Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

internet, RSF

RSF denuncia fórmulas para controlar la circulación de información por Internet en Cuba

Cuba tiene menos de dos internautas y 3,3 ordenadores por cada 100 habitantes, según un informe de la organización.

Enviar Imprimir

Cuba tiene menos de dos internautas por cada 100 habitantes y figura entre los países más retrasados en materia de Internet. "En una isla que presume de tener uno de los niveles de educación más altos del planeta, esto es algo que sorprende", afirma Reporteros Sin Fronteras (RSF) en su último informe sobre el control de la Red en Cuba, dado a conocer este jueves.

Según la organización, la Isla tiene uno de los índices de equipamiento más bajos del mundo, 3,3 ordenadores por cada 100 habitantes, "un ratio equivalente al de Togo", de acuerdo con datos de 2005 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

RSF recuerda que las autoridades de la Isla suelen justificar este "catastrófico balance" esgrimiendo el embargo norteamericano, "que les impediría equiparse con el material necesario para el desarrollo de la Red", y explican que, "al no poderse enganchar al Internet mundial a través de cables ópticos submarinos, se ven reducidas a utilizar conexiones por satélites. Costosas y menos eficaces".

Sin embargo, ese argumento "puede, de hecho, explicar la lentitud del Internet cubano y las interminables filas de espera en los cibercafés. Pero no justifica en absoluto el sistema de control y vigilancia de la Red, creado por las autoridades", advierte RSF.

Restricciones para el acceso a material informático y a Internet

Los cubanos deben disponer de autorización oficial para comprar material informático o conectarse a Internet. El acceso a la Red está prácticamente restringido a empresarios y diplomáticos extranjeros, la jerarquía católica, altos funcionarios cubanos, y algunos intelectuales, profesores universitarios, médicos, investigadores y periodistas oficialistas.

"Es posible, aunque difícil, hacerse en el mercado negro con un ordenador por piezas separadas, pero los precios resultan prohibitivos", dice RSF en su informe, titulado Internet en Cuba: una Red bajo vigilancia. "De todas maneras, incluso si un cubano consigue adquirir un ordenador, en el mercado negro o gracias a sus contactos en el extranjero, no podrá conectarse a Internet ni abrir una línea telefónica internacional sin autorización del Estado. Lo que es tanto como decir que en el país es prácticamente imposible acceder a Internet a partir de un domicilio", añade.

La conexión ilegal a Internet puede acarrear un castigo de cinco años de prisión.

Altos precios y vigilancia en los cibercafés

Algunos cubanos consiguen acceder a la Red a través de los cibercafés instalados por el gobierno, los cuales ofrecen dos tipos de conexión: una nacional, que sólo permite utilizar un servicio de e-mail y cuesta 1,50 dólares la hora, y otra internacional, que "da acceso al conjunto del world wide web", pero cuesta 4,50 dólares la hora, más de un tercio del salario medio mensual.

"En consecuencia, la conexión 'internacional' la utilizan principalmente los turistas que pueden acceder a los cibercafés locales, los Correos de Cuba, o conectarse a través de los numerosos hoteles de lujo de la Isla", afirma RSF.

La organización reconoce que los cibercafés censuran "muy poco la Web" y compara la situación con la de China.

"Las pruebas efectuadas por Reporteros Sin Fronteras han demostrado que a través del servicio 'internacional' se puede acceder a la mayor parte de los sitios de la oposición cubana, así como a los de organizaciones internacionales de derechos humanos", dice en su informe y recuerda que en China "hay instalados filtros para palabras-clave", consideradas "subversivas".


« Anterior12Siguiente »