunas.

Datos del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, señalan que Cuba sufrió en 1881 una epidemia con 344.203 casos de dengue, más de 10.300 de ellos de tipo hemorrágico, que causó la muerte de 158 personas.

En 1997 hubo un foco con 3.012 casos en Santiago de Cuba y entre el 2001 y el 2002 uno con 14.443 en La Habana.

Desde finales de la década de los noventa, la Isla tiene un sistema de alerta epidemiológica y una política sistemática de combate al mosquito Aedes Aegypti.

La Organización Mundial de Salud (OMS) calcula que unos 50 millones de personas contraen anualmente dengue en zonas tropicales y subtropicales del planeta.

La OMS asegura que la única forma de controlar el dengue es combatir al mosquito Aedes Aegypti, que se reproduce en charcos y depósitos de agua.