Actualizado: 23/07/2019 15:01
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Entrevistas

Exilio

«Denunciamos medio siglo sin libertad»

Al habla con Tony Guedes, presidente de la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad y uno de los convocantes de la manifestación contra el castrismo el 1 de febrero en Madrid.

Comentarios Enviar Imprimir

La Puerta del Sol de Madrid, uno de los sitios más concurridos de España y símbolo de la capital española, acogerá este domingo 1 de febrero una concentración contra los cincuenta años de castrismo, convocada por los grupos Asociación de Iberoamericanos por la Libertad (AIL) y la Asociación Española Cuba en Transición (AECT).

Tony Guedes, vicepresidente de la
Unión Liberal Cubana, presidente de la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad y directivo del Partido Popular español, explica los motivos de la manifestación y repasa la visión de la sociedad española sobre el castrismo.

Desde la última manifestación masiva contra el régimen en Madrid —Puerta del Sol, 2003—, ¿cómo ha evolucionado la sociedad española en cuanto a la observación de lo que sucede en Cuba?

La sociedad española en general, y en particular los grupos de opinión (línea editorial de la prensa, periodistas, políticos, etcétera), en su mayoría son más conscientes de que Cuba tiene un régimen totalitario obsoleto que tiene que cambiar. Que la Isla no puede ser la única excepción de Occidente que viva una dictadura comunista.

Pero también hay que decir que es posible que ciertos sectores de la sociedad española puedan creer que el gobierno cubano está cambiando o que lo va a hacer. Y la dictadura, que maneja muy bien los tiempos, hace gestos para sugerir que está en ese camino. Pero si nos basamos en la experiencia de la historia de estos 50 años y lo que ha ocurrido en los últimos doce meses, el régimen no ha cambiado nada sustancial, ni pretende hacerlo bajo la actual dirigencia.

¿Qué espera del domingo en el centro de Madrid?

El día primero de febrero, a las 12:00 horas, en la Puerta del Sol de Madrid, esperamos una gran concentración de ciudadanos demócratas que trasmitan, fundamentalmente, tres mensajes: uno, la denuncia de que los cubanos llevan medio siglo sin libertad, bajo mentiras y frustraciones; en segundo lugar, un apoyo a los demócratas cubanos de la Isla, que, de diferentes maneras, arriesgan sus vidas y las de sus familias para darle voz a los sin voz. Y, por último, a los que desde fuera están teniendo una actitud cínica cuando visitan la Isla, se hacen la foto con el dictador y ni siquiera visitan o se entrevistan con opositores demócratas para darles un respaldo moral y efectivo.

Estos visitantes están teniendo la misma actitud que se le criticaba a Estados Unidos en gran parte del siglo XX, cuando apoyaba dictaduras como la de Stroessner en Paraguay, Somoza en Nicaragua o Batista en Cuba. A esos gobernantes no les importa el sufrimiento de los cubanos, ni la violación de los derechos humanos, sino sus intereses, maquillándolos con la "ilusión" del falso cambio.

En la medida en que se aleja la ola represiva de 2003, tal parece que la defensa del castrismo, sin ser la misma de antes, sí ha ganado algunos puntos, sobre todo entre intelectuales que dicen y se desdicen…

La actitud de esos intelectuales es de incoherencia democrática y de falta de ética. Las dictaduras, por el hecho de serlo, tienen que ser condenadas por los defensores de los derechos humanos. No se puede justificar un régimen que lleva 50 años de partido comunista único, con el control de los medios de comunicación, sindicatos verticales, un poder judicial dependiente del Partido Comunista y una economía que pasó de ser la tercera en renta per cápita de América Latina (lo que representaba casi el doble de la de España y era similar a la de Japón) al puesto 21 de América Latina en 2008, con una renta equivalente a la quinta parte de la española.

En los años previos a la Revolución, Cuba ocupaba alrededor del puesto 22 en diferentes índices de desarrollo humano (que miden sanidad, educación, etcétera), frente al puesto 51 del año 2008.

Hay que añadir un exilio que pasó de alrededor del 2% en los años cincuenta del siglo pasado al 15-20% en la actualidad. Y, en estos 50 años, según los registros más conservadores, los fusilados y desaparecidos por razones políticas ascienden a unos 8.291, sin contar los muertos en las guerras en las que Cuba ha participado. Estas serían razones suficientes para condenar sin paliativo la dictadura cubana.

¿Acaso se puede justificar la dictadura de Pinochet, con sus crímenes, porque realizara un referéndum a los 17 años de dictadura y abandonar el poder? ¿O porque dejó a Chile con la mejor economía de América Latina?

Usted es dirigente del Partido Popular (PP) de Madrid. ¿Hasta qué punto la agenda partidista española, vista en clave doméstica desde los principales partidos, interfiere en la efectividad de la oposición a Castro?

Es cierto que formo parte de la Junta Directiva Regional del Partido Popular de Madrid, por dos razones básicamente. Una, por el hecho de ser cubano opositor a la dictadura. Esta es una forma más con la que el Partido Popular de Madrid quiere simbolizar su solidaridad con los demócratas cubanos. Por otro lado, al ser médico de familia y director de un centro de salud, que pueda aportar una visión profesional, al unísono de ser un cubano exilado.

Desgraciadamente, en España la agenda partidista, vista en clave doméstica, no favorece el apoyo a los demócratas del interior de Cuba, que serán los principales actores del cambio hacia la democracia, junto a los reformistas del régimen que quieran ensayar el camino de la libertad, cuando puedan salir del "armario" del miedo.

Trabajo y trabajaré, desde mi posición, para favorecer la mayor unidad posible entre los partidos políticos españoles, al menos en los puntos esenciales de una política hacia Cuba. Por eso, el llamado a la concentración del 1 de febrero en Madrid fue para todos los ciudadanos españoles y todos los partidos políticos. Hasta el día de hoy hemos recibido el respaldo explícito de más de un partido.

En los últimos ocho años se han instalado en España unos 50.000 cubanos. Ya somos casi 100.000. El próximo año la cifra podría aumentar por las concesiones de nacionalidad española que autoriza la Ley de Memoria Histórica. Con respecto a quienes llegaron primero, el actual es otro tipo de "exilio"…

Es cierto que en estos 50 años hay diferencias entre los distintos "exilios", porque son tres generaciones de cubanos, muchos nacidos y formados en ese régimen. Las experiencias vitales de generaciones distintas, y aún más en una dictadura totalitaria que penetra hasta las entrañas del ser humano, marca las conductas, pensamientos, emociones, etcétera.

Pero estoy convencido de que la inmensa mayoría de los cubanos de fuera y dentro saben que ese régimen es un fracaso, que nos ha quitado la libertad y nos ha producido un gran desgarramiento como personas, que formamos una nación y, en definitiva, nos une el deseo de democracia, Estado de derecho y el que nuestra patria salga de esta postración.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Tony Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal CubanaFoto

Tony Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana.