Actualizado: 21/11/2019 17:15
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión

Yoani Sánchez: “Me acusaron de boicotear e intentar echar a perder el juicio”

“Estamos a un paso de desapariciones, de torturas, de perder amigos. El gobierno de Raúl Castro no comprende que la gente quiere pluralidad”, ha dicho la bloguera al diario El País tras ser liberada este viernes

Comentarios Enviar Imprimir

La bloguera Yoani Sánchez ha relatado al diario El País los detalles de su detención en Bayamo cuando intentaba cubrir el juicio en el que fue juzgado el español Ángel Carromero, acusado de provocar el “accidente” en que fallecieron Payá y el también opositor Harold Cepero.

“Dicen que íbamos a boicotear e intentar echar a perder el juicio. Es mentira. Fue anunciado como un juicio abierto al público”, dijo por teléfono desde La Habana la bloguera, colaboradora del diario español.

Tras 30 horas de detención, Yoani Sánchez y su esposo, el periodista Reinaldo Escobar, fueron liberados la noche del viernes luego de ser trasladados desde Bayamo “en una caravana formada por el microbús en el que viajaba la pareja, patrullas policiales, jeeps del Ejército y agentes motorizados”, según ha explicado la periodista a El País.

Según el diario, Agustín López, que también fue detenido el jueves junto a la pareja, se dirigía durante la noche del viernes a La Habana en otra caravana con el coche en el que viajaban los tres cuando fueron retenidos, a la entrada de la localidad de Bayamo.

“Usted ha venido a boicotear y echar a perder el juicio”

La bloguera contó a El País que el jueves un oficial paró el auto en el que se encontraban ella y su esposo junto a Agustín López.

“Me llamó por mi nombre y apellidos. ‘Usted ha venido para boicotear y echar a perder el juicio’, me dijo”. Ella lo negó y argumentó que el juicio era público.

Según el relato de Yoani que hoy publica el diario español, varios agentes le quitaron el teléfono móvil y tres mujeres la metieron en una patrulla policial y la llevaron a un apartamento que funcionaba como comisaría y donde asegura que la intentaron desnudar, pero que se negó. En el forcejeo se golpeó la cabeza contra el suelo, lo que le provocó algunos hematomas y la pérdida de un diente.

“A partir de ahí empecé a dar una perorata sobre lo injusto de mi detención, preguntando cómo era posible que una ciudadana fuera arrestada sin cargos ni una orden de detención. Durante 3 horas y 20 minutos repetí la misma frase, hasta que perdí la voz: ‘Exijo que se me deje hacer una llamada telefónica, es mi derecho’”, relata la opositora.

Solo horas después, pasada la una de la madrugada, Yoani consiguió que le permitieran realizar una llamada, con la condición “de no exagerar lo que había pasado”.

La bloguera cuenta que durante las horas que permaneció detenida se declaró en huelga de hambre y en la medida en que se prolongó su arresto, también en “huelga de palabra”.

“Me han regalado la otra parte de la historia”

Sánchez relata que durante su arresto durmió en una sala que le recuerda a la que aparecía en las imágenes de la detención del joven político del Partido Popular.

“Tengo la corazonada, por los muebles que vi, de que estuve en el mismo sitio en el que estuvo Ángel Carromero. He estado atenta a los detalles y, sin ellos saberlo, me han regalado la otra parte de la historia”, ha dicho a El País.

“A mi esposo le dijeron que nos iban a procesar por delito de irrespeto a los héroes y mártires de la Revolución y las instituciones”, añadió la bloguera.

“No quieren que me mueva de La Habana (…) no me voy a recluir en La Habana, ni en mi casa”, ha avisado Sánchez. “Estamos a un paso de desapariciones, de torturas, de perder amigos. El gobierno de Raúl Castro no comprende que la gente quiere pluralidad”, se lamenta.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.