Actualizado: 01/07/2020 19:56
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

El Mundo: «La consigna de 'leche para todos' despertó un gran entusiasmo patriótico en Cuba»

Selección diaria de la prensa internacional.

Enviar Imprimir

Raúl Castro promete leche para todos

«Aquí se está construyendo el centro lechero más grande del mundo», dijo rotundamente Fidel Castro a los habitantes de la provincia de Camagüey durante el discurso que pronunció en esa localidad el 26 de julio del año 1989. El líder cubano incluso sugirió que ni en Estados Unidos, Francia u Holanda existía un centro lechero como el de Camagüey. Dieciocho años después y en la misma ciudad, Raúl Castro dio una zurra verbal a los productores de leche por su baja productividad…".

"En la isla la leche está sujeta a una severa regulación y se vende a precio subvencionado a la «población vulnerable», niños de hasta siete años de edad, personas con dieta médica y ancianos. El resto de los cubanos, para consumirla, tiene que comprar leche en polvo a precios más caros en el mercado negro o en las tiendas de ventas en divisas. El gigante centro lechero promovido por Fidel Castro se hundió junto con el desplome de la Unión Soviética…".

"…El presidente interino de Cuba afirmó que se debía producir la cantidad necesaria como para que beba leche todo el que quiera. La consigna de 'leche para todos' despertó un gran entusiasmo patriótico entre los miles de camagüeyanos presentes en el acto político".

El Mundo, España
29 de julio de 2007

Y en eso se fue Fidel

"Un año después de la última aparición pública de Fidel Castro se han cumplido todos los pronósticos en cuanto a la fortaleza y el control de la situación en Cuba a cargo del partido y del Ejército, tal como vaticinaron varios servicios secretos y la mayoría de analistas, que descartaron convulsiones y luchas palaciegas mientras el comandante se debatía entre la vida y la muerte. El discurso pronunciado por Raúl Castro (…) refuerza esta impresión de solidez a pesar de las dificultades económicas y las incertidumbres no despejadas relativas al estado de salud del líder de la revolución cubana: disposición a negociar con el próximo presidente de Estados Unidos, a elegir en noviembre del 2008, y silencio absoluto sobre el futuro que aguarda a Cuba".

"La disidencia interior y las embajadas de la Unión Europea parecen haber aceptado mejor la situación que la Casa Blanca y una parte considerable del Congreso, sujetos a la doble presión del lobi cubano de Miami y de los norteamericanos con intereses en la isla que fueron expropiados por la revolución. El régimen cubano perdió hace tiempo la aureola y el prestigio del pasado, pero está lejos de sucumbir por inanición. Más conformado parece a una transición a medio plazo que, por difícil que sea, debe normalizar la situación de los discrepantes, abrir las puertas a los exiliados y reformar la economía. Los favores energéticos de Hugo Chávez y los homenajes al comandante que se fue pueden alimentar el espíritu de los convencidos y de los seguidores del presidente venezolano, pero apenas pueden paliar la precariedad de la vida cotidiana de los cubanos".

Editorial de El Periódico de Cataluña, España
30 de julio de 2007

Gestos calculados de Raúl Castro

"En un contexto en el que los gestos representan más que las palabras, el presidente sustituto cubano, Raúl Castro, ha tendido la mano a los próximos ocupantes de la Casa Blanca, un año después de que su hermano, Fidel, hiciera su última aparición pública. No es la primera ocasión que la tiende y puede haberse convertido en un mantra de aperturismo nunca puesto en práctica, un señuelo para crear expectativa con ganancias para el post-fidelismo y comprar tiempo. Pero en un régimen tan opaco como el cubano, cada palabra que se pronuncia es medida, cortada y sopesada con la frialdad de la premeditación y hay que mantenerse alerta respecto a las corrientes subterráneas que puedan estar fluyendo por debajo de la normalidad visible".

"En este teatro de gestos que es el castrismo, que ahora hereda y aprovecha Raúl, cada elemento de la puesta en escena lanza un mensaje. Primer gesto: la elección de la efeméride emblemática de asalto al cuartel Moncada, ocasión favorita del convaleciente Comandante para despacharse con su inflamatoria y desafiante retórica. Por el contrario, Raúl pronuncia una alocución sosegada y reflexiva, con presencia de proyecto y ausencia de antagonistas. Primera conclusión: 'nosotros' (Raúl y su entorno) controlamos el discurso y es distinto a lo anterior…".

"…Pero las realidades políticas y del mercado tienden siempre a mezclar las prioridades de todos. Y mientras en Cuba, las compañías europeas y canadienses que tienen un arraigo conquistado allí con un máximo de beneficios y un mínimo de esfuerzo competitivo deben estar presionando para que nada se mueva, por el contrario, en Estados Unidos, los industriales y los agricultores suspiran por penetrar el desabastecido mercado cubano y reclaman desesperadamente a su gobierno que elimine los impedimentos políticos para lograrlo (…) Pero lo que es obvio es que el gesto más esperado, el más motivador, el más útil para este país de gestos, sería resolver el problema de los derechos humanos. La excarcelación de los presos políticos, junto a otros elementos de democratización como la libertad de expresión, constituirían un escenario que manifestaría una voluntad de cambios en todos los órdenes e inauguraría una sintonía provechosa entre La Habana y Washington. Con menos que eso, no se puede negociar ni un grano de trigo".

Editorial de El Nuevo Día, Puerto Rico
30 de julio de 2007

Otra Cuba es posible

"Lo dice Juan Antonio Blanco: 'Otra Cuba mejor es posible', en el último número de la revista Encuentro de la Cultura Cubana (44, primavera de 2007), en un dossier dedicado al año transcurrido desde que el dictador tuvo que abandonar el poder efectivo cuando la muerte empezó a merodear por la cabecera de su cama (…) Me entero por la revista, entre otras cosas, de que la misma transmisión interina de poderes ni siquiera se ha hecho atendiendo a la discutible legalidad constitucional socialista que rige en la isla. De momento es una transición sólo biológica, con escasos resultados tangibles para la libertad y el bienestar los cubanos, que abre y suscita más interrogantes de los que cierra".

"He subrayado algunas frases de los artículos que componen este apartado de la revista del exilio cubano editada en Madrid: -'Lo que ha venido mientras Castro entra y sale del quirófano como Pedro por su casa, es la ampliación del pantano. Mayor estancamiento, y las nuevas autoridades —que son las viejas— han desencantado a los especialistas y a las pitonisas porque, en vez de ponerse a trabajar en el futuro y en los cambios para sacar al país del pozo brujo, se han dedicado a mirar hacia atrás y a buscar recursos en el pasado'. Raúl Rivero. –'Nadie educado en la cultura jesuita, entrenado en los avatares de la política leninista y con un largo pedigrí como caudillo latinoamericano, delega el poder si tiene alguna otra opción'. Haroldo Dilla Alfonso. –'Por ahora, el prestigio de Moratinos —y de la diplomacia española comprometida con su arriesgada iniciativa—, descansa en las manos de la elite de poder cubana en vísperas de las elecciones españolas de 2008, en las que el tema cubano ha servido ocasionalmente de arma arrojadiza'. Juan Antonio Blanco".

"Quien quiera seguir la actualidad cubana puede hacerlo en el portal cubaencuentro.com y en la revista, que no está colgada todavía en la red. A mí me han servido para irme enterando de que otro de los desastres que puede seguir al alza mundial de los precios de la energía es que el régimen castrista reciba una bocanada de oxígeno, de forma que consiga sobrevivir a la muerte del comandante e insertarse en el socialismo bolivariano patrocinado por Chávez…".

Lluís Bassets, El País, España
24 de julio de 2007